El aumento de los contagios de Covid-19 en niños de EU hace que el cierre de escuelas vuelva a estar en la agenda
Una persona carga a un niño en Times Square, en Nueva York. Foto: John Angelillo/UPI/REX/Shutterstock

Mientras las autoridades de salud regionales de Estados Unidos reaccionaban con alarma ante el aumento de los contagios de Covid-19 en los niños, que provocó que algunos distritos escolares anunciaran su regreso a la enseñanza a distancia, un importante funcionario de salud pública cuestionó la necesidad de cerrar las escuelas, señalando: “Sabemos cómo mantener las escuelas abiertas, sabemos cómo mantenerlas seguras“.

En las últimas tres semanas, mientras se disparaban los casos relacionados con la variante ómicron en la ciudad de Nueva York y en otros lugares, la cifra de niños hospitalizados en Nueva York con Covid-19 se cuadruplicó, informó el departamento de salud del estado.

La Dra. Erica Pan, epidemióloga del estado de California, escribió en Twitter: “Lamentablemente Nueva York está experimentando un aumento de las hospitalizaciones pediátricas (principalmente entre los niños no vacunados), y tienen índices de vacunación (de cinco a 11 años) similares”.

En todo el estado de Nueva York, cerca del 16% de los niños de 5 a 11 años y el 71% de los menores de 12 a 17 años están completamente vacunados.

“Por favor, otorguen a sus hijos el regalo de la protección de las vacunas lo antes posible, ya que nuestras (cifras) de casos están aumentando rápidamente”, escribió Pan.

El aumento del número de casos pediátricos convenció a las autoridades de algunos estados de ordenar el regreso a la educación a distancia después de las vacaciones de invierno. Aproximadamente 300 escuelas en Maryland, Nueva Jersey, Nuevo México y Nueva York permanecerán cerradas. En Mount Vernon, un suburbio de Nueva York, se programó la educación virtual hasta al menos el 18 de enero.

“Me he mostrado muy renuente a cerrar las escuelas, pero dadas las tendencias actuales de los casos de Covid-19, sería riesgoso no hacerlo“, escribió el superintendente del distrito, Kenneth Hamilton.

En Maryland, las escuelas públicas del condado de Prince George, uno de los 20 distritos más grandes de Estados Unidos, cambiaron la semana pasada a más de 136 mil 500 alumnos a la educación virtual.

La directora del distrito, Monica Goldson, informó a las familias que el personal “debe ser capaz de impartir clases presenciales y otras actividades en condiciones que prioricen su propia salud, así como el bienestar de la comunidad escolar”.

“El aumento de los índices de positividad está dificultando significativamente la capacidad de hacerlo, lo que ha provocado ansiedad en muchas comunidades escolares y ha interrumpido la jornada escolar”.

En Nueva Jersey, las escuelas públicas de Paterson comenzarán el año 2022 con dos semanas de educación remota.

“Se ha producido un aumento de nuevos casos en el noreste de Nueva Jersey y se espera que la tendencia continúe durante las vacaciones de invierno”, dijo la superintendente, Eileen Shafer.

Algunos funcionarios expresaron su frustración. Dan Domenech, director de School Superintendents Association, comentó a Newsweek: “Justo cuando pensábamos el pasado mes de octubre –cuando tuvimos alrededor del 98% de los niños de regreso a las escuelas en persona– que las cosas estaban avanzando en la dirección correcta, aquí estamos justo donde nos encontrábamos el año pasado”.

El domingo, un destacado experto en salud cuestionó la necesidad de cerrar cualquier escuela.

Ashish Jha, director de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown, comentó el domingo a Fox News: “Sabemos cómo mantener las escuelas abiertas, sabemos cómo mantenerlas seguras. Ni siquiera se debería considerar esta posibilidad. Me decepciona ver que esto ocurra“.

“Sabemos que para los niños estar en la escuela es lo mejor para ellos, para su salud mental, para su educación. Y disponemos de todo tipo de herramientas para mantener las escuelas abiertas, así que realmente no comprendo por qué los distritos escolares están (cerrando escuelas)”.

“… Podría haber momentos en los que se produjera una escasez de personal tan grave que resultaría difícil mantener las escuelas en funcionamiento. Ese debería ser en realidad el único panorama, creo, en este momento”.

Sin embargo, la preocupación por los contagios de la variante ómicron entre los niños sigue siendo elevada. El viernes, en vísperas de Navidad, el departamento de salud de Nueva York advirtió a los proveedores de atención médica sobre el aumento del número de hospitalizaciones de niños en los alrededores de la ciudad de Nueva York, lugar donde se registró por primera vez la presencia de la variante ómicron en territorio estadounidense.

El departamento advirtió que los ingresos se cuadruplicaron desde la semana que comenzó el 5 de diciembre hasta la semana que comenzó el 19 de diciembre. Aproximadamente la mitad de los ingresos fueron de niños menores de cinco años y, en consecuencia, no podían ser vacunados. En la semana que comenzó el 19 de diciembre, ninguno de los pacientes de entre 5 y 11 años estaba completamente vacunado.

Los riesgos del Covid-19 para los niños son reales“, dijo la Dra. Mary Bassett, comisionada estatal de salud en funciones. “Estamos alertando a los neoyorquinos sobre este reciente y sorprendente aumento de ingresos pediátricos por Covid-19 para que los pediatras, padres y tutores puedan tomar medidas urgentes para proteger a nuestros neoyorquinos más jóvenes”.

El departamento de salud recomendó a los padres que protejan “a los niños de cinco años o más vacunándolos completamente y que protejan a los niños menores de cinco años asegurándose de que todos los que los rodean están protegidos a través de la vacunación, los refuerzos, el uso de cubrebocas, evitar las multitudes, y las pruebas”.

El director de salud pública de California, el Dr. Tomás Aragón, advirtió que se preveía un aumento de las hospitalizaciones en dicha zona.

“¿Por qué? ómicron es tan contagioso que encuentra a las personas no vacunadas/no inmunes que son las más vulnerables a las hospitalizaciones y a las muertes”.

A lo largo de la pandemia, los expertos han señalado que los niños tienen menos probabilidades de desarrollar enfermedades graves. En la semana del 9 al 16 de diciembre, la Academia Americana de Pediatría reportó 169 mil 964 casos pediátricos de Covid-19, los cuales representan del 1.8% al 4.1% de los pacientes hospitalizados.