La escasez de analgésicos en países más pobreses por el ‘estigma de la crisis de opioides en EU’
Plantas de amapola, de las que se extrae la morfina. Solo el 17% de esta droga producida en todo el mundo con fines médicos en 2020 fue utilizada en países de bajos y medios ingresos. Foto: Lukas Coch/AAP

A los pacientes que sufren dolor crónico se les está negando el tratamiento en los países de bajos ingresos debido a las leyes restrictivas y a la preocupación relativa a la adicción a los opioides, que se ha visto avivada por la crisis que envuelve a Estados Unidos.

Los médicos especialistas en cuidados paliativos, que señalan que existe una enorme necesidad desatendida de medicamentos analgésicos en los países más pobres, han pedido que se flexibilicen las leyes y que se aborde el estigma que existe en torno a los opioides.

Solo el 17% de la morfina producida a nivel mundial en 2020 con fines médicos fue consumida en países de bajos y medios ingresos, a pesar de que en ellos vive casi el 83% de la población mundial, según indican las últimas cifras de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, órgano que monitorea el consumo de drogas. La Junta indicó que el desequilibrio en el uso de esta sustancia prácticamente no ha cambiado en 20 años.

Un estudio realizado en 2017 por la Lancet commission reveló que Haití recibía un promedio anual de solo 5 mg de opioides equivalentes a la morfina por cada paciente que requería cuidados paliativos –el 0.8% de la cantidad necesaria– en comparación con Estados Unidos, que recibía 55 mil mg por cada paciente, es decir, más del 3 mil% de la cantidad necesaria.

“Lo que yo mismo presencio todos los días son personas que han recibido un tratamiento específico para su enfermedad que padecen dolor y sufrimiento durante semanas, meses o años”, comentó el Dr. MR Rajagopal, presidente de Pallium India, una organización benéfica de cuidados paliativos con sede en Kerala. “Al menos al 96% de ellas en mi país se les termina negando los analgésicos. He visto a varias personas con cicatrices alrededor del cuello por intentar quitarse la vida ahorcándose”.

Rajagopal señaló que eran muy pocos los pacientes que llegaban a las clínicas de cuidados paliativos en las que finalmente podían acceder a los medicamentos analgésicos adecuados para su estado y que muchas veces los médicos temían recetarlos.

La escasez de analgésicos en países más pobreses por el 'estigma de la crisis de opioides en EU' - opioides-bioquímico-Denys-Rukarata
El bioquímico Denys Rukarata realiza una prueba de pureza de la morfina líquida oral producida localmente en el Laboratorio Farmacéutico de Ruanda. Foto: Ben Curtis/AP

Según explicó, las severas leyes surgieron de un tratado internacional de 1961 que hacía hincapié en el control de los opioides a fin de detener el abuso de las drogas. La “guerra contra las drogas” mundial resultante, que efectivamente penalizaba la producción y el suministro incluso en contextos médicos, condujo a que los hospitales y las farmacias dejaran de almacenar opioides. El resultado, señaló, fue que el consumo de opioides en la India disminuyó de 600 kg al año en 1985 a 17 kg en 1997.

Comentó que los esfuerzos de defensa han contribuido a flexibilizar la normativa en Kerala y otras partes de la India, pero que a pesar de ello solo se consumían 350 kg de opioides al año, mientras que él calculaba que actualmente se necesitaban 30 mil kg.

Gary Rodin, que es el director del Global Institute of Psychosocial, Palliative and End-of-Life Care, con sede en Toronto, y que ha realizado investigaciones sobre los hábitos de prescripción de opioides, señaló que el aumento de los índices de enfermedades como el cáncer y la diabetes en los países de bajos y medios ingresos exigía un mayor interés en el alivio del dolor y la angustia psicológica.

“Tal vez hace 100 años esto habría sido una parte importante de la medicina. Conforme la medicina se ha ido especializando y ha incorporado más tecnología, las personas han prestado más atención a las tomografías computarizadas, las resonancias magnéticas y los análisis de sangre que al sufrimiento del paciente. No se han interesado lo suficiente en el sufrimiento”, comentó.

Esto ha provocado que el tratamiento de quimioterapia sea más agresivo, señaló Rodin, incluso en etapas en las que es poco probable que funcione y en las que el cuerpo tiene dificultades para manejarlo.
“Los índices de suicidio son muy elevados en las fases avanzadas de las enfermedades. La angustia psicológica es muy común; los problemas familiares son muy comunes. Existen muchos enfoques de los que tenemos pruebas que sirven de ayuda, pero no hacemos lo suficiente para apoyarlos”.

La escasez de analgésicos en países más pobreses por el 'estigma de la crisis de opioides en EU' - opioides-oxicontin
El fabricante de OxyContin, Purdue Pharma, ha tenido que resolver miles de demandas por su papel en la crisis de opioides en Estados Unidos. Foto: Toby Talbot/AP

Los cuidados paliativos pueden ser un medio más económico de aliviar el sufrimiento de los pacientes terminales y podrían ser más accesibles si se flexibilizan las leyes y si se capacita al personal de salud para administrar analgésicos y aliviar la angustia psicológica, señaló Rodin.

Julia Downing, directora ejecutiva de la Red Internacional de Cuidados Paliativos Pediátricos, dijo que el hecho de ignorar el dolor de un paciente puede tener un impacto significativo en su calidad de vida.
“Las consecuencias son bastante extensas… Si no pueden trabajar, la familia se volverá cada vez más pobre, y después no podrán pagar las colegiaturas, por lo que los niños no podrán ir a la escuela. El impacto de tener personas cuyo dolor no está controlado abarca mucho más que el propio individuo”, señaló.

Rajagopal comentó que la crisis de opioides en Estados Unidos ha influido en la forma en que los opioides son considerados a nivel mundial, avivando el temor entre los médicos de que los pacientes a los que se les prescriben se vuelvan adictos. No obstante, explicó, las adicciones en Estados Unidos eran propias de ese contexto, en el que las empresas farmacéuticas promocionaban agresivamente los opioides.

La escasez de analgésicos en países más pobreses por el 'estigma de la crisis de opioides en EU' - opioides-sobredosis
En Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) calculan que 75 mil 673 muertes fueron causadas por sobredosis de opioides en un periodo de 12 meses que terminó en abril de 2021. Foto: Spencer Platt/Getty Images.

“El dolor no es visible. Se da en las camas de los hospitales o en las habitaciones de los pacientes y no es visible para el mundo. La adicción, por el contrario, es muy visible en los titulares que citan la epidemia estadounidense y las muertes por sobredosis. Nadie menciona el éxito de Europa occidental en las últimas décadas; todas las noticias giran en torno a la crisis de opioides en Estados Unidos. Esto significa que cuando intentamos entablar conversaciones, nuestro trabajo se vuelve más difícil porque muchas mentes están preparadas para estar en contra de los opioides”, explicó Rajagopal.

Downing comentó que se han logrado avances en Uganda, India y Kenia, pero que es necesario trabajar más no solo en la legislación, sino también en lo que respecta a la formación del personal médico.

Zipporah Ali, médico especialista en cuidados paliativos de Kenia, dijo que en su país se han logrado algunos avances en la flexibilización de las leyes relativas a los opioides.

“Hubo una ocasión en la que un paciente vino a verme sufriendo mucho dolor por un tumor en el cuello que estaba tan inflamado que él solo quería morir. Pero comencé a tratarlo con altas dosis de analgésicos y esteroides. La semana siguiente, en el hospital, vino y me agarró para decirme: ‘Gracias. Ya no quiero morir'”, contó Ali. “No estamos curando la enfermedad, pero te puede hacer sentir tranquilo”.