Síguenos

 

Deportes

‘Vivimos todos los días bajo el supremacismo blanco’: jugadores de la NBA

Hubo sorpresa con la invasión del Capitolio de seguidores de Trump. Pero los atletas afroamericanos están acostumbrados a las muestras de supremacismo.

Russell Westbrook, exjugador estrella de la NBA, durante una marcha de protesta de Black Lives Matter en junio de 2020.Foto: Marcio José Sánchez/AP

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

El silencio de la derecha es ensordecedor. Desde los evangélicos conservadores que rezaron por la reelección de Donald Trump, y las multitudes de All Lives Matter y Blue Lives Matter, hasta los haters de Kaepernick y aquellos que menospreciaron a los manifestantes de Black Lives Matter por ser ‘criminales violentos’. Después de la invasión del Capitolio de las multitudes de seguidores de Trump para intentar dar un golpe de estado, las mismas personas que se apuraron a condenar las protestas pacíficas contra el racismo guardaron silencio, o culparon descaradamente a los grupos antifascistas, antifa, de los sucedido.

Los eventos en Washington, DC, realmente no deberían sorprender a nadie. Trump promovió el rally de ‘Stop the Steal‘, que culminó con la invasión, por medio de Twitter como si fuera la promoción de una pelea de pago por evento, y le prometió a sus seguidores: “Estaré ahí. ¡Será un día histórico!” Lo publicitó. Lo motivó.

También lee: Es el momento de irse a casa: Donald Trump a simpatizantes que tomaron el Capitolio de EU

Y aún así, la reacción de muchas partes de Estados Unidos fue sorprenderse porque los supremacistas blancos invadieron el corazón de la democracia estadounidense sin muchos obstáculos, lograron pasear por el Capitolio como si fuera su reino privado.

Pero nada de eso sorprendió a los jugadores de la NBA, de los cuales el 80% son de raza negra y viven los efectos del supremacismo blanco todos los días. Ni la violencia en el Capitolio, ni la elección de Trump en 2016, ni sus descripciones obscenas de grandes partes de África, ni los asesinatos de la policía de George Floyd y Breonna Taylor, ni la absolución de los policías que le dispararon a Jacob Blake. De hecho, una de las pocas personas blancas que no se sorprendió fue el coach de los Golden State Warriors, Steve Kerr, quien ha pasado la mayor parte de su carrera entre personas negras. “De repente millones de personas cuestionan una elección legítima, incluyendo a muchas personas que lideran nuestro gobierno, porque hemos decidido, en los últimos años, que las mentiras están permitidas”, dijo el miércoles por la noche. “Esto es lo que somos. Cosechas lo que siembras”.

Más tarde, el base de los Boston Celtics Jaylen Brown explicó (como si todavía se necesitaran explicaciones) cómo las personas negras viven cada día bajo la supremacía blanco.

“Me recuerda a lo que dijo el Dr. Martin Luther King, sobre las dos naciones diferentes. En una, te matan por dormir en tu auto, vender cigarrillos o jugar en tu jardín”, dijo. “Y en otro Estados Unidos, pueden invadir el Capitolio sin gas lacrimógeno ni arrestos masivos, nada de eso. Entonces, creo que es obvio: es 2021, no creo que las cosas hayan cambiado. Queremos reconocer eso. Queremos forzar los cambios que buscamos. Pero hasta ahora, no los hemos visto. Queremos mantener vivas las conversaciones y hacer nuestra parte”.

Jaylen tiene toda la razón. Hemos observado una y otra vez a la mayoría del país justificar los asesinatos de la policía, uno tras otro. Terence Crutcher en Oklahoma; Tamir RIce de 12 años en Cleveland; Eric Garner en Nueva York; Philando Castile y George Floyd en Minnesota; Breonna Taylor en Kentucky; Jacob Blake en Wisconsin. La entristecedora lista es mucho más larga.

Como discutimos en mi show, The Collision, la policía elige detener y utilizar técnicas de tranquilización con las personas blancas, como vimos el miércoles en el Capitolio. Pero cuando se trata de hombres, mujeres y niños de raza negra, primero disparan y después hacen las preguntas. Todos los observamos permitir que los terroristas domésticos blancos invadieran el Capitolio, simplemente entraron como si fuera un paseo escolar. Los trataron con tanto cuidado, a diferencia del gas lacrimógeno y las municiones de goma que utilizaron contra las protestas de Black Lives Matter en el verano. Como me dijo Chuck Modiano, periodista de Deadspin, que estuvo presente en el Capitolio: “Yo pensé que el gas lacrimógeno estaba en camino porque he cubierto las protestas en DC durante siete meses, y la cantidad de provocación para que te rocíen es tan pequeña como una botella de agua. A esto estoy acostumbrado, con eso tenían que lidiar los afroamericanos de DC. Estoy impactado con la falta de acción de la policía porque esto era muy fácil de prevenir”.

Quien quiera que todavía tenga complicaciones para reconocer el privilegio blanco después de lo que vimos esta semana simplemente está en negación. Los jugadores afroamericanos de la NBA lo saben, es lo que han visto toda su vida. Y utilizan su fama para esparcir el mensaje entre todos los estadounidenses y todo el mundo, esperando que algo cambie, Por eso los Milwaukee Bucks y los Detroit Pistons se arrodillaron al inicio del juego la noche del miércoles. Por eso Colin Kaepernick se arrodilló en primer lugar.

Después del juego de Golden State del miércoles, Draymond Green se dirigió a los medios.

“Dejen de describir (a los invasores del Capitolio) de la misma forma que describen a alguien que sólo se para a cantar ‘queremos justicia, queremos paz’ “, dijo. “Dejen de usar la misma palabra, es una falta de respeto y es lamentable que les sigan diciendo manifestantes … son terroristas”.

Draymond tiene toda la razón. Nadie exige que la policía le dispare a los seguidores de Trump. Exigimos que la policía no nos dispare como no le disparan a ellos. Eso no es mucho pedir. Sólo pregúntenle a nuestro próximo presidente.

*Etan Thomas jugó en la NBA entre 2001 y 2011. Ha publicado poesía, es un activista y un conferencista motivacional.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Deportes

Luciana Alvarado, de solo 18 años, es la primera gimnasta costarricense en participar en unos Juegos Olímpicos en la historia y es 50% afrodescendiente.

Actualidad

Desde el posible espionaje del software Pegasus al círculo cercano del presidente de México, López Obrador, hasta el viaje de Jeff Bezos al espacio...

Mundo

El marco se produce cinco meses después de que una turba violenta atacó el Capitolio, pero se cuida de permanecer 'ideológicamente neutral'.

Entrevista

Norma Torres, la única legisladora nacida en Centroamérica, solo aprobará una estrategia de desarrollo para esa región si hay un plan efectivo contra la...

Publicidad