No me ayudes, compadre Fox
#LaCasadelosEspejos

Periodista. Editor de Política en La-Lista.

No me ayudes, compadre Fox
Imagen de archivo del expresidente Vicente Fox. Foto: EFE/ Centro Fox

Para poder avanzar en su campaña, Xóchitl Gálvez no sólo tiene que quitarse el estigma del PRI, PAN y PRD, sino también tiene que cargar con su padrino político, el expresidente Vicente Fox, el mismo que la invitó a sumarse a su gabinete, donde comenzó en la política.

Se antoja difícil que la hidalguense, por sí sola, pueda minimizar los daños que le causan la mala imagen que tienen los partidos que seguramente la postularán y, además, tenga que cargar con las ocurrencias del exmandatario.

Tan sólo en la semana, Fox pidió quitar los programas sociales, algo que es sumamente impopular. Y además, hizo un comentario antisemita contra Claudia Sheinbaum.

¿Cómo podrá Xóchitl con esta carga?

Xóchitl tendría que hacer algo impensable: deslindarse de todos estos para poder avanzar en la lucha por arrebatarle puntos a las corcholatas de Morena.

Pero hasta ahora no la hecho ni parece querer hacerlo. Un botón de muestra fue su registro ante los diferentes partidos, donde se sacó la foto con el dirigente del PRI, Alejandro Moreno, otro cuya imagen está por los suelos.

Con esta lista de impresentables que tiene la oposición, Xóchitl deberá navegar los siguientes meses.

La apuesta podría ser la desmemoria al postular una candidatura novedosa y disruptiva que ayude al electorado a olvidar el desprestigio que acumulan los partidos tradicionales.

Pero Morena siempre se encargará de hacer una campaña de contraste, en la que cada cosa que proponga Xóchitl, cuestionará por qué no lo hicieron el PRI y el PAN cuando fueron gobierno.

Xóchitl sólo podrá avanzar si logra despegarse de la fama que tienen estos partidos y personajes como Fox, pues de lo contrario su campaña se estancará como la de Alejandra Del Moral en el Estado de México. Aunque no sería testimonial, pues sí daría competencia, tendríamos a una candidata mermada, no por su rival, sino por sus propios impulsores.

No me ayudes compadre Fox, bien podría decirles Xóchitl.

Síguenos en

Google News
Flipboard