Burlas contra Meta: El cambio de nombre de Facebook provoca reacciones negativas
Facebook ofrece un vistazo al metaverso, su planeado mundo de realidad virtual. Foto: The Guardian

El anuncio del CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, de que el gigante de las redes sociales cambiará el nombre de su conglomerado por el de Meta en un cambio de marca de realidad virtual ha provocado consternación y confusión.

El jueves, Zuckerberg explicó que Meta englobaría tanto a Facebook como aplicaciones como Instagram, WhatsApp y la marca de realidad virtual Oculus.

“Anunciando Meta: el nuevo nombre de la empresa Facebook”, dijo el gigante tecnológico en un tuit. “Meta está ayudando a construir el metaverso, un lugar donde jugaremos y nos conectaremos en 3D. Bienvenidos al próximo capítulo de la conexión social”.

El renombramiento de la marca llega en un momento en que la empresa se enfrenta a una serie de crisis de relaciones públicas.

Un conjunto de documentos filtrados recientemente, ahora conocidos como los Facebook Papers, reveló el funcionamiento interno de la empresa, con acusaciones de la denunciante Frances Haugen de que Facebook ha antepuesto las ganancias por encima de la erradicación de los discursos de odio y la desinformación en su plataforma.

El programa satírico de noticias nocturnas Daily Show retocó el video de presentación de Meta de Zuckerberg superponiendo al multimillonario tecnológico sobre imágenes de los disturbios del 6 de enero en el Capitolio y de la manifestación nacionalista blanca de 2017 en Charlottesville. Ambos eventos se organizaron en Facebook.

“Imagina que te pones tus lentes o audífonos y te encuentras instantáneamente en el espacio de tu casa y tiene una vista increíblemente inspiradora de lo que sea que encuentres más hermoso”, dice Zuckerberg mientras se reproducen de fondo imágenes de los disturbios en el Capitolio y de un grupo de supremacistas blancos con antorchas tiki.

Los políticos de todos los partidos también se unieron a la conversación sobre el polémico renombramiento de la marca.

La congresista progresista neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez no se contuvo en su desaprobación, llamando a la compañía “un cáncer para la democracia” y “una máquina global de vigilancia y propaganda para impulsar regímenes autoritarios y destruir la sociedad civil”.

Los senadores estadounidenses Richard Blumenthal y Ed Markey tampoco se anduvieron con rodeos.

Blumenthal, exfiscal general de Connecticut, alegó que el cambio de nombre no era más que un esfuerzo por “confundir” y “distraer”, pero que en última instancia “no borrará años de prácticas tortuosas y desprecio por la privacidad, el bienestar de los niños, la difusión del odio y el genocidio”.

Markey se negó a reconocer el cambio de nombre. “Facebook quiere que empecemos a llamarlo Meta, pero nosotros seguiremos llamándolo como lo que es, una amenaza para la privacidad, la democracia y los niños“, dijo.

Al margen de los motivos del renombramiento de la marca, algunos no estuvieron de acuerdo con el propio nombre de Meta.

“Meta es un nombre de tan bajo esfuerzo, de primer borrador, por el que múltiples empresas consultoras cobraron sin duda millones de dólares para crearlo”, comentó el comediante y productor Mike Drucker.


“Y fue ese día cuando ‘eso es tan meta’ pasó de ser una observación interesante a un insulto devastador”, escribió el autor y bloguero científico Hank Green.

Otras empresas se sumaron al tren del renombramiento de la marca. La cadena de comida rápida Wendy’s tuiteó: “Cambio de nombre por Meat“.

Twitter también se sumó a la tendencia, con la cuenta oficial de Twitter bromeando con una “gran noticia”, seguida de una aclaración: “lol jk still twitter” (“broma, sigue siendo Twitter”).

El CEO de la plataforma de la red social, Jack Dorsey, ofreció una explicación para ayudar a quienes se sentían confundidos por el cambio. “Meta: que se refiere a sí mismo o a las convenciones de su género; autorreferencial”, escribió.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales