8M | Desigualdad financiera, un pendiente más de México con las mujeres
Foto: Pixabay.

México es el país con mayor desigualdad económica, de acuerdo con un reporte que considera a las naciones dentro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), en el que el 20% más rico gana diez veces más que quienes se encuentran en la parte inferior de la distribución del ingreso.

Si se involucra el factor del género, esa proporción entre hombres y mujeres señala además la desigualdad económica y financiera que aún persiste en el país; que si bien ha mostrado avances en la inclusión financiera de la población, las brechas están lejos de cerrarse.

Lee: 8M | Mujeres en México: mayoría y jóvenes, pero sin trabajo

La existencia de desigualdades de género impactan en aspectos como el financiero, el cual se relaciona con el acceso limitado que tienen las mujeres a trabajos bien remunerados y a salarios equitativos, reduciendo su capacidad de resolución financiera y colocándola por debajo de la de los hombres.

“La brecha salarial de género es uno de los grandes pendientes de México, ya que el acceso a un salario equitativo, más oportunidades de trabajo y la apertura de puestos de liderazgo para las mujeres incide directamente en la calidad de vida de ellas y de sus familias”, apunta Andrea Ávila, Brand Manager de Coru.

De acuerdo con datos de esta comparadora en línea de servicios financieros, en el país sólo el 40% de las mexicanas trabajadoras pueden cubrir sin problemas sus gastos básicos del mes, en cambio esta cifra aumenta al 60% en los hombres.

Además, el 91.6% de las mujeres se siente estresado al momento de pensar en sus finanzas personales, en cambio esta cifra es de 82.4% en el caso de los hombres.

Lee también: La-Lista de marchas de mujeres donde se vulneraron sus derechos

Cifras de las Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018 señalan que 46% de las mujeres tiene una cuenta en el sistema financiero, contra 48% de hombres; 3 de cada 10 tienen una afore, mientras que 5 de cada 10 hombres cuentan con una; mientras que 28% delos varones tiene un seguro, en las mujeres esta cifra cae a 23%; Y si bien 35% tiene activos en propiedad, en hombres este porcentaje sube a 58%.

Estas cifras se explican en su mayoría por la brecha salarial existente entre mexicanos y mexicanas, ya que mientras unos perciben una mayor remuneración, la otra parte obtiene menos, lo que limita sus opciones de ahorro al tener que atender sus necesidades financieras inmediatas.

La principal razón por la que una mujer no tiene una cuenta transaccional de ahorro son los ingresos insuficientes, señala el estudio “Los servicios financieros en México con perspectiva de género: Avances y áreas de oportunidad”, realizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“Si los ingresos de las mujeres son inestables, intermitentes o bajos y esto constituye un motivo para no tener una cuenta (…) también puede ser un motivo para preferir el ahorro informal. Los ingresos de las mujeres, y más si no están trabajando con un empleo fijo, pueden ser un motivo para preferir mecanismos informales de ahorro (alcancía, tandas, etc.), ya que los productos de ahorro informal carecen de las restricciones de saldo mínimo o frecuencia”, apunta el estudio.

Las metas de ahorro tienen ventajas financieras significativas; sin embargo, éstas dependen en gran medida del nivel de ingresos y la capacidad de llegar a fin de mes con números positivos, explica Coru.com.

Te puede interesar: No estamos ocultando cifras sobre violencia contra las mujeres: Conavim

De acuerdo con la OCDE, las mujeres en México ganan en promedio 18.8% menos que los hombres. Pero el estudio “La brecha salarial en México”, realizado por la empresa Runa, revela que esta cifra sería aún mayor y que la diferencia de salarios podría ir de entre 26% y 50%.

En México, sólo una cuarta parte de la población tiene ahorros para cubrir sus gastos por al menos tres meses, pero de todos los sectores económicamente activos, las mujeres son las que tienen más dificultades para ahorrar: Coru estima que el 70.1% de ellas no tiene un fondo de ahorro de emergencia.

El Banco Mundial señaló que si las mujeres tuvieran igualdad de oportunidades para desarrollar todo su potencial, el mundo no solo sería más justo, sino también más próspero.

La igualdad de género no es un proceso a corto plazo, destaca Coru, y requiere una fuerte voluntad política y un esfuerzo concertado de parte de los gobiernos, la sociedad civil y las organizaciones internacionales, entre otros; sin embargo, las reformas legales y regulatorias pueden desempeñar un papel fundamental, siendo un primer paso importante.