Síguenos

 

Tecnología

Hombres cohete: Bezos, Musk y Branson luchan por la supremacía espacial

Los expertos dicen que tres multimillonarios volcaron el modelo tradicional de viajes espaciales tripulados y le dan forma a una nueva y emocionante era

Jeff Bezos en 2017, con su cohete Blue Origin. El sábado se dio a conocer el ganador de una subasta por un asiento para acompañar a Bezos y a su hermano Mark en su gran aventura espacial. Foto: Chuck Bigger / Alamy

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Fue una semana donde dos multimillonarios con objetivos espaciales forcejearon de nuevo dentro de su futurista juego de competición cósmica. Y en esta ocasión, inusualmente, Elon Musk, director general de Tesla y otras compañías, no participó. 

La declaración de que Jeff Bezos, fundador de Amazon y el hombre más rico del mundo, se dirigirá al espacio el próximo mes, en el primer lanzamiento tripulado de su cohete Blue Origin New Shepard, fue seguida de inmediato por una aparente filtración desde el interior del imperio de Virgin Galactic de Richard Branson, que el magnate británico podría buscar vencerlo con un espectáculo planeado para el 4 de julio, el Día de la Independencia de Estados Unidos. 

El equipo de Branson se apresuró para desestimar la posibilidad, insistiendo que la fecha de su primer viaje espacial está por definirse. Pero más allá de lo que algunos ven como un par de multimillonarios utilizando cohetes reales como juguetes, el episodio subraya qué tan cerca está la lucrativa pero incipiente industria espacial comercial de lanzar rutinariamente a pasajeros hacia el espacio exterior y a alcanzar un objetivo trazado hace más de dos décadas. 

Por si te lo perdiste: Jeff Bezos irá al espacio en el primer vuelo tripulado del cohete New Shepard

El sábado, se anunció al ganador de la subasta para acompañar a Bezos y su hermano Mark en la aventura espacial del próximo mes por 28 millones de dólares, un sujeto no identificado. El jueves, las ofertas alcanzaron los 4.2 millones de dólares por el viaje redondo de 11 minutos. 

“Felicitaciones para Jeff Bezos y su hermano Mark por el anuncio de sus planes espaciales”, escribió Branson en un tuit dirigido a su rival. “Jeff comenzó a construir @blueorigin en 2000, nosotros comenzamos @virgingalactic en 2004 y ahora ambos abrimos el acceso al espacio, ¡qué extraordinario! Miren esto … “

Las menciones de Musk se ausentaron del tuit de Branson, aunque su inconforme Space Exploration Technologies Corporation (mejor conocida como SpaceX) ha crecido desde su inestable inicio en 2002 para convertirse en un participante dominante del sector espacial comercial, y en un socio clave de la Nasa. La compañía envía regularmente a tripulantes a la estación espacial internacional, y pondrá en renta sus cápsulas espaciales Dragon este otoño para el primer viaje espacial privado, con una tripulación de cuatro personas durante una odisea orbital de tres días. 

Con las distintas ambiciones y objetivos a largo plazo, los tres multimillonarios han volcado el modelo tradicional financiado por el gobierno para viajes espaciales tripulados, y le están dando forma a una nueva y exitosa era espacial comercial, de acuerdo con Matthew Weinzierl, profesor de la Harvard Business School y experto en economía espacial. 

“Los logros recientes de SpaceX, así como los próximos esfuerzos de Boeing, Blue Origin y Virgin Galactic para llevar gente al espacio de manera sostenible y a gran escala, marcan la apertura de un nuevo capítulo de viajes espaciales liderados por compañías privadas”, dijo. 

Ambos tienen la intención y capacidad de llevar a ciudadanos privados como pasajeros, turistas y eventuales colonizadores, abriendo la puerta para que las empresas comiencen a cumplir la demanda que aquellas personas crearán en las próximas décadas”. 

Te sugerimos: Pagan 28 mdd por viajar al espacio junto a Jeff Bezos

Weinzierl espera que haya un cambio gradual de dinero gastado en el espacio para beneficiar a la Tierra, tal como inversiones en telecomunicaciones, satélites de internet e infraestructura, hacia la llamada economía del espacio por el espacio, incluyendo minas de asteroides o de la luna para obtener materiales necesarios para mantener el hábitat de los humanos e impulsar misiones hacia las profundidades del espacio más allá de Marte. 

Bezos y Musk siempre han tenido objetivos más nobles, incluso cuando daban sus primeros pasos tentativos dentro de la industria espacial, según expertos. Pero sus visiones difieren más allá de los humanos volando en la órbita terrestre, o incluso en viajes suborbitales, como será la breve aventura de Bezos en julio. 

“Musk está obsesionado con Marte. Su pasión es llevar gente a Marte como un Plan B para la Tierra, y para convertir a la humanidad en una especie multiplanetaria”, declaró Marcia Smith, fundadora y analista de spacepolicyonline.com. 

Bezos está interesado en la luna, y en el espacio entre la Tierra y la luna. Quiere mudar todas las industrias pesadas de la Tierra al espacio cislunar. Habla de reconvertir a la Tierra en un sitio de industrias ligeras y habitación. 

“Entonces ambos están interesados en salvar a la Tierra por todos los problemas que hay aquí, pero tienen visiones muy distintas para que suceda”. 

La Nasa dio la bienvenida a ambos multimillonarios mientras persigue sus propios programas de exploración. En abril, la agencia eligió a SpaceX para construir las naves espaciales para llevar a los humanos de vuelta a la luna por primera vez desde 1972, decisión que Blue Origin ha desafiado. El enigmático Musk reaccionó de su típico modo belicoso, tuiteando: “No se lo pueden sacar (de la órbita) jaja” en referencia a los intentos, hasta ahora poco exitosos, para lanzar una tripulación a la órbita. 

Puedes leer: Jeff Bezos piensa que nuestra herencia cultural es solo ‘propiedad intelectual’

Blue Origin, mientras tanto, se encuentra desarrollando un vehículo reutilizable resistente y separado, llamado New Glenn, bajo un contrato con la Nasa para proveer capacidades de entregas satelitales, aunque el proyecto está estancado. 

Las operaciones de ambas compañías tienen el potencial de atraer miles de millones de dólares en inversiones para Estados Unidos a través de clientes comerciales, y Weinzierl ve el espacio como “la industria del futuro suprema”, aunque dice que llevar más allá de este siglo alcanzar el potencial. 

“El sector ha cambiado mucho en las últimas dos décadas, sobretodo porque hay nuevos competidores buscando servir a clientes privados además de los gobiernos”, dijo. 

“Al mismo tiempo, la Nasa y otras agencias públicas siguen siendo las fuentes dominantes de financiamiento y planes específicos para el espacio más allá de la órbita terrestre, donde el mercado de satélites privados lleva mucho tiempo activo. Incluso SpaceX, a pesar de su éxito, no estaría donde está sin la cooperación con la Nasa”. 

Smith argumenta que Musk creó su propia suerte para posicionar a SpaceX como el pionero del nuevo mercado espacial privado

“Musk ha transformado realmente este negocio, y trajo un negocio comercial de regreso a Estados Unidos, al reducir los precios y mejorar el reciclaje. Realmente ha hecho un cambio”, confesó. 

“Diría que es una competición, y la competencia es el estilo estadounidense”. 

Te recomendamos: Los trabajadores de Amazon se están levantando en todo el mundo para decir: basta

En cuanto a Branson, el fundador de Virgin consiguió un gran logro el mes pasado cuando su avión/cohete SpaceShipTwo alcanzó una altitud de 55.4 millas, tanto en el espacio o en sus orillas, dependiendo del cálculo de la Línea Karman, el límite percibido del espacio exterior, se utilizó. Esto es un paso para su ansiada aspiración a una empresa de turismo espacial rentable. 

No se sabe qué tan relevante será el vuelo de los Bezos, a bordo del New Shepard, nombrado así en honor a Alan Shepard, el primer estadounidense en llegar al espacio, para las ambiciones generales de Blue Origin, aunque Weinzierl, el profesor de Harvard, lo considera más bien una maniobra publicitaria. 

“Se trata de demostrar de la manera más poderosa posible que confía en la nueva tecnología”, dijo. 

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Medio Ambiente

El análisis indica que la contaminación se debe a "la gran demanda de electricidad de los servidores de los que dependen los portales de...

Actualidad

Jeff Bezos dijo haber quedado atónito por la belleza y fragilidad vista desde el espacio durante un viaje de su compañía Blue Origin.

Actualidad

Los millonarios Jeff Bezos y Richard Branson ya concretaron su primer viaje al espacio. Checa que se necesita para lograrlo.

Actualidad

Desde el posible espionaje del software Pegasus al círculo cercano del presidente de México, López Obrador, hasta el viaje de Jeff Bezos al espacio...

Publicidad