“Ellos sí que inventan”: Layda Sansores rechaza que conversaciones filtradas sean reales
Layda Sansores se defendió de las filtraciones que publicó Proceso. Foto: Facebook

La gobernadora de Campeche, Layda Sansores San Román, desestimó las filtraciones de chats publicadas por el semanario Proceso sobre la participación de su sobrino Gerardo Sánchez Sansores en el gobierno de Alejandro Moreno, actual dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“Ellos sí que inventan. Estuve leyendo unos chatcitos, pero ellos sí que son imbéciles, no tienen gracia (…) hubiesen investigado (…) da vergüenza Proceso”, dijo la gobernadora durante la transmisión de su programa “Martes del Jaguar”.

La filtración de Proceso se publicó antes de que iniciara la transmisión del programa, mismo en que Layda Sansores exhibe supuestas conversaciones que involucran a su antecesor, “Alito” Moreno, en posibles actos de corrupción. 

De acuerdo con el semanario, conversaciones de WhatsApp de Sansores detallan cómo su sobrino Gerardo Sánchez y la esposa de este, América del Carmen Azar Pérez, se ganaron la confianza del entonces gobernador de Campeche para desviar dinero del erario hacia la campaña de Morena en el estado.

Durante la administración de “Alito” Moreno, Gerardo Sánchez habría pertenecido a su círculo cercano, tal como revelan los supuestos chats. Mientras que en el gobierno de Carlos Miguel Aysa –sucesor del líder priista–, América Azar Pérez fue secretaria de Finanzas y, según la conversación publicada por Proceso, aprovechó el cargo para desviar el dinero.

“No me creíste cuando te dije que era importante que yo estuviera en el equipo de confianza de Alito. Hoy los resultados saltan a la vista”, le escribió Sánchez”, se lee en uno de los supuestos mensajes que habría enviado Gerardo Sánchez a su tía. 

Al respecto, Layda Sansores comentó este martes que las fechas presentadas por el medio “no cuadran”, pues su sobrina política, afirmó, ya no era funcionaria del gobierno de Campeche cuando iniciaron las campañas. 

“Cuando fue la campaña (en Campeche) fue dos años después, la esposa de Gerardo ya no era secretaria de Finanzas, no sé cómo pudo haber sacado dinero después (del cargo) para dárselo a Morena, no había elecciones cuando ella estuvo (en la administración pública)”, sostuvo la gobernadora.