‘Aliviada y agradecida’: las víctimas reaccionan al veredicto de culpabilidad de Maxwell
Annie Farmer, a la izquierda, y Courtney Wild acusaron a Jeffrey Epstein de cometer abusos sexuales. Farmer testificó en el juicio de Ghislaine Maxwell. Foto: Drew Angerer/Getty Images

Una víctima de Ghislaine Maxwell que testificó en su juicio por tráfico sexual dijo que se siente “aliviada y agradecida” por el veredicto de culpabilidad, mientras que otra mujer que acusó a Maxwell de participar en los abusos que sufrió comentó que la exsocialité británica era “más malvada” que Jeffrey Epstein.

Maxwell fue declarada culpable de cinco de los seis cargos que le imputaron por su participación en los abusos sexuales cometidos por Epstein contra niñas adolescentes. La acusación señaló que Maxwell “depredó a las jóvenes vulnerables, las manipuló y las entregó para que fueran abusadas sexualmente“.

“Me siento tan aliviada y agradecida de que el jurado reconociera el patrón de comportamiento depredador que Maxwell mantuvo durante años y la declarara culpable”, comentó Annie Farmer, una de las víctimas que testificó en el juicio. “Les causó daño a muchas más mujeres que las pocas que tuvimos la oportunidad de testificar en la sala. Espero que este veredicto brinde consuelo a todos los que lo necesitan y demuestre que nadie está por encima de la ley”.

Farmer, una de las cuatro acusadoras en este caso y la única que testificó con su nombre completo, declaró ante el tribunal que Maxwell le dio un masaje estando desnuda en el rancho de Epstein en Nuevo México cuando solo tenía 16 años. Conoció a Epstein a través de su hermana Maria, que trabajaba para él como pintora de arte plástico.

“¡¡¡ANNIE Y YO ESTAMOS SOLLOZANDO DE ALEGRÍA!!!”, dijo Maria Farmer en Twitter después de que se anunciara el veredicto.

Virginia Giuffre, otra víctima de Epstein que acusó a Maxwell de participar en los abusos que sufrió, describió a la británica como “más malvada que Epstein”.

“Lo que Ghislaine le hizo a muchas de nosotras es imperdonable”, dijo Giuffre a The Cut. “Ella utilizó ese encanto, ese ingenio, esa sonrisa para mostrarse como alguien en quien quieres confiar”.

Giuffre describió el veredicto como “una emoción agridulce porque he estado luchando durante mucho tiempo“.

“Para mí, la justicia consiste en que se nombre y se avergüence a todas esas personas implicadas en la red sexual, a los que engrasaron sus mecanismos”, dijo. “Estoy harta de cargar con esa vergüenza. Esa vergüenza no me pertenece”.

Por separado, tuiteó: “Mi alma ansiaba justicia desde hace años y hoy el jurado me la concedió. Espero que el día de hoy no sea el final, sino un paso más para que se haga justicia. Maxwell no obró sola. Los demás deben rendir cuentas. Tengo fe en que lo harán”.

Giuffre presentó una demanda civil contra el príncipe Andrés, alegando que este mantuvo relaciones sexuales con ella en tres ocasiones hace dos décadas, cuando, con 17 años, fue víctima de tráfico sexual por parte de Epstein, acusaciones que el príncipe Andrés niega con vehemencia.

Teresa Helm, otra de las acusadoras de Maxwell, comentó a la BBC que Maxwell “nunca más tendrá la oportunidad de tomar algo de alguien”.

Ella dijo: “La justicia se impone hoy. Me consume la gratitud por todas las personas valientes, valerosas y amantes de la justicia que lucharon por este resultado”.

“Ghislaine Maxwell nunca más tendrá la oportunidad de quitarle algo a alguien. Ella vivirá en el otro lado de la libertad. Nosotras, las supervivientes, quedamos libres“.

Damian Williams, abogado estadounidense del distrito sur de Nueva York, celebró el veredicto contra Maxwell por “uno de los peores crímenes imaginables, facilitar y participar en el abuso sexual de menores”.

“El camino hacia la justicia ha sido demasiado largo, pero hoy se ha hecho justicia. Quiero elogiar la valentía de las menores, ahora mujeres adultas, que salieron de las sombras y entraron a la sala del tribunal”, dijo Williams.

Lisa Bloom, abogada de algunas de las acusadoras de Epstein, expresó que esperaba que Maxwell pasara el resto de su vida tras las rejas.

Dijo a la BBC: “Tiene 60 años, tuvo la suerte de tener 60 años de libertad, es demasiado. Esperamos que nunca vuelva a salir en libertad… El juicio demostró que no era un chivo expiatorio, no fue juzgada simplemente por andar con Jeffrey Epstein, fue juzgada por sus propias acciones”.

Dave Aronberg, abogado del estado del condado de Palm Beach, Florida, donde Epstein tenía una mansión en la que abusaba de las adolescentes, comentó a la CNN que Maxwell “simplemente recibió su merecido”.

Sigrid McCawley, quien representa a varias víctimas, señaló que gracias al veredicto Maxwell ha rendido cuentas y se ha hecho justicia.

“El veredicto de hoy es una victoria imponente, no solo para las valientes mujeres que testificaron en este juicio, sino para las mujeres de todo el mundo cuyas jóvenes y sensibles vidas se vieron disminuidas y dañadas por las abominables acciones de Ghislaine Maxwell”, dijo McCawley.

Maxwell no habló ni miró al jurado durante la lectura de su veredicto, dijo en Twitter la periodista Julie Brown, que pasó años trabajando para exponer los crímenes de Epstein.

“Mientras se daba lectura al veredicto, Maxwell se esforzó para mantenerse en pie, pero no dijo nada”, tuiteó Brown. “Maxwell, de 60 años, parecía conmocionada, sorbió un vaso de agua y después se desplomó en su silla. No derramó ni una lágrima“.

Maxwell se enfrenta a hasta 65 años de prisión. Más tarde el miércoles, el hermano de Maxwell, Kevin Maxwell, expresó que la familia la apoyaba y creía que sería vindicada durante el proceso de apelación. “Creemos firmemente en la inocencia de nuestra hermana”, dijo en un comunicado.

Bobbi Sternheim, la principal abogada de defensa de Maxwell, señaló que su equipo planeaba apelar el veredicto.

Las agencias contribuyeron con información.