El príncipe Andrés niega ser cómplice de Epstein e insiste en un juicio con jurado
El príncipe Andrés en abril del año pasado. El duque sí declaró en el documento que conoció a Epstein 'en o alrededor de 1999'. Foto: Steve Parsons/AP

El príncipe Andrés negó haber sido cómplice de Jeffrey Epstein e insistió en un juicio con jurado sobre la demanda presentada por Virginia Giuffre en su contra por abuso sexual, dijeron sus abogados en los documentos jurídicos presentados el miércoles.

“El príncipe Andrés exige por el presente un juicio con jurado sobre todas las causas de acción afirmadas en la demanda”, escribieron sus abogados. El duque de York también niega que Epstein “traficara niñas para él”, indicaron los abogados en sus documentos jurídicos.

Dichas declaraciones fueron presentadas en el marco del proceso judicial que Giuffre mantiene contra el duque de York en un tribunal federal de Manhattan. Durante mucho tiempo, Giuffre ha afirmado que Epstein y Ghislaine Maxwell la obligaron a tener un encuentro sexual con el miembro de la realeza británica hace 20 años, cuando ella tenía 17 años.

Giuffre alegó que el príncipe Andrés se comportó de forma sexualmente inapropiada con ella en otras ocasiones. Su demanda del 9 de agosto citó una supuesta agresión e imposición intencionada de angustia emocional.

Las negaciones del príncipe Andrés formaban parte de su “respuesta y defensas afirmativas” respecto a la demanda civil que Giuffre presentó en su contra. En el documento de 11 páginas, el príncipe Andrés negó haber obrado mal, pero sí manifestó en este documento que conoció a Epstein “en o alrededor de 1999”.

Los abogados del príncipe Andrés señalaron que “carece de información suficiente para admitir o negar” las acusaciones previas de Giuffre de que Epstein era “ampliamente conocido como un multimillonario que utilizó sus vastas conexiones con individuos poderosos, y su riqueza y recursos aparentemente ilimitados, para crear una red de tráfico sexual transcontinental que funcionó para él mismo, sus cómplices y algunas de las personas más poderosas del mundo”.

Su abogado también señaló que el príncipe Andrés no tenía “información suficiente para admitir o negar” la afirmación de Giuffre de que Maxwell era “la reclutadora de más alto rango en la empresa de tráfico sexual de Epstein”.

Epstein, un delincuente sexual convicto, fue detenido en julio de 2019 por tráfico sexual de niñas de hasta 14 años. Se suicidó aproximadamente un mes después en una cárcel en Manhattan, mientras esperaba su juicio por tráfico sexual.

En diciembre, Maxwell, hija del barón de la prensa británica Robert Maxwell, fue declarada culpable de tráfico sexual y cargos relacionados por atraer a niñas de hasta 14 años a la órbita de abusos de Epstein.

El príncipe Andrés ha negado todas las acusaciones de conducta indebida.

En el documento de respuesta del príncipe, sus abogados también enumeraron algunas razones por las que consideran que no se debería mantener el caso de Giuffre.

Reiteraron su fallida afirmación de que el acuerdo que Giuffre firmó en 2009 con Epstein –que incluyó una exención de responsabilidad para terceros– protegía al príncipe Andrés de los litigios. También reiteraron su postura de que Giuffre presentó su denuncia mucho tiempo después de la supuesta conducta indebida, lo que le impide emprender una demanda.

Los abogados del príncipe Andrés también enumeraron el “consentimiento” y la “doctrina de las manos sucias” –que consiste en una acusación de que Giuffre actuó de forma no ética en relación con las acusaciones– entre sus defensas. “Las supuestas causas de acción de la demanda de Giuffre quedaron prescritos en su totalidad o en parte por su propia conducta indebida”, escribieron.

La nueva presentación apareció en medio de un aparente aumento de los problemas legales del asediado príncipe.

El juez Lewis Kaplan dictaminó el 12 de enero que la demanda de Giuffre podía continuar. Poco después, una mujer que pudo haber visto al príncipe Andrés con Giuffre en una discoteca londinense la noche en que supuestamente abusó de la entonces adolescente dijo que estaba “dispuesta” a testificar.

“Estoy orgullosa de representar a Shukri Walker, que valientemente se ofreció como testigo y anima a que otras personas que puedan tener información también lo hagan”, dijo la abogada de la mujer, Lisa Bloom, en un correo electrónico. “Está dispuesta a realizar la declaración que busca el equipo de Virginia Giuffre”.

La demanda de Giuffre, unida a la intensificación del escrutinio sobre sus vínculos con Epstein y Maxwell, ha resultado desastrosa para el príncipe Andrés.

El Palacio de Buckingham informó en un comunicado del 13 de enero: “Con la aprobación y el acuerdo de la reina, las afiliaciones militares y los patrocinios reales del duque de York fueron devueltos a la reina. El duque de York no seguirá desempeñando ninguna función pública y estará defendiendo este caso como ciudadano privado”.

Cuando se les solicitó su comentario sobre la presentación del príncipe Andrés, los abogados de Giuffre respondieron en un comunicado: “La respuesta del príncipe Andrés mantiene su enfoque de negar cualquier conocimiento o información relativa a las declaraciones en su contra, y de pretender culpar a la víctima de los abusos por haberlos provocado de alguna manera”.

“Esperamos confrontar al príncipe Andrés con sus negaciones e intentos de culpar a la Sra. Giuffre de sus propios abusos en su declaración y en el juicio”, también señaló su comunicado.