Síguenos

 

Medio Ambiente

‘Ningún lugar es seguro’, dicen científicos sobre el calor extremo que causa caos en EU y Canadá

Los investigadores exhortan a los gobiernos a aumentar los esfuerzos para detener la emergencia climática, mientras las temperaturas rompen récords.

La gente descansa en la estación de enfriamiento del Centro de Convenciones de Oregon en Portland. En la costa oeste de Estados Unidos, Seattle y Portland han registrado días consecutivos de calor excepcional. Fotografía: Kathryn Elsesser / AFP / Getty Images

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Los climatólogos afirman que ningún lugar está a salvo de los fenómenos climáticos causados por el calor extremo que han golpeado el oeste de Estados Unidos y Canadá en días recientes e instan a los gobiernos a aumentar de forma radical sus esfuerzos para detener el agravamiento de la emergencia climática.

La devastadora “ola de calor” ha causado que las temperaturas aumenten hasta 50ºC en Canadá y han sido relacionadas con cientos de muertes, redes eléctricas fundidas, desprendimientos de carreteras e incendios forestales.

Los expertos consideran que mientras la crisis climatológica incrementa las temperaturas globales, todas las sociedades –desde el norte de Siberia hasta Europa, de Asia hasta Australia– deben prepararse para enfrentar más fenómenos climatológicos extremos.

Lee también: ¿Qué es una ola de calor y cómo afecta a los humanos?

David King, exasesor científico del Reino unido, comenta: “Ningún lugar está a salvo (…) ¿Quién hubiera predicho una temperatura de 48ºC / 49ºC en la Columbia Británica?”

King, quien junto con otro líderes científicos establecieron el Grupo Asesor de Crisis Climática a principios de este mes, afirma que los científicos han advertido sobre las consecuencias del clima extremo por décadas y que ahora el tiempo se está agotando para poder tomar alguna acción.

También señala que “se han entendido y conocido los riesgos durante mucho tiempo, pero no hemos actuado. Ahora tenemos una estrecha franja de tiempo para poder manejar el problema”.

Lee también: Casi 500 muertes súbitas estarían relacionadas con la ola de calor en Canadá

En Canadá, los expertos están desconcertados ante el incremento en la temperatura, la cual el jueves llegó a 49.6ºC en la ciudad de Lytton, en la Columbia Británica, rompiendo el récord nacional por tercer día consecutivo.

En la costa oeste de Estados Unidos, Seattle y Portland han registrado calor excepcional por varios días consecutivos. Las autoridades locales comentaron que han investigado alrededor de docenas de muertes en Washington y Oregón que podrían atribuirse a las sofocantes temperaturas.

Michael E Mann, profesor de ciencia atmosférica en la Universidad Estatal de Pensilvania y autor de libro La nueva guerra climática: la lucha por recuperar nuestro planeta, dice que a medida que el planeta se caliente, dichos fenómenos climáticos peligrosos se volverían más comunes.

Lee también: Joe Biden culpa a la crisis climática por la ola de calor mortal en el oeste de EU y Canadá

Deberíamos tomar esto muy seriamente (…). Si tú calientas el planeta, verás un incremento en la frecuencia de olas de calor”.

Mann asegura que el clima se estaba desestabilizado en parte por el drástico calentamiento del Ártico y que los modelos existentes sobre el clima estaban fallando al capturar la escala de lo que estaba pasando.

“Los modelos climáticos en realidad están subestimando el impacto que el cambio climático tiene en fenómenos como la ola de calor sin precedentes que estamos presenciando en estos momentos“. comenta.

El miércoles, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, culpó a la crisis climática de la ola de calor en el oeste de Estados Unidos y Canadá, países donde los oficiales han comentado que se han roto ya 103 récords de calor a lo largo de la Columbia Británica, Alberta, Yukón y Territorios del Noreste.

Lee también: Decenas de muertes repentinas son atribuidas a la ola de calor en Canadá

Otro récord local se registró cuando el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos mencionó que la temperatura más alta de la región fue de 42.2ºC el jueves en Spokane, Washington. Cerca de 9,300 casas perdieron electricidad y la compañía local Avista Utilities mencionó que sería necesario llevar a cabo cortes de luz afectando a más de 200,000 personas.

En la Columbia Británica se reportaron al menos 486 muertes repentinas en un periodo de cinco días durante la ola de calor. El forense principal declaró que normalmente se registran 165 muertes repentinas, sugiriendo que más de 300 muertes podrían estar atribuidas al calor.

Lisa Lapointe dijo en un comunicado: “Aunque aún es muy pronto para decir con certera cuántas de estas muertes están relacionadas con el calor, se cree que posiblemente el incremento significativo en muertes reportadas esté relacionado con el clima extremo que ha experimentado la Columbia Británica y que continua impactando muchas otras partes de nuestra provincia”.

Lapointe explicó que los números son preliminares y que podrían incrementar mientras los forenses en las comunidades a lo largo de la provincia registran otros reportes de muertes en el sistema de la agencia.

“Nuestro pensamientos están con las personas que han perdido a sus seres queridos”, dijo el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, advirtiendo que las abrasadoras temperaturas en dicha región del país, la cual está poco preparada para tal ola de calor, era un recordatorio de la necesidad de atender la crisis climática.

El sargento de policía, Steve Addison, dijo: “He sido policía por 15 años y nunca había visto tal número de muestres repentinas que se han registrado en tan poco tiempo”.

Muchos de los que murieron durante el periodo de los cinco días fueron gente mayor que vivía sola y que se encontraba en residencias poco ventiladas y con gran concentración de calor.

Lapointe mencionó que “la población puede ser superada por los efectos del calor extremo de una forma rápida y no estar consciente del peligro”.

Lee también: La directora de calor de Miami pide acción sobre el ‘asesino silencioso’ en la crisis climática

Los científicos mencionaron que la escala de la ola de calor en Estados Unidos y Canadá debería considerarse como una “llamada de atención” a los legisladores, políticos y comunidades alrededor del mundo. Especialmente durante el desarrollo de la crucial conferencia climática COP26 de las Naciones Unidas, que se llevará a cabo en Inglaterra en noviembre.

El profesor Peter Stott, del Servicio Meteorológico Nacional del Reino Unido, explica que “el riesgo de las olas de calor se está incrementando a lo largo del mundo de forma muy rápida, lo cual está provocando un clima sin precedentes y condiciones que la gente y las sociedades no han visto anteriormente. El cambio climático está llevando el clima a otras condiciones que las sociedades no han experimentado”.

El profesor Simon Lewis, del University College de Londres, describe la situación como “escalofriante” y advierte que el calor extremo puede tener un gran impacto en todo aspecto, desde los precios de comestibles hasta los suministros de energía.

“Todo el mundo tendrá que pensar en cómo lidiará con estas nuevas condiciones y el clima extremo que es consecuencia el nuevo clima que estamos creando. Esto significa que todos necesitamos un plan”.

También mencionó que es crucial que los gobiernos y los legisladores prestaran atención a las señales de advertencia y aumentaran de forma drástica los planes para detener las emisiones de combustibles fósiles, y que preparen a la sociedad para enfrentar los fenómenos de clima extremo.

“Esta es una advertencia en dos sentidos. Tenemos que reducir las emisiones a cero de forma rápida para detener las nuevas olas de calor extremas, y tenemos que adaptarnos a la nuevas condiciones climáticas que estamos creando”, afirma Lewis.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Opinión

Lejos de su discurso que aplaude la democracia y el diálogo multilateral en el mundo, en este caso es evidente que Estados Unidos desprecia...

Turismo

Se estima que al menos 2 millones de mexicanos se han inmunizado en Estados Unidos.

Entretenimiento

Jaime Aymerich también es productor ejecutivo de la serie de Netflix 'Julie and the Phantoms', que recientemente ganó tres premios Emmy.

Mundo

Es la mayor disminución en un año en la esperanza de vida de EU desde 1943.

Publicidad