Senado aprueba reforma militarista con votos de Morena, aliados, priistas y perredistas
Fotografía: Facebook

El pleno del Senado de la República aprobó el dictamen de la reforma militarista al artículo 5 transitorio constitucional en materia de Guardia Nacional para extender la presencia de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública hasta 2028.

La votación terminó con 87 votos a favor, 40 en contra y ninguno en abstención, por lo que alcanzó las dos terceras partes para aprobar una reforma constitucional.

Entre los priistas y perredistas que votaron a favor de la reforma militarista: Eruviel Ávila, Sylvana Beltrones, Carlos Humberto Aceves del Olmo, Manuel Añorve Baños, Ángel García Yáñez, Nuvia Mayorga Delgado, Jorge Carlos Ramírez Marín, Mario Zamora, Antonio García Conejo y Miguel Ángel Mancera.

Durante la discusión la senadora del PAN, Lilly Téllez tachó a los legisladores de Morena de ser “hienas y bola de corruptos” por estar a favor de mantener al Ejército en las calles.

La senadora de Morena, Lucía Trasviña Waldenrath subió a la tribuna para encarar a la panista y le dijo: “Yo no soy hiena, respétame”.

Tras este episodio subió a la tribuna la senadora del PRI, Claudia Ruiz Massieu Salinas, quien adelantó su voto en contra de la reforma militarista por congruencia a sus convicciones.

“Reconozco que el oficialismo fue muy eficaz para incorporar cambios suficientes y construir la mayoría calificada, pero a mí y a muchos senadores no nos lograron convencer de que ahora sí habrá voluntad política de cumplir con los compromisos que construimos en 2019 (…) por eso se me hace imposible acompañar este dictamen”, sostuvo la priista.

“No hemos visto la voluntad del gobierno federal para fortalecer las policías y que poco a poco los militares regresen a sus funciones constitucionales”, abundó.

El coordinador de senadores del PAN, Julen Rementería del Puerto, acusó al gobierno federal de presionar y ofrecer dinero a senadores para alcanzar las dos terceras partes y así aprobar el dictamen.

“Ofrecimientos que son verdaderamente indignos, pensar en llegar con un senador de la República y tenerles que ofrecer dinero ¿De qué estamos hablando? El gobierno teniendo que ofrecer dinero a cambio de votos”, denunció.

“¿No que eran diferentes o que no eran lo mismo? Son peores”, subrayó.

Por su parte, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, Ricardo Monreal Ávila, negó las acusaciones de Rementería del Puerto y llamó a los senadores que presuntamente recibieron presiones a denunciarlas públicamente.

“A nombre del grupo de Morena rechazamos todo tipo de insinuaciones sobre presiones, amenazas y actos ilegales, sería una cobardía y una conducta antiética que no lo denuncien”, comentó.

“¿Por qué no denuncian quienes han recibido amenazas? Tienen inmunidad procesal y son senadores ¿Por qué callarse y no actuar con valentía frente a la sociedad? Mucho se los agradecerá México”, cuestionó.

Monreal Ávila detalló que hasta la noche del domingo los senadores de Morena y aliados habían llegado a un acuerdo con los legisladores de oposición en once de los trece puntos, a fin de aprobar por unanimidad la reforma constitucional.

“Sólo dos puntos quedaban por resolver (…) Al bloque le aceptamos once de trece puntos, pero se levantaron el domingo en la noche”, indicó.

Mientras, el coordinador de senadores del PRD, Miguel Ángel Mancera Espinosa, fue uno de los legisladores de oposición que se manifestó a favor del dictamen, pues consideró que incluían los cambios necesarios para darle un marco jurídico a la actuación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

“No se puede regatear que se mejoró el documento y tiene adiciones importantes y se da un marco constitucional. Por eso y porque yo tengo una convicción con las Fuerzas Armadas, que no es de hoy, voy a acompañar esta propuesta para que tengan mejores condiciones y puedan cumplir con su tarea”, dijo.

“Puede haber muchos (militares) que no enderecen su camino, pero son más los que están arriesgando su vida todos los días, hombres y mujeres del Ejército y la Marina, para ellos mi respeto y reconocimiento”, agregó.

En tanto, el senador de Movimiento Ciudadano (MC), Clemente Castañeda se mostró en contra de la reforma militarista y apuntó al gobierno federal de “no hacer nada” para combatir la inseguridad que azota al país.

“Nuestro voto no es en contra de las Fuerzas Armadas, nuestro voto es contra la ineptitud y contra la indolencia de quienes han desperdiciado el tiempo para atender un problema elemental. Nuestro voto es contra la negligencia del poder civil que no ha sabido enfrentar el problema con determinación y de seguir prolongando una estrategia de seguridad fallida”, resaltó.

El senador del Grupo Plural, Emilio Álvarez Icaza Longoria, reiteró la propuesta que hicieron algunos senadores de oposición en comisiones, y enfatizó que el dictamen aprobado “abre la puerta a sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos”.

“Nosotros le presentamos al gobierno una ruta del cómo sí y lo que nos han entregado es una versión light y descafeinada de un modelo que atendía lo sustantivo”, aseguró.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales