La pastilla de Merck contra el Covid-19 reduce a la mitad las hospitalizaciones y las muertes, dice el fabricante
Merck comentó su intención de solicitar 'lo más pronto posible' a las autoridades de salud de todo el mundo que autoricen el uso del medicamento. Foto: AP

Dentro de unos meses podría estar disponible la primera pastilla para tratar el coronavirus, después de que se comprobara que reduce a la mitad las hospitalizaciones y las muertes.

Si se aprueba, el medicamento antiviral sería la primera pastilla simple que demuestra ser eficaz contra el Covid-19 y supondría un gran avance en la lucha contra la pandemia. Otros medicamentos, como la dexametasona, ya salvan la vida de los pacientes más enfermos en los hospitales, pero es necesario administrarlos en forma de inyecciones o infusiones intravenosas.

El medicamento más reciente, producido por Merck, conocida como MSD fuera de Estados Unidos, y Ridgeback Biotherapeutics, sería el primero que podrían tomar los pacientes de riesgo en casa. Merck señaló que en las próximas dos semanas solicitará la autorización de uso de emergencia del medicamento en Estados Unidos y buscará la luz verde para su uso en otros países.

Los expertos prevén que si los datos adicionales respaldan los resultados del ensayo clínico inicial, se podría aprobar el uso de las pastillas para el tratamiento de pacientes de alto riesgo en las semanas siguientes a la presentación de la solicitud.

“Superó lo que pensaba que el medicamento podía hacer en este ensayo clínico”, dijo Dean Li, vicepresidente de investigación en Merck. “Cuando observas una reducción del 50% en las hospitalizaciones o muertes, se trata de un impacto clínico considerable“.

En el ensayo se realizó el seguimiento de 775 adultos con Covid-19 leve a moderado, que fueron considerados de mayor riesgo de padecer una enfermedad grave debido a problemas de salud como la obesidad, la diabetes o las enfermedades cardíacas. La mitad recibió un tratamiento de cinco días de la pastilla, denominada molnupiravir, que se presenta en forma de pequeñas cápsulas de color café que se toman dos veces al día.

Cincuenta y tres pacientes (14%) en el grupo de placebo fueron hospitalizados, en comparación de solo 28 (7%) de aquellos que recibieron el medicamento. Según Merck, no se produjo ninguna muerte en el grupo del medicamento después de ese periodo de tiempo, en comparación con ocho muertes en el grupo de placebo, de acuerdo con Merck.

Los datos del estudio se hicieron públicos en un comunicado de prensa y aún no han sido revisados por pares. Sin embargo, un grupo independiente de expertos médicos que supervisó el ensayo recomendó detenerlo antes de tiempo debido a que los resultados provisionales eran muy alentadores.

El profesor Peter Openshaw, del Imperial College de Londres, describió el resultado como “notable si se confirma“, añadió que los ensayos decepcionantes de otros medicamentos antivirales como el remdesivir habían reducido las expectativas de un avance. “Realmente no esperamos observar datos tan impresionantes de un antiviral”, dijo.

El profesor Peter Horby, de la Universidad de Oxford, comentó: “Resulta realmente alentador observar algunos datos clínicos positivos en un ensayo. Si los resultados se mantienen, sería un resultado muy positivo“.

Sin embargo, Horby comentó que había que ser precavidos, ya que el número de participantes es relativamente pequeño y la cifra de eficacia puede variar en función de los resultados de solo un grupo de pacientes.

En el comunicado de prensa únicamente se hizo pública información limitada sobre los efectos secundarios, pero la empresa comentó que los índices eran similares entre el grupo de placebo y el de tratamiento.

Hallar una pastilla conveniente que los pacientes puedan tomar en casa es una ambición generalizada. Uno de los objetivos establecidos del grupo de trabajo sobre antivirales del gobierno británico, cuando se creó en abril, era hallar dos de estos medicamentos con el propósito de utilizarlos durante el invierno.

Eddie Gray, presidente del grupo de trabajo, describió los resultados como “emocionantes”, pero no confirmó si Reino Unido realizó un pedido anticipado de dosis del medicamento ni cómo se gestionaría un proceso de aprobación de emergencia del medicamento.

El gobierno de Estados Unidos realizó una compra anticipada de 1.7 millones de dosis del medicamento con un costo de mil 200 millones de dólares, y la compañía informó el viernes que utilizaría un “enfoque de precios escalonados” para reflejar la capacidad de los países para pagar el medicamento.

Janet Scott, de la Universidad de Glasgow, que dirige el ensayo de otro medicamento antiviral, describió los resultados como “muy emocionantes”. Comentó: “Lo ideal sería que en el futuro contáramos con un medicamento de buena tolerancia que la gente pueda comprar sin receta y tomar ante la primera sospecha de contagio, incluso antes de recibir el resultado de la prueba, de modo que podamos atacar al Covid-19 de forma temprana.