Atender desigualdades y reducir brechas de género es imperativo para la economía: Inmujeres
Foto: Gobierno de México.

Atender las desigualdades y reducir las brechas de género son temas imperativos para la economía de México, señaló Nadine Gasman, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

También destacó que la mujeres alzan la voz este 8 de marzo para “recordarle al mundo no sólo las condiciones de desigualdad, sino también nuestra capacidad para luchar por un mundo igualitario”, dijo durante el ponencia “Crecimiento económico con perspectiva de género”, realizada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Lee: #SomosUnaVoz, la carta firmada por más de 2,500 mujeres que exigen a AMLO un alto a su desdén

Destacó que la construcción de un sistema nacional de cuidados impulsará una mayor participación femenina en el mercado laboral, por lo que es necesario construir un modelo de cuidados de quien realmente más lo necesitan; así como implementar proyectos que permitan a las mujeres acceder a un trabajo formal y bien remunerado, y las integre a la inclusión financiera y en general a mejores condiciones.

“El sistema de cuidados debe verse como una inversión, no como un gasto”. Agregó que trabajar en ello es indispensable “no solo por una cuestión de justicia social con las mujeres y las personas dependientes del país, sino también para el armónico funcionamiento de la dinámica económica”.

Esto permitirá avanzar en tres puntos principales:

  • 1) Fortalecer la calidad de la capacitación en materia de cuidados, formación y certificación que mejoren la empleabilidad de las personas cuidador. La expansión de la demanda de trabajos remunerados y de calidad tiene potencial de aliviar los efectos de la crisis económica a través de la generación de esos puestos de trabajo.
  • 2) El desarrollo de empleos donde no existe demanda por ellos. Los programas que brindan un ingreso a cambio de trabajo han probado ser una fuente importante para ls mujeres que no han tenido la oportunidad de integrarse al mundo productivo.
  • 3) Invertir en oportunidades de autoempleo de las mujeres, incluyendo el desarrollo de emprendimientos locales de las mujeres, la capacidad de compra de los gobierno locales, la apertura de mercado de exportación para empresas de mujeres en el marco del T-MEC, nuevas pautas de inclusión financiera, nuevos modelos de emprendimiento social y el e-commerce.

Te puede interesar: La brecha salarial de género: la constante que pone en desventaja a las mujeres mexicanas

“Trabajar en el Sistema Nacional de Cuidados es indispensable, no solo por una cuestión de justicia social con las mujeres y las personas dependientes del país, sino también para el armónico funcionamiento de la dinámica económica que debe construirse tanto con la participación responsable del Estado, como de la iniciativa privada, las familias y las comunidades, cada una en medida de sus atribuciones y posibilidades”

En su intervención, Luis María Alcalde, secretaria del Trabajo y Previsión Social, enumeró los resultados del gobierno en términos de igual y apoyo a las mujeres, señalando por ejemplo, los avances del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, en el cual hay 923,683 becarias a la fecha, es decir, 6 de cada 10 aprendices son mujeres; y el impacto que esto ha tenido en otros temas como la inclusión financiera, ya que 85% de las inscritas nunca había tenido una cuenta bancaria.

Indicó que gracias a una nueva política de salarios mínimos éste ha recuperado el 51% de su poder adquisitivo a nivel nacional, ayudando en la reducción de la brecha salarial; mientras que el avance reformas laborales siguen impulsando la presencia de la mujeres, por ejemplo, que ahora 9 de cada 10 sindicatos con registro federal han adecuado sus estatutos para establecer el principio de proporcionalidad de género.

Lee ahora: 8M | Desigualdad financiera, un pendiente más de México con las mujeres

También señaló que se ha conseguido el apoyo a trabajadoras del hogar, con logros como
eliminar discriminaciones jurídicas e institucionales en beneficio de 2 millones 300 mil mujeres; y que en en 2021 se instaura el salario mínimo profesional (154 pesos).

Mencionó también la implementación del Protocolo contra la violencia laboral, para prevenir, atender y erradicar estas agresiones, y el cual se trabajó en conjunto con Inmujeres, Profedet y centros de trabajo.

Alcalde destacó la reciente reforam en materia de teletrabajo, la cual tiene como uno de sus objetivos que las personas concilien mejor la vida laboral y familiar, pero que también busca regular que no haya un exceso ni condiciones de abuso en estas modalidades.

Por último, señaló los avances en la guía para la instalación y funcionamiento de salas de lactancia, dirigida a los centros de trabajo para que las mujeres pueden ejercer este derecho; y de la norma mexicana en igualdad laboral y no discriminación, una certificación voluntaria que busca favorecer el desarrollo integral de las personas trabajadoras.

“Quedan muchos retos por delante, pero se ha avanzado”, subrayó la secretaria del Trabajo.

Síguenos en

Google News
Flipboard
La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales