Indignación de los conductores de Uber por la compensación del impago de las vacaciones
Los conductores que llegaron a un acuerdo a través de sus abogados recibieron una cantidad mucho mayor que aquellos que utilizaron el portal en línea de Uber. Foto: Nathan Stirk/Getty Images

Los conductores de Uber dicen sentirse “engañados” y “perjudicados” después de que se revelara que recibieron una compensación hasta 10 veces menor por el impago de vacaciones en comparación con aquellos que contrataron abogados para emprender acciones contra la empresa.

Los conductores ganaron las indemnizaciones después de que el tribunal supremo respaldara, en febrero del año pasado, una sentencia histórica del tribunal laboral que establecía que los conductores de Uber debían ser considerados trabajadores con acceso al salario mínimo y a las vacaciones pagadas.
Uber creó un portal en línea en marzo de 2021 a través del cual indicó que los conductores podían reclamar de forma directa la compensación por las vacaciones “sin necesidad de largos procedimientos judiciales”.

Se tiene entendido que 54 mil solicitantes –un 80% aproximado de todos los conductores de Uber elegibles– han recibido hasta la fecha los pagos a través del portal, con un promedio de 2 mil 700 libras.
El portal, que estuvo abierto hasta julio de 2021, prometía compensaciones por “viajes históricos” para los conductores que considerara elegibles, y aquellos que lo solicitaran de forma directa también tenían el beneficio de que se les ofreciera el dinero en efectivo en cuestión de semanas.

Entretanto, al menos 15 mil conductores decidieron llegar a un acuerdo a través de sus abogados, y tuvieron que esperar cerca de un año para que se acordaran y concedieran los pagos.

Ahora que la mayoría de los conductores han recibido información sobre sus pagos, se pueden realizar comparaciones. Se ha descubierto que los conductores que llegaron a un acuerdo a través de sus abogados recibieron una cantidad mucho mayor, en algunos casos más de 10 veces superior al promedio de los conductores que utilizaron el portal.

The Guardian vio los detalles de un pago derivado de un acuerdo legal que ascendió a más de 45 mil libras, tras los honorarios legales de más de 10 mil libras. Se tiene entendido que un conductor decidió rechazar una oferta de aproximadamente 3 mil libras a través del portal de Uber y prosiguió con su demanda legal, a través de la cual recibió alrededor de 30 mil libras. Las negociaciones estuvieron dirigidas por los despachos de abogados Leigh Day y Keller Lenkner, junto con otros despachos que se sumaron al litigio.

El gigante tecnológico estadounidense se enfrenta a un escrutinio internacional sin precedentes esta semana tras la publicación de los Archivos de Uber, un caché de miles de documentos confidenciales filtrados a The Guardian. La noticia de los acuerdos surgió de forma independiente y no forma parte de la filtración.

Los conductores temen ser incapaces de impugnar los acuerdos que recibieron, ya que todo aquel que aceptó la oferta directa de Uber tuvo que firmar un documento en el que se comprometía a no emprender más acciones legales sobre el asunto.

Un conductor que aceptó poco menos de 4 mil libras el año pasado, tras haber trabajado alrededor de 60 horas a la semana para Uber durante la mayor parte de los siete años que trabajó de forma regular para la aplicación, comentó: “Todos se sienten muy enojados respecto a esto”.

“Fue durante la pandemia. No recibía dinero y pensé que esto era lo mejor que íbamos a conseguir. Nos engañaron y nos dijeron que esto era lo máximo que íbamos a recibir y que estaba bien calculado y que el hecho de hablar con un abogado no cambiaría nada, excepto que nos descontarían la comisión”.

“Los conductores evidentemente fueron estafados. No lo sabían y Uber se aprovechó de los conductores de Uber porque ellos no (entendían) la ley. Todo el mundo está furioso”.

Otro conductor que ha trabajado para Uber desde hace más de ocho años comentó que había recibido poco más de 4 mil libras en concepto de indemnización tras solicitarlo de forma directa a través del portal de la empresa, pero que había hablado con un colega que trabajó durante menos años, pero que tenía un promedio de horas similar, y que recibió más de 35 mil libras, después de pagar los honorarios como resultado de unirse a una de las acciones legales.

El conductor comentó que decidió abandonar Uber después de descubrir la escasa indemnización que había recibido en comparación. “Nosotros somos las personas fieles y así es como nos tratan después de esos muchos años de trabajo duro“.

“(El pago) podría haber sido una cantidad sustancial, una cantidad que me cambiara la vida. Si la diferencia fuera solamente de mil o 3 mil libras entonces diría que ni siquiera habláramos de ello, pero es una gran cantidad y una gran diferencia”.

Se tiene entendido que la diferencia entre las indemnizaciones acordadas a través del portal y las acordadas a través de acuerdos legales está basada en cómo se calculó el pago de las vacaciones, en gran medida el periodo de corte de los pagos atrasados, aunque también el nivel de gastos permitidos para cada conductor y la forma en que se calculó el tiempo de trabajo.

El acuerdo con Uber únicamente se refería a dos años atrás, mientras que se sabe que algunos acuerdos legales estaban relacionados con periodos mucho más largos.

Se considera que Uber limitó los pagos a dos años debido a una normativa laboral establecida en 2015 con el fin de limitar el impacto de las grandes demandas anteriores en las empresas.

No obstante, la ley sobre este punto es confusa y se entiende que los abogados de los conductores de Uber argumentaron que esa norma no era necesariamente aplicable, permitiendo que las demandas se retrotrajeran aún más.

Uber rechazó realizar comentarios sobre el nivel de compensación por conductor, no obstante, se entiende que cada pago dependía de las circunstancias individuales de los conductores.

Las compensaciones fueron calculadas considerando el período de dos años anterior a marzo de 2021, y se basaron en un 12.07% de sus ingresos semanales. Los ingresos netos fueron calculados antes de los gastos utilizando el subsidio por kilometraje de la agencia tributaria HMRC de 45 centavos por milla para las primeras 10 mil millas conducidas cada año, y 25 centavos por milla para todas las millas subsiguientes cada año.

Por otra parte, si algún conductor percibía un salario inferior al mínimo nacional durante cualquier semana de trabajo, se complementaba su indemnización para garantizar que se le pagara al menos esa cantidad.