Lorenzo Córdova pide desestimar denuncia contra consejeros: Es autoritarismo
Lorenzo Córdova, reclamo al presidente de la Cámara de Diputados. Foto: Especial

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) desestimar la denuncia contra los consejeros que avalaron posponer la consulta de revocación de mandato.

“Es cierto que la presión social de académicos, formadores de opinión, asociaciones gremiales, organizaciones sociales, actores políticos y hasta del Presidente de la República obligaron a quién preside la Cámara de Diputados a rectificar, qué bueno que lo haya hecho, sin embargo, las denuncias penales contra los servidores públicos se persiguen de oficio y hoy siguen su curso ante la Fiscalía General de la República, ojalá pronto se enmiende el error y se desestimen esas denuncias”, comentó el funcionario federal por la demanda que interpuso la Cámara de Diputados -a petición de su presidente  el morenista Sergio Gutiérrez Luna- en contra de seis consejeros y el secretario técnico del INE por sus supuesta responsabilidad en los delitos de coalición de servidores públicos y abuso de autoridad.

Lorenzo Córdova, quien está entre los denunciados, acuso que esa acción es autoritaria y criminaliza el derecho a disentir.

“Es grave que el presidente de un poder, en el que además está representada la pluralidad de la nación, haya recurrido a denuncias penales para tratar de encarcelar a quienes no opinamos igual que él. Es un acto que recuerda las peores prácticas de los regímenes autoritarios (pues) perseguir a servidores públicos, por tomar acuerdos y recurrir a otros poderes para tratar de cumplir con sus responsabilidades legales, implica criminalizar el derecho a disentir”, dijo Córdova en un video compartido en sus redes sociales.

El titular del INE consideró que la denuncia ante la FGR es “muy grave” y “traspasó una frontera que debería ser infranqueable y en la que se sustenta todo el arreglo democrático”, pues “se quiso usar el brazo penal del estado para amedrentar y amenazar a miembros de un órgano del mismo Estado por el simple hecho de que piensan distinto”.

Lorenzo Córdova agregó que el proceso de la consulta de revocación de mandato continuará y actualmente se está en el proceso de validación de firmas de apoyo para determinar si se cumplió con los requisitos legales.