Retrasos, interrupciones…: Mujeres reportan cambios en su menstruación tras la vacuna contra el Covid-19
Foto: Polina Zimmerman en Pexels.

Nemiye Pérez, de 36 años, de Perú, tuvo que usar tampón y toalla sanitaria al mismo tiempo por el sangrado extremo; Fernanda Buquet, de 23 años y residente de México, notó un leve flujo con sangrado a la mitad de su ciclo menstrual y cólicos inusuales, y Daniela Álvarez, de 24 años, originaria de Chile, sufrió de sangrado ininterrumpido durante todo un mes. La primera fue vacunada con Pfizer, mientras que las últimas dos con Sinovac.

Conforme la vacunación contra el Covid-19 avanza en las distintas regiones del mundo, cada vez más mujeres reportan haber sufrido alteraciones en su ciclo menstrual después de haber sido vacunadas contra la enfermedad. 

A Nemiye, por ejemplo, le aplicaron la vacuna anticovid en el mes de junio. Los efectos en su ciclo menstrual iniciaron días después de recibir la primera dosis. Con un dolor “tremendo”, la peruana notó que la cantidad de flujo menstrual había aumentado considerablemente desde su última menstruación y lo que antes eran dolores controlables se habían convertido en la razón por la que exigió a su ginecóloga realizarle exámenes para descartar cualquier enfermedad. 

“Le dije a mi mamá: ‘me voy a morir’. El dolor era tan grande que pensé en ir a emergencias porque no tenía idea de qué me estaba pasando, era algo imparable, no dejaba de doler, pensaba que me iba a dar un infarto o algo. Tomé pastillas para el dolor ese primer día y me quedé dormida creo que llorando de dolor con una bolsa de agua caliente”, relata Namiye a La-Lista.

La respuesta de su médico fue la misma que han recibido muchas otras mujeres en la misma situación: “puede ser derivado de la vacuna, pero no podemos confirmarlo”.

Debido a que las vacunas contra el Covid-19 son relativamente nuevas, al igual que la enfermedad, hasta el momento no hay información precisa sobre los posibles efectos que podría generar la inoculación en los ciclos menstruales de las mujeres. Sin embargo, usuarias de redes sociales han reportado desde sangrados abundantes que pueden durar semanas, hasta la ausencia, adelanto o retraso de la menstruación, así como sangrados intermenstruales. 

Dichos efectos serían independientes del tipo de vacuna anticovid, asociándose de manera general a la vacunación

La ginecóloga obstetra Julieta Gutiérrez explica que estas alteraciones también pueden presentarse después de haber tenido Covid-19 y podrían durar meses, pero en el caso de la vacunación, el ciclo menstrual puede alterarse en el primer mes después de recibir la primera o segunda dosis, y debería normalizarse de manera posterior.

“Por la propia enfermedad y por un estado de estrés al que se somete el cuerpo, se ha visto que las pacientes poscovid pueden llegar a tener retrasos del ciclo menstrual hasta por incluso varios meses”, recalca. 

Aunque explica que hay muchos otros factores que podrían estar relacionados con las alteraciones en la menstruación, como temas hormonales, alteraciones en la tiroides, algún episodio traumático de la paciente, la mala alimentación, la obesidad y también los estados de anorexia, bulimia o peso bajo. 

Proyecto EVA

Uno de los análisis más sonados sobre el tema es el de la investigadora Laura Baena, el Proyecto EVA, con el que intenta conocer, a través de una encuesta, el porcentaje de mujeres afectadas en su menstruación e investigar los parámetros serológicos que estarían detrás, así como la diferencia entre vacunas y síntomas. 

El estudio nació en el Departamento de Enfermería de la Universidad de Granada, en España. Incluye a personas que no hayan sido vacunadas con el objetivo de comparar sus ciclos menstruales tras la administración de la primera y la segunda dosis de la vacuna contra Covid-19

Además, incluye un cuestionario para mujeres que ya recibieron la vacunación completa para identificar en qué vacuna estos efectos son más comunes, y a través de extracciones de sangre, intenta identificar si hay algún nivel serológico que pueda alterarse como parte de los efectos.

Al respecto, Gutiérrez indica que en este tipo de estudios es esencial eliminar los factores confusores y asegurar que las pacientes que refieran estas alteraciones previamente hayan sido sanas. 

“Faltan muchos estudios científicos que puedan identificar cuáles son las alteraciones puntuales o cuál es el mecanismo por el cual se están llevando a cabo”, explica la experta. 

Esta falta de estudios científicos impacta directamente en la salud de las mujeres, que expresan temor y confusión por no tener certeza de la causa detrás de los cambios que está experimentando su cuerpo. 

“Ha sido preocupante. Yo soy asmática y el médico me dice que me tengo que poner la tercera dosis de refuerzo y ya no me da confianza (…) Tanta desinformación por parte del gobierno y de las autoridades responsables termina por preocuparte, porque es como ¿lo hago?, ¿no lo hago?, ¿está bien?, ¿está mal?, ¿están experimentando conmigo?”, se cuestiona Álvarez. 

Tras haber tenido sangrado constante durante un mes, sus miedos aumentan después de que su abuela, de 90 años, tuvo una trombosis poco tiempo después de recibir la segunda dosis de la vacuna. 

En el caso de Fernanda Buquet, por ejemplo, las alteraciones únicamente se dieron en el primer ciclo menstrual después de la vacunación, y actualmente reporta que su ciclo se ha normalizado. 

Hay que seguir vacunándose

Sin embargo, aunque existen muchas dudas y poca información sobre estos efectos derivados de la vacuna anticovid, la ginecóloga Julieta Gutiérrez remarca la importancia de seguir con la vacunación y que todas las mujeres candidatas reciban protección contra la enfermedad

“Estos efectos no impactan a largo plazo, no te impactan en fertilidad, en reproducción, en tus ciclos menstruales posteriores. Todas se tienen que vacunar”, indica. 

Agrega que “siempre se tiene que hacer el riesgo-beneficio, y obviamente el beneficio de la paciente es mayor al tener inmunidad contra le enfermedad”. 

Por ello, recomienda que mientras más estudios salen a la luz y se tiene más información sobre el tema, es importante que las mujeres lleven una calendarización exacta de sus ciclos menstruales. 

“Cualquier alteración que noten que se prolongue más allá de dos o tres meses o menstruaciones que no aparezcan o que estén apareciendo muy abundantes, eso siempre se tiene que revisar con un ginecólogo porque no solo hay causas hormonales, hay causas anatómicas, hay muchas causas que pueden causar alteraciones en sus ciclos menstruales”, dice. 

Por otra parte, la peruana Nemiye Pérez recalca que es importante informar a la sociedad sobre estos posibles efectos como parte de la información complementaria sobre las vacunas anticovid, pero “sin colaborar con estas ideas fatalistas de los movimientos antivacunas”.