Así es como Netflix quiere seguir dando show en México a 10 años de su llegada
©Foto: Angélica Escobar/La-Lista.

Netflix cumplirá 10 años de presencia en México y, pandemia o no, busca refrendar su posición de liderazgo en el mercado nacional, enfrentando una mayor competencia y nuevos desafíos para conservar la posición de privilegio entre los espectadores y sus bolsillos.

Uno de los principales factores por los que hoy Netflix es el líder del streaming en México es sencillo: fue el primero en llegar, coinciden los analistas consultados.

“Tuvo el beneficio de ser el primero en incursionar y entrar tan fuerte en el mercado. Se volvió en un genérico de las plataformas OTT (Over The Top); y tuvo una coincidencia con el mercado mexicano, que fue el ancho de banda,. Coincidió con que más hogares y oficinas dieron para expandirlo, y ha sido a la vez un driver para la contratación de servicios de internet”, señala Ernesto Piedras, CEo y director general de The Competitive Intelligence Unit (CIU).

Lee también: La economía de Netflix, tan sólida que podría ser…un país

Efrén Páez, especialista en el sector de telecomunicaciones, destaca que “la mejora en el ancho de banda fomenta los servicios de internet en general, incluido el streaming”, y en ese rubro ha habido avances interesantes: hoy cerca del 70% de las líneas de banda ancha del país ya tienen una velocidad de hasta 100 MB por segundo, cuando antes de la reforma del sector en 2013 esa cifra era de entre 20 y 30%.

Y desde ese punto de partida su labor ha consistido en mantenerse en la posición de liderazgo, para lo que ha echado mano de su oferta de contenido, la apuesta por producciones de calidad y sobre todo con sello local; así como un modelo de negocios que constantemente se adapta a las necesidades del mercado.

Hace casi una década, en septiembre de 2011, la plataforma dirigida por Reed Hastings comenzó sus operaciones en México y otros países de la América Latina, trayendo al mercado mexicano por primera vez una oferta en streaming, que contaba con un amplio catálogo de producciones extranjeras y locales -en esencia de Televisa y TV Azteca-, y un precio inicial de 99 pesos.

Pero no sólo esto jugó a favor de Netflix, ya que también las mejoras en el sector de las telecomunicaciones en el país han permitido que los servicios de internet en general, incluido streaming, tuvieran una mejor penetración del mercado siendo más accesibles para millones de usuarios, coinciden los analistas consultados.

También lee: Disney+ entra a la batalla por los ojos (y los pesos) de las audiencias de América Latina

Para Radamés Camargo, Analysis & Communications Coordinator de The CIU, entre los factores está el bajo precio en sus inicios, lo que permitió crecer rápidamente su base de usuarios; y que llevaron a la consolidación del mercado de plataformas de video bajo demanda por internet, no sólo de Netflix; que incluso hoy sigue siendo un elemento que hace que la gente pruebe otros servicios, como Amazon Prime Video o Disney+.

Asimismo, destaca que su amplio catálogo, que a pesar de los esfuerzos de otras plataformas como Disney+ o HBO Max no han podido igualar, también es un diferenciador clave de Netflix, así como su experiencia de usuario: “Tiene varias formas de hacer ver al usuario el contenido nuevo y el contenido relevante para él y cada vez le están sumando más. Es una de las plataformas que más le ha invertido a esto”.

Te puede interesar: La Lista de ganadores y perdedores de la pandemia

Un año de récords

La pandemia llevó a Netflix la esperada cifra de los 200 millones de suscriptores en el mundo, la cual se veía cada más más cercana conforme avanzaba el tiempo y las medidas de confinamiento incluso se recrudecían.

Tan sólo en el primer trimestre del año pasado tuvo un crecimiento de 16 millones de usuarios que pagan por su contenido, “el mayor aumento en un trimestre desde sus 13 años de historia”, como señaló la plataforma de streaming en su reporte financiero de ese periodo.

A pesar de que su impulso perdió fuerza conforme se relajaron las medidas de confinamiento y aumentaron los competidores, en el segundo trimestre del año pasado, cuando el Covid mantenía a millones en sus casas, sumó 10 millones más de abonados, así como 2.2 millones más en los tres meses que le siguieron. Un total de 28.2 millones en los primeros nueves meses de 2020.

Sin embargo, la cifra más esperada se dio en el cuarto trimestre de 2020, cuando la compañía registró un total de 203 millones de suscriptores. Netflix ganó en términos netos 8.5 millones de abonados entre octubre y diciembre, llevando a 37 millones el total durante el año pasado, superando los 28 millones que consiguió durante 2019.

Y los usuarios en América Latina fueron parte de ello. En 2018, Netflix tenía unos 17.6 millones de usuarios de paga en Latam, mientras que en 2019 rondaba los 31.5 millones. Ahora, un reporte de Statista, estima que al cierre de 2020 el número de abonados a Netflix en la región supere los 34 millones.

Lee ahora: A pesar de rezagos en estrenos, el cine se alista a regresar con fuerza en 2021

10 años al frente del mercado

En México, a casi 10 años de su llegada -que cumplirán en septiembre de este 2021-, el dominio de esta plataforma sigue vigente. Una encuesta de Statista sobre las plataformas de video en streaming más populares durante 2020 coloca a Netflix a la cabeza con 89%, seguida de la gratuita YouTube, con 82.5%, pero con una amplia ventaja sobre otra opción de pago como lo es Amazon Prime Video, que obtuvo el 45% en dicho sondeo.

El 82% de los mexicanos se ha suscrito al menos a una plataforma de streaming en 2020, según un reporte de Sherlock Communication sobre el consumo de servicios de streaming en América Latina.

Netflix sigue a la cabeza, ya que cuenta con el 36% de participación de mercado en el tercer trimestre; 14% por encima de Amazon Prime Video y prácticamente 2.5 veces más que Claro Video, el tercer jugador en el país, según cifras de Just Watch.com.

Los retos del líder

Si bien Netflix festejará su décimo aniversario en México como líder del mercado, su posición no está asegurada, y tendrá que hacer frente a diversos retos para seguir siendo el rey del streaming en el país.

Uno de esos desafíos, y el más notorio en los últimos meses es el crecimiento de la competencia con la llegada de más jugadores, y uno es Disney+, la plataforma que hizo su aparición en México a finales de 2020 y ha mostrado un crecimiento que en menos de un año lo pone en un lugar envidiable en el tablero de juego. A un año de su lanzamiento a nivel global, ya cuenta con más de 73 millones de usuarios en todo el mundo, según su reporte del tercer trimestre; y las proyecciones anticipan que cerró el año pasado cerca de los 100 millones de abonados, casi la mitad de Netflix, pero en un periodo mucho más corto.

Aunado a esto, el mercado verá una aceleración en la de rotación de usuarios, es decir, cuando cambian de una plataforma a otra, explica Radamés Camargo, ante el arribo de nuevos jugadores, y un gancho importante para atrapar al usuario será el periodo de prueba y los precios bajos.

De igual manera, entre los desafíos para Netflix y el resto de los jugadores se encuentran como hacer más democrático el acceso a estas plataformas y cómo luchar contra la práctica de los usuarios que contratan diversos servicios e intercambiar sus accesos para tener un catálogo más amplio: “Eso es muy importante para todas las empresas”.

Encontrar nuevos modelos de negocios, considera Gonzalo Rojón, director de dicha consultoría, también será uno de los principales retos para evitar que la llamada rotación de usuarios, lo cual ya entendieron algunas plataformas y a través de descuentos adicionales para planes anuales están frenando que sus usuarios se vayan mes con mes a la competencia. “Vamos a ver muchas de estas acciones para tratar de retener a sus clientes”.