Exclusiva: La EPA revertirá la postura de Trump en un intento de combatir el racismo ambiental
Una planta de fertilizantes en Donaldsonville, Louisiana. Fotografía: Bryan Tarnowski / The Guardian

Michael Regan, director de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos, busca revivir los esfuerzos para confrontar el racismo ambiental al ordenar que la agencia ejerza presión sobre la contaminación que afecta desproporcionalmente a las personas de color.

El miércoles, Regan emitió una directiva al personal de la EPA para “infundir principios y prioridades de equidad y justicia ambiental en todas las prácticas, políticas y programas de la EPA”. El memo exige que la agencia utilice todo “el conjunto de políticas y herramientas legales a nuestra disposición” para asegurar que las comunidades vulnerables estén al frente cuando se emitan los permisos para instalaciones contaminantes o la limpieza después de los desastres.

La directiva dice que debe haber mejores consultas con las comunidades afectadas e indica que la EPA será más ruda con las compañías que violen los mandatos de contaminación de aire y agua. El memo de Regan llama a la EPA a “fortalecer las sanciones por violar los estatutos ambientales imprescindibles y las leyes de derechos civiles en las comunidades sobrecargadas de contaminación”.

Lee también: Tras récord de contaminación, mejora la calidad del aire en CDMX

Las sanciones contra violaciones por contaminación se desplomaron bajo la administración de Donald Trump, e incluso la EPA suspendió las inspecciones de rutina en algunas instalaciones mientras la pandemia de Covid-19 azotaba a Estados Unidos el año pasado.

La falta de intervención federal exacerbó aún más la antigua desigualdad donde las personas más pobres y las comunidades de color en EU tienen muchas más probabilidades de exponerse a contaminantes peligrosos. La pandemia sólo ha empeorado esta situación, y las investigaciones muestran que las personas con exposición crónica a los contaminantes atmosféricos sufren las peores consecuencias del Covid.

Años de decisiones discriminatorias sobre la construcción de carreteras e instalaciones industriales han llevado a las personas negras a exponerse un 38% más a los aires contaminados que las personas blancas, y la exposición a toxinas de autos y camiones en partes de EU es dos tercios mayor que para las personas blancas. Los niños negros tienen cinco veces más porobabilidades de ser hospitalizados por asma que los niños blancos.

“La EPA se ha enfocado en la justicia ambiental por más de 30 años, pero aunque hemos progresado, aún falta mucho por hacer”, dijo Regan a The Guardian. “No hemos servido a las comunidades al nivel que merecen. Tenemos que enfocarnos más en nuestros esfuerzos para proteger a todas las comunidades, sin importar el dinero en sus bolsillos, su raza o su código postal”.

El administrador de la EPA dijo que utilizará la autoridad de la agencia “hasta la máxima extensión para proteger la salud pública, particularmente en las comunidades vulnerables. Las sanciones son una parte crítica, seré justo pero duro en términos de lo que la agencia debe hacer”.

Joe Biden ha solicitado a todas las agencias federales desarrollar políticas de justicia ambiental y prometió que el 40% de los gastos de clima e infraestructura se destinarán a las comunidades en desventaja. No obstante, los activistas han advertido que la administración tiene mucho por hacer para eliminar desde la raíz el legado de racismo ambiental que abarca generaciones enteras.

Lee: La contaminación atmosférica provocará migraciones masivas, según expertos

“Trump agotó a la EPA pero estos problemas no comenzaron con Trump”, dijo Peggy Shepard, directora ejecutiva de We Act for Environmental Justice.

Las emisiones de los grandes camiones son una prioridad, el plomo en el agua es una prioridad, las pinturas que todavía contienen plomo son una prioridad. Hay mucho por hacer y necesitamos hacer más que solo conformarnos con los desmantelamientos. Tenemos que examinar realmente el sistema regulatorio completo si de hecho estamos comprometidos con los fuertes estándares de salud pública en el país”.