Enfermera de Michigan es acusada de robar y vender tarjetas de vacunación Covid-19
‘Independientemente de que una persona decida vacunarse, instamos a todo el mundo a evitar recurrir a esquemas como este para eludir los requisitos de vacunación’, declaró el fiscal local en funciones. Foto: Caroline Brehman/EPA


Una enfermera de un hospital del Departamento de Asuntos de los Veteranos en Michigan ha sido acusada de robar y vender tarjetas de vacunación Covid-19.

De acuerdo con los registros judiciales, Bethann Kierczak, de 37 años, era responsable de administrar las dosis de las vacunas y tenía acceso a los registros de inmunización en su hospital en Southgate, Michigan.

Además de presuntamente robar tarjetas de vacunación originales, Kierczak está acusada de robar los números de lote de vacunas necesarios para que las tarjetas parecieran legítimas.

Según la denuncia penal, Kierczak operó su presunto plan durante más de cuatro meses, vendiendo las tarjetas a un precio de entre 150 y 200 dólares cada una a través de Facebook Messenger.

En una interacción del 3 de junio, una persona identificada en los registros judiciales únicamente como “fuente confidencial” solicitó una tarjeta para un hombre que, según la fuente, solo podría tener permitido visitar a sus hijos si tenía una prueba de vacunación.

“¿Puedes conseguirme solo UNA de esas malditas tarjetas de vacunación?”, escribió la fuente.
Kierczak aceptó y pidió el nombre y la fecha de nacimiento de la fuente para rellenar la tarjeta.

“Dile que cobro 150 dólares por ellas, así que te debe un favor”, escribió supuestamente Kierczak, junto con un emoji riendo.

El 12 de agosto, la policía de Michigan y el Departamento de Asuntos de los Veteranos notificaron a las autoridades federales un aviso sobre Kierczak. La investigación posterior reveló que Kierczak ofrecía una comisión por ayudar a vender las tarjetas.

Kierczak fue detenida el 29 de septiembre. En libertad condicional, deberá comparecer nuevamente ante el tribunal este mes.

“Independientemente de que una persona decida vacunarse, instamos a todo el mundo a evitar recurrir a esquemas como este para eludir los requisitos de vacunación”, declaró Saima Mohsin, fiscal estadounidense en funciones del distrito este de Michigan.

“La venta de estas tarjetas es un delito”.

Gavin McClaren, agente especial en funciones de la Oficina del Inspector General del VA, señaló: “Los protocolos de seguridad Covid-19 de VA, que incluyen la garantía de registros de vacunación correctos, existen para mantener la seguridad tanto de los veteranos como de los trabajadores de atención médica de VA durante esta pandemia mundial”.

La denuncia penal también acusa a Rapheal Smiley, de 32 años, de Detroit, de fraude relacionado con sellos del departamento o de la agencia, de fraude con documentos de identidad y de tráfico de productos falsificados.

De acuerdo con la denuncia, Smiley fue responsable de orquestar un plan para importar y vender tarjetas de vacunación falsas de expedidores fraudulentos en China, anunciándolas en Facebook e Instagram.

A medida que se levantan las restricciones por la pandemia en Estados Unidos, las tarjetas de vacunación fraudulentas son cada vez más frecuentes, ya que los espacios públicos, como escuelas, restaurantes y conciertos, exigen una prueba de vacunación para entrar.

El mes pasado, tres policías estatales de Vermont renunciaron tras ser acusados de crear tarjetas de vacunación falsas. En agosto, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos anunció que había confiscado más de 3 mil tarjetas falsas en Memphis, Tennessee.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales