Canadá y México se preparan para recibir a las estadounidenses que deseen abortar
Manifestantes a favor del aborto protestan frente a la Corte Suprema de Estados Unidos el 5 de mayo. Foto: Jim Watson/AFP/Getty Images

Carolyn Egan ha visto cómo las personas estadounidenses que desean abortar cruzan la frontera entre Canadá y Estados Unidos, pasando de norte a sur.

En los años anteriores a que la Corte Suprema de Canadá legalizara el aborto en 1988, era habitual que las canadienses que necesitaban abortar viajaran a Estados Unidos. “Teníamos una red de personas que podían remitirlas y ayudarlas a llegar allá (a Estados Unidos). Si es necesario, probablemente volvería a ocurrir, pero al revés”, dijo Egan, vocera de la Abortion Rights Coalition of Canada (Coalición por el Derecho al Aborto de Canadá).

En caso de que, como indica un borrador de decisión filtrado, la Corte Suprema de Estados Unidos vote a favor de anular el caso Roe vs. Wade, muchas estadounidenses que necesiten un aborto quirúrgico se podrían ver obligadas a viajar no solo a través de las fronteras estatales sino, una vez más, a través de las fronteras internacionales, tanto en la frontera norte con Canadá como en la frontera sur con México.

El martes, la ministra canadiense de Familia, Karina Gould, reafirmó que las estadounidenses pueden acceder a los servicios de aborto en Canadá. “Si las personas vienen aquí y necesitan acceso, desde luego, ya saben, es un servicio que se les proporcionará”, comentó a la cadena CBC News.

Se calcula que 26 estados podrían prohibir el aborto en caso de que se anule el caso Roe vs. Wade, según indica el Guttmacher Institute, una organización estadounidense dedicada a la investigación de los derechos sexuales y reproductivos. Entre ellos figura Michigan, que se encuentra al otro extremo del río del sur de Ontario, donde existen numerosas clínicas de aborto. “Si un estado como Michigan prohibiera el aborto, sin duda existiría interés en cruzar la frontera”, comentó Egan.

Michigan cuenta con una prohibición de 1931 que podría entrar en vigor de forma automática cuando se termine el caso Roe vs. Wade. Las residentes de Michigan también podrían viajar a Illinois o Pennsylvania, ya que es poco probable que esos estados prohíban el procedimiento, según los datos de Guttmacher, y se prevé que muchas estadounidenses viajen internamente entre los distintos estados.

Las personas que viajen al extranjero no encontrarán el procedimiento de forma gratuita –a las personas que no cuentan con el estatus migratorio en Canadá se les cobra aproximadamente 500 dólares (388 dólares estadounidenses) canadienses por un aborto quirúrgico, explicó Egan–, sin embargo, las estadounidenses no necesitan un carnet de salud para acceder a las clínicas de Canadá. Los tiempos de espera varían, desde una o dos semanas en Ontario hasta varias semanas o meses en las provincias del Atlántico.

Cruzar la frontera probablemente solo será posible para aquellas personas que se lo puedan permitir. Los defensores del aborto en Estados Unidos han destacado que, tras la caída del caso Roe vs. Wade, las mujeres blancas más ricas serán las que tengan los medios –incluyendo los viajes– para acceder al aborto, mientras que las personas con menores ingresos y las que se enfrentan a barreras socioeconómicas, entre ellas las mujeres afroamericanas, latinas e indígenas y las personas transgénero, podrían tener más dificultades.

“Tienes que tener los recursos financieros” para viajar entre estados o de forma internacional, indicó Doherty. “Habrá un número limitado de personas que podrán hacerlo”. Añadió que no todas las personas disponen de una guardería fiable, de la posibilidad de ausentarse del trabajo o de un pasaporte válido.

La opción más económica en las primeras etapas del embarazo probablemente seguirá siendo la píldora abortiva, que se puede obtener por correo o a través de servicios de telesalud.

No obstante, tras haber trabajado durante más de 10 años en clínicas situadas en Irlanda cuando el aborto era ilegal, Doherty comenta que no duda que las personas cruzarán las fronteras. “Más de 5 mil mujeres al año viajaban al Reino Unido, así que sabemos que las restricciones sobre el aborto no impiden que las mujeres accedan a él, sino que les supone una mayor carga”.

Al sur de la frontera con Estados Unidos, los defensores mexicanos se preparan para un aumento de las visitas de estadounidenses que desean acceder a servicios de aborto. En 2021, la Suprema Corte de Justicia de la Nación de México declaró inconstitucional la penalización del aborto, aunque el acceso todavía varía según el estado.

El grupo de defensa Las Libres forma parte de una red que ayuda a las personas de ambos lados de la frontera a acceder a las píldoras abortivas. Vero Cruz, coordinadora de defensa de Las Libres, comentó que las estadounidenses técnicamente pueden obtener abortos quirúrgicos en clínicas públicas de ciertos estados mexicanos de forma gratuita, aunque no sabe de alguien que lo haya hecho todavía. Cruz señaló que los abortos quirúrgicos estaban disponibles en Sinaloa, Coahuila y Baja California, aunque solo hasta las 12 semanas de embarazo.

“Las mujeres que cruzan a México vienen a Monterrey, Tijuana y otras ciudades para abortar con medicamentos”, explicó. Las píldoras abortivas también son gratuitas. “Es completamente gratis, no cuesta nada”. Comentó que tanto las clínicas privadas como las públicas en las ciudades fronterizas de México estaban planeando una afluencia de estadounidenses; tanto Tijuana como Coahuila recientemente establecieron sus servicios, dijo.

Egan señaló que las estadounidenses en Canadá también serán bien recibidas. “Que un ministro del gabinete diga que las estadounidenses serían bienvenidas aquí, da la impresión de que el gobierno está considerando la posibilidad, y dejando en claro que no estarían interfiriendo en ello”.

Muchos canadienses están molestos por el inminente fin del caso Roe vs. Wade, explicó. “Existe una tremenda molestia, angustia y enojo por el hecho de que las estadounidenses se encontrarían en la situación de tener que enfrentarse a este tipo de situación. Así que mi impresión es que las personas harán todo lo posible para facilitar el acceso”.