Bancos europeos almacenan 20,000 millones de euros al año en paraísos fiscales
Church Bay Park en Southampton, Bermudas. La nación insular cuenta con una tasa impositiva de cero, junto con Panamá, las Islas Vírgenes Británicas y las Islas Caimán. Foto: Cj Gunther/EPA

Los principales bancos europeos reservan aproximadamente 20 mil millones de euros al año, el equivalente al 14% de sus ganancias totales, en paraísos fiscales, con Barclays, HSBC y NatWest Group entre los bancos que disfrutan de las tasas impositivas más bajas, de acuerdo con un nuevo informe.

Las cifras provienen de un análisis, realizado por el Observatorio Fiscal de la Unión Europea, de 36 grandes bancos obligados a informar públicamente los datos de cada país sobre sus actividades.

Entre los bancos que, según se informa, disfrutan de una tasa efectiva de impuesto particularmente baja sobre sus ganancias, menores de 15%, se encuentran Barclays, HSBC y NatWest, que cambió su nombre de Royal Bank of Scotland el año pasado. La tasa efectiva de impuesto se calcula como la relación entre el impuesto al valor agregado y el beneficio publicado, en todas las jurisdicciones.

Un vocero de HSBC informó que el banco “no empleó estrategias de evasión fiscal, incluidas aquellas diseñadas para desviar artificialmente las ganancias a jurisdicciones de bajos impuestos”.

Un vocero de Barclays señaló que el banco era el quinto mayor contribuyente de Reino Unido y que pagaba impuestos en todas las jurisdicciones en las que operaba.

NatWest no respondió a la solicitud por sus comentarios.

No obstante, las afirmaciones estimularán aún más a quienes sostienen que los países líderes deben ser más ambiciosos en su lucha contra la agresiva evasión fiscal y el traslado de ganancias a jurisdicciones con bajos impuestos por parte de las multinacionales.

Muchos activistas consideran que el uso de los paraísos fiscales por parte de los bancos es particularmente atroz, ya que se utilizaron más de 1.5 millones de euros en dinero de los contribuyentes para rescatar a los bancos en crisis en Europa después de la crisis financiera de 2008.

Después de las conversaciones organizadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), 130 países, que representan más del 90% del PIB mundial, respaldaron en julio pasado una tasa impositiva mínima a nivel mundial para las multinacionales del 15%, después del intento inicial del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para lograr un acuerdo sobre una tasa del 21%.

Biden propuso medidas paralelas para limitar el traslado de ganancias a paraísos fiscales por parte de las 100 compañías más grandes del mundo las cuales se encuentran en discusión en la OCDE.

El tratado propuesto otorgaría a los gobiernos de los países, donde se encuentran las sedes de las multinacionales, el derecho a aplicar una tasa complementaria para garantizar que se pague el porcentaje mínimo global sobre todos los ingresos.

Sin embargo, los informes sugieren que probablemente la lista de 100 empresas excluya a los bancos, debido a la presión ejercida por la City de Londres y otros centros financieros internacionales.

El Observatorio Fiscal de la Unión Europea, un grupo de investigación independiente, destaca los beneficios de gravar las ganancias de las multinacionales a una tasa impositiva mínima global más alta del 25%, la tasa actual más baja dentro de las siete economías más grandes del mundo.

El informe de la organización sugiere que con dicha tasa impositiva, la muestra de los bancos europeos elegidos en el informe tendría que pagar entre 10 mil y 13 mil millones de euros en impuestos adicionales anuales. Las tasas impositivas más bajas reducen las ganancias a 6 mil millones de euros y a 9 mil millones de euros bajo una tasa impositiva del 21% y entre 3 mil millones de euros y 5 mil millones de euros bajo la tasa del 15%.

Como reflejo de su magnitud, el informe sugiere que HSBC, Barclays, las multinacionales francesas BNP Paribas, Société Générale y Standard Chartered presentan los mayores déficits fiscales recaudables, es decir, la diferencia entre los impuestos pagados hasta el momento y los que se podrían recaudar.

La investigación del Observatorio Fiscal de la Unión Europea sugiere además que la Hacienda de Reino Unido sería el mayor beneficiario si se aplicara una tasa impositiva mínima global sobre los bancos de Europa, en parte debido al tamaño de los bancos que tienen su sede en dicho país.

Bajo una tasa impositiva del 15%, Reino Unido habría recaudado 940 millones de euros adicionales al año en 2020 y mil 470 millones de euros en 2019.

“Encontramos que la mayor parte de los ingresos fiscales con un impuesto mínimo provendrán de los bancos británicos”, escriben los autores del informe Have European Banks Left Tax Havens? Evidence from Country by Country Data.

Los sistemas fiscales de todo el mundo se han quedado cada vez más rezagados en los últimos años a causa del traslado de ganancias por parte de las grandes multinacionales. El grupo de campaña Tax Justice Network señala que el abuso fiscal por parte de las multinacionales y la evasión fiscal por parte de las personas ricas le cuestan a las naciones 427 mil millones de dólares al año en ingresos perdidos.

De acuerdo con el informe del Observatorio Fiscal de la Unión Europea, las ganancias acumuladas por los bancos en paraísos fiscales son anormalmente altos. Los bancos con sede en paraísos fiscales contabilizan aproximadamente 238 mil euros de ganancias por empleado, en comparación con 65 mil euros en países que no son paraísos fiscales.

A pesar de que los bancos reservan el 14% de sus ganancias en paraísos fiscales, el porcentaje de personal que trabaja en ellos equivale solo al 4%.

Para decepción de los legisladores y activistas, el porcentaje de las ganancias reservadas en los paraísos fiscales no ha cambiado en los últimos siete años a pesar de las esperanzas de que los informes de cada país empleados a partir de 2014 conducirían a un cambio en la práctica.

Ocho bancos incluso incrementaron el porcentaje de sus ganancias reservadas en paraísos fiscales durante este período: Monte dei Paschi di Siena (+19.4%), Intesa Sanpaolo (+12.2%), HSBC (+7.9%), Barclays (+4.3%), Nordea (+2.1%), BBVA, (+1%), Banco Santander (+0.8%) y Rabobank (+0.7%). En el caso de NatWest e Intesa Sanpaolo, según se informa que las pérdidas en los mercados que no actúan como refugio provocaron el cambio.

Sin embargo, varía el comportamiento de los bancos estudiados. El porcentaje promedio de ganancias reservadas en los paraísos fiscales equivale aproximadamente al 20%, pero la cifra oscila entre el 0% en el caso de nueve de los bancos y el 58% en HSBC.

La cifra es alta debido a los fuertes lazos de HSBC con Hong Kong, que a los efectos del estudio se consideró como un paraíso fiscal.

Como uno de los mayores bancos del mundo, HSBC representa el 10% del volumen de negocio, las ganancias y los empleados de los 36 bancos estudiados. El informe afirma que sus ganancias atraen las tasas efectivas de impuestos más bajas (13%).

HSBC contabiliza casi el 60% de sus ganancias totales en Hong Kong, con una tasa efectiva de impuestos del 11%. Esto ocurre a pesar de que el porcentaje de su personal en Hong Kong (15% del total) es sorprendentemente inferior a las ganancias registradas.

En contraste, China representa un promedio del 13% del número total de empleados de HSBC, pero solo el 6% de las ganancias totales, mientras que India representa el 19% de los empleados y el 5% de las ganancias totales.

“Una de las posibles explicaciones es que Hong Kong se caracteriza por un sistema fiscal favorable y con frecuencia se utiliza como un centro de inversión para dirigir las inversiones en Asia, especialmente desde China”, escriben los autores del informe.

El vocero del banco comentó: “Debido a la historia, el tamaño de las operaciones y la estrategia de HSBC, en Hong Kong se sigue registrando un porcentaje significativo de las ganancias del grupo, donde somos el banco más grande y tenemos (aproximadamente) 30 mil empleados”.

La investigación menciona 17 países y territorios como paraísos fiscales a efectos del estudio: las Bahamas, las islas Bermudas, las Islas Vírgenes Británicas, las Islas Caimán, Guernsey, Gibraltar, Hong Kong, Irlanda, la Isla de Man, Jersey, Kuwait, Luxemburgo, Macao, Malta, Mauricio, Panamá y Qatar.

De estos territorios, la tasa impositiva más alta se encuentra en Luxemburgo (15%), mientras que las Bermudas, Panamá, las Islas Vírgenes Británicas y las Islas Caimán tienen una tasa de cero.