El efecto Kaepernick: la historia de los otros atletas que se arrodillaron como protesta
Actualmente, arrodillarse es un acto que se ve con mayor frecuencia en el deporte estadounidense. Foto: Ira L Black - Corbis/Getty Images

Colin Kaepernick ya no espera que lo llamen para reincorporarse a la NFL. Han pasado cinco años desde que Kaepernick se inclinó por primera vez, y después se arrodilló, durante el himno nacional para protestar contra la brutalidad policial y la injusticia racial en Estados Unidos. Se cumplieron ya cuatro años desde la expulsión de Kaepernick de la NFL por su manifestación pacífica. Nunca lo han llamado nuevamente, a pesar de estar en plena forma y de poseer el talento necesario para formar parte de un equipo.

El trabajo de Kaepernick después de su protesta fue más allá del futbol, y sigue estando tan ocupado como siempre. Ha escrito libros: uno sobre justicia penal y otro para niños. Y se asoció con la aclamada cineasta Ava DuVernay para crear una docuserie de Netflix que se estrena el 29 de octubre, la cual se enfoca en sus años de adolescencia y la educación que enmarcó su conciencia social. Aunque Kaepernick ya no forma parte del ciclo diario de noticias, su legado ha evolucionado, un legado capturado en el nuevo libro The Kaepernick Effect: Taking a Knee, Changing the World de Dave Zirin, una de las voces preeminentes de Estados Unidos en la intersección de los deportes y la política.

“Creo que Colin Kaepernick se siente bastante cómodo dejando que el 2016 hable por sí mismo y pasando la batuta a una nueva generación de personas”, comenta Zirin. Su idea para el libro surgió de los jóvenes atletas que siguieron el ejemplo de Kaepernick y se arrodillaron. Le preocupaba que quedaran olvidados en los libros de historia que en su lugar solo contarían la historia de Kaepernick, la NFL y la intervención de Donald Trump.

“Temía que olvidáramos que la gran contribución de Colin Kaepernick proporcionó un método de lucha para los atletas hartos de la brutalidad policial y la desigualdad racial“, explica Zirin. “Él proporcionó una clave para que alguien como individuo pudiera iniciar una conversación en su comunidad y comenzar a organizarse para hacer un cambio como atleta”.

La búsqueda de Zirin para compartir las experiencias de los atletas que siguieron el ejemplo de Kaepernick de arrodillarse comenzó al inicio de la pandemia al revisar las historias que conocía y al solicitar, a través de las redes sociales, las historias que no conocía. Sus bandejas de mensajes directos pronto se inundaron de jóvenes atletas que quisieron compartir el “por qué” detrás de sus protestas.

En The Kaepernick Effect, Zirin pasa a un segundo plano y le presenta al lector las historias de lucha y protesta de las preparatorias, universidades y, finalmente, los atletas profesionales como Megan Rapinoe y el excompañero de equipo de Kaepernick, Eric Reid, quien también fue expulsado de la NFL.

Zirin escribe sobre Garfield High en Seattle, donde un jugador de futbol americano se acercó al exjugador de la NFL Joey Thomas, el entonces entrenador en jefe del equipo de la escuela, para decirle que el equipo debería arrodillarse porque la historia de Kaepernick estaba cobrando importancia. Thomas le contestó que el equipo primero necesitaría tener una conversación más profunda al respecto.

Thomas, quien es afroamericano, creció en el Distrito Central de Seattle, donde su relación con la policía cambió bruscamente una vez que pasó de ser un niño tierno a adolescente. Sus experiencias respecto a la gentrificación en Seattle enmarcaron su deseo de educar a otras personas.

En el libro le cuenta a Zirin sobre la decisión de Garfield High de imitar a Kaepernick: “Hablamos sobre ello. ¿Qué estaba haciendo? ¿Por qué lo hacía? ¿Qué significa eso para ellos? Sabes, muchos niños comentaron: ‘Oye, hombre, no lo entiendo del todo’. Por lo que discutimos sobre el tercer verso del himno nacional y lo que realmente significa ese tercer verso. Mi trabajo es ayudarlos a convertirse en pensadores críticos, no pensar por ellos.

Como escribe Zirin, el tercer verso se refiere a los esclavos que escaparon de la esclavitud y se unieron al ejército británico en la Guerra de 1812 debido a las promesas de libertad. Francis Scott Key pareció disfrutar su destino con las líneas: “Ningún refugio podría salvar al mercenario y esclavo / Del terror de la huida o la penumbra de la tumba”.

La discusión influyó en todos los jugadores y, el 16 de septiembre de 2016, todo el equipo de futbol de Garfield High se arrodilló. El equipo de softbol siguió su ejemplo. La administración de Garfield High mostró reacciones contrarias al igual que la comunidad en general. Hubo algo de apoyo, pero también se produjeron amenazas de muerte, y el entrenador Thomas al final dejó la escuela.

En otro impactante capítulo del libro, una porrista de la Universidad de Pensilvania se arrodilla porque ya tiene un profundo conocimiento del racismo sistémico. Recordó al hermano de uno de los miembros de su iglesia, a quien le disparó la policía en Tallahassee, Florida, después de que lo detuvieron por portar una licencia suspendida. También recordaba profundamente cómo el asesinato de Trayvon Martin, de 17 años, en 2012 dividió su ciudad natal en Georgia.

Zirin dice que el nombre de Martin surgió una y otra vez mientras conversaba con los atletas para su libro.

El nombre de Martin apareció en cada conversación. Su muerte hace nueve años los cambió. Lo que representó Emmitt Till para la generación de los derechos civiles, Trayvon Martin lo representó para ellos”, comenta Zirin. “Lo que Kaepernick proporcionó fue un método, un lenguaje a través del cual podían tomar su ira y ponerla en acción“.

Cuando Zirin se propuso recopilar las historias que formarían The Kaepernick Effect a principios de 2020, pensaba que Kaepernick había iniciado un movimiento que quizás había cumplido su ciclo. El verano de 2020 lo cambió todo, después de que el asesinato de George Floyd desencadenó una ola de protestas en todo Estados Unidos.

“Cada vez que hay protestas tan grandes, habrá muchos caminos que conduzcan hacia ellas y uno de esos caminos atraviesa directamente los campos del deporte de Estados Unidos en las grandes y pequeñas ciudades, en los estados rojos y estados azules”, destaca Zirin.

Cuando Zirin se puso al día con sus entrevistados durante las protestas de 2020, descubrió que se encontraban, sin excepción, en las calles organizándose. Demostraron que eran activistas de toda la vida, así como atletas, una cualidad que comparten con Kaepernick. Una cualidad que Zirin considera es la esencia de The Kaepernick Effect.

“La evidencia absoluta de la idea audaz de que ser un atleta no significa que renuncies a tu derecho a ser político, que el campo político es un espacio político disputado y que protestar durante el himno es un acto completamente legítimo si intentas evidenciar la letra de esa canción contra las experiencias que vivieron demasiadas personas en este país”.

The Kaepernick Effect saldrá a la venta el 14 de septiembre. Zirin donará sus ganancias a Serve Your City, una organización de ayuda mutua con sede en Washington.