¿Rentar o comprar una propiedad?

Empresario, actuario y financiero con más de 23 años de experiencia en la industria aseguradora mexicana y multinacional. Gracias a su expertise participa como especialista en seguros y finanzas personales en medios de alto perfil y es conferencista para empresas y universidades; además de deportista, biker y amante de los aviones. Su reto es crear conciencia sobre salud financiera para que las personas tengan una mejor calidad de vida.

IG: @manu.garciabon X: @manugarciabon

¿Rentar o comprar una propiedad?
Rentar o comprar una propiedad. Foto: Envato Elements

En un mundo donde las decisiones de vivienda impactan directamente nuestra estabilidad financiera y calidad de vida, la elección entre rentar o comprar una propiedad para vivir es más relevante que nunca. La pandemia de covid ha generado cambios en las preferencias de vivienda.

Por un lado, ha aumentado la demanda de viviendas más grandes y espaciosas debido al aumento del trabajo remoto y la necesidad de espacio adicional para la convivencia familiar. Por otro lado, ha generado incertidumbre económica que puede llevar a algunas personas a optar por la renta en lugar de la compra. En esta nota, se explorarán algunas de las ventajas de ambas opciones para ayudar a tomar una mejor decisión que se alinee con los objetivos y circunstancias de cada persona.

Ventajas de rentar:

  1. Flexibilidad y movilidad: Los contratos a corto plazo permiten adaptarse rápidamente a cambios laborales o personales, sin comprometerse a largo plazo.
  2. Mejor nivel de vida: El alquiler ofrece la oportunidad de vivir en zonas que pueden ser inaccesibles para la compra, mejorando la calidad de vida sin comprometer la estabilidad financiera.
  3. Menor inversión inicial: Los costos iniciales son más bajos, con solo un depósito de garantía y el primer mes de alquiler requeridos, lo que hace que sea accesible para aquellos con poco capital inicial o para los que buscan tener liquidez de su dinero.
  4. Responsabilidad limitada: Como inquilino, no hay responsabilidad por costos importantes de mantenimiento ni por impuestos prediales.

No te pierdas: Cinco ideas para ahorrar en pareja y construir un amor duradero

Ventajas de comprar:

  1. Acumulación de patrimonio: Cada pago de hipoteca acerca a la persona a ser dueño de su hogar, aumentando su patrimonio a largo plazo.
  2. Estabilidad y seguridad: La propiedad del inmueble ofrece estabilidad y seguridad, evitando aumentos de alquiler y la incertidumbre de la venta de la propiedad por parte del propietario.
  3. Hogar personalizado: Como propietario, es posible modificar y personalizar el hogar según los gustos y necesidades individuales, reflejando el estilo de vida de cada persona.
  4. Beneficios fiscales: Los propietarios pueden beneficiarse de deducciones fiscales, como intereses hipotecarios, que reducen la carga impositiva y permiten ahorrar dinero a largo plazo.

En conclusión, la elección entre rentar o comprar una propiedad depende de factores personales y financieros. Ambas opciones tienen ventajas y desventajas, por lo que es importante que cada persona evalúe sus metas a largo plazo, circunstancias individuales y preferencias personales antes de tomar una decisión.

No te pierdas: Preparando el mañana: asegurando el camino de los hijos desde hoy

Síguenos en

Google News
Flipboard
La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales