La cadena de suministro de Coca-Cola está bajo presión por escasez de latas
Los consumidores tomaron las redes sociales para hablar sobre la falta de disponibilidad de Coca-Cola Light y Coca-Cola Zero en varios lugares en las últimas semanas. Foto: George Frey/Getty Images

Las operaciones de embotellado de Coca-Cola en Reino Unido y en el continente europeo son las últimas en sufrir la presión derivada de la crisis de la cadena de suministro, con una “escasez de latas de aluminio” que afecta los suministros.

Los consumidores tomaron las redes sociales para hablar sobre la falta de disponibilidad de Coca-Cola Light y Coca-Cola Zero en varios lugares en las últimas semanas.

Coca-Cola Europacific Partners (CCEP), que se encarga de fabricar, transportar y vender productos como Fanta y Sprite en 29 países de Europa y Asia, informó que ha experimentado “una serie de problemas logísticos”.

Nik Jhangiani, director financiero de CCEP, comentó que la empresa experimentó problemas de disponibilidad de conductores de camiones, pero que se había concentrado en la gestión de la cadena de suministro durante la pandemia para garantizar que podía mantener las entregas para los clientes.

“Nos sentimos muy satisfechos de cómo hemos actuado en estas circunstancias, con niveles de servicio superiores a los de muchos de nuestros competidores en el mercado”, detalló Jhangiani. “Sin embargo, todavía existen retos y problemas logísticos, como en todos los sectores, y la escasez de latas de aluminio es uno de los más importantes para nosotros en este momento, pero estamos trabajando con nuestros clientes para solucionarlo satisfactoriamente”.

La escasez de conductores de camiones, agravada tanto por el Covid-19 y el Brexit, ha provocado que los mayoristas tengan dificultades para distribuir los productos en las tiendas. A finales del mes pasado, la cadena de comida rápida McDonald’s informó que los refrescos y malteadas en envases blandos no se encontraban disponibles temporalmente en algunos de sus restaurantes en Inglaterra, Escocia y Gales como resultado de la interrupción en la cadena de suministro.

La cadena de bares Wetherspoon’s informó el miércoles que sufría una escasez de algunas cervezas, entre ellas Carling, Coors y Heineken, debido a la escasez de conductores de distribución posterior al Brexit combinada con la huelga laboral.

Las declaraciones de CCEP surgieron mientras la empresa informó que sus ganancias antes de impuestos casi se duplicaron a 520 millones de euros en los seis meses transcurridos hasta el 2 de julio. En los resultados semestrales, la empresa destacó ante los inversores el impacto de la pandemia “en la cadena de suministro global”, señalando que aumentó “la presión sobre la capacidad de CCEP para suministrar bienes y servicios clave a precios ventajosos y en el momento oportuno.