Fauci dice que EU podría volver a la normalidad en la primavera de 2022
El experto en enfermedades infecciosas Anthony Fauci dice que Estados Unidos podría alcanzar la "normalidad" en primavera si aumenta el índice de vacunación. Foto: Shawn Thew/EPA

Estados Unidos podría tener bajo control la pandemia de Covid-19 y lograr regresar a la “normalidad” para la próxima primavera, dijo Anthony Fauci, si la “abrumadora mayoría” de la población se vacuna.

El principal asesor médico de la Casa Blanca habló con la cadena CNN después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó totalmente la vacuna de Pfizer.

Se han vacunado más de 400 mil personas al día en Estados Unidos durante el mes de agosto, y actualmente 171.1 millones de personas están totalmente protegidas.

“Esperamos conseguirlo” para la primavera, comentó Fauci, y añadió: “Pero no hay garantía porque depende de nosotros”.

La infecciosa variante Delta del coronavirus ha propiciado el aumento de casos en todo Estados Unidos. La gran mayoría de las hospitalizaciones y muertes son de personas no vacunadas.

Muchos esperan que el argumento convenza a algunos de los 90 millones de estadounidenses que se resisten a la vacunación, a menudo alentados por los políticos republicanos y los medios de comunicación de la derecha, algunos de los cuales buscan tratamientos alternativos no autorizados.

Los departamentos gubernamentales, las empresas y otros grupos ahora pueden imponer que los empleados se vacunen. El Pentágono y la ciudad de Nueva York fueron los primeros en anunciar este tipo de medidas el lunes.

Fauci, de 80 años, ha sido el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas durante siete mandatos presidenciales desde 1984. Inicialmente comentó el lunes que se podría alcanzar la normalidad en otoño de 2022.

Comentó a NPR: “Si todas las cosas avanzan como queremos que lo hagan, y conseguimos que realmente la gran mayoría de la gente se vacune, creo que a medida que avancemos entre el otoño y el invierno, podríamos empezar a controlar adecuadamente esta situación cuando lleguemos al otoño de 2022”.

En CNN rectificó y se disculpó.

“Cuando escuché la cinta”, comentó, “quise decir la primavera de 2022, hablé erróneamente“.

“Y en la conversación con Mary Louise Kelly, ella preguntó: ‘¿Cuándo cree que podremos tener cierto control?’ Respondí que si podemos superar este invierno y conseguir vacunar a la gran mayoría de los 90 millones de personas que no se han vacunado, espero que podamos empezar a tener un buen control en la primavera de 2022”.

“No me refería al otoño. Me he expresado mal, mi error“.

Fauci definió la “normalidad”, la cual se logrará al conseguir un “grado de protección general de la comunidad”, como “reanudar las cosas que esperábamos poder hacer. Restaurantes, teatros, ese tipo de cosas”.

Cuando se le preguntó qué porcentaje de la población tendría que vacunarse para poder controlar la pandemia, contestó: “Con toda transparencia y honestidad, no lo sabemos porque no hemos llegado al punto de esa situación, en ese momento retrocedimos y vimos que el virus regresó“.

En muchos estados, la situación sigue siendo grave. El lunes, el gobernador demócrata de Kentucky, Andy Beshear, anunció el despliegue de las unidades de la guardia nacional en los hospitales.

El Covid-19 está arrasando con nuestra población“, comentó Beshear a la prensa.

En Florida, donde el gobernador republicano, Ron DeSantis, ha emergido como un prominente opositor a los mandatos de salud pública, docenas de médicos organizaron un breve paro para protestar contra los pacientes no vacunados que saturan sus hospitales.

La acción, mayormente simbólica, realizada por 75 médicos el lunes al amanecer en Palm Beach Gardens, pretendía incitar a la población a vacunarse y reducir el número de personas que requieren tratamiento hospitalario.

Hasta el lunes, 17 mil 143 personas se encontraban hospitalizadas con Covid-19 en Florida, de acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

Estamos agotados“, afirmó Rupesh Dharia, médico de Medicina Interna de Palm Beach, a la cadena WFLA. “Nuestra paciencia y recursos se están agotando y necesitamos su ayuda”.