Crisis del costo de la vida: lo que están haciendo los gobiernos de todo el mundo para ayudar
La India impuso restricciones sobre las exportaciones de alimentos, entre ellos el trigo y el azúcar. Foto: Anadolu Agency/Getty Images

La pandemia del Covid-19, el aumento de los precios de los alimentos y el combustible, y la invasión de Rusia contra Ucrania han asestado un triple golpe a la población de todo el mundo. He aquí un vistazo a lo que están haciendo los gobiernos para intentar ayudar a los ciudadanos y a las empresas a sobrellevar la crisis del costo de la vida.

América

Estados Unidos ayudará a millones de exestudiantes endeudados mediante la condonación de 10 mil dólares de sus préstamos estudiantiles pendientes. La medida se suma a la Ley de Reducción de la Inflación de 430 mil millones de dólares anunciada el mes pasado, la cual incluye recortes en los precios de los medicamentos de venta con receta y créditos fiscales para incentivar la eficiencia energética. El presidente Joe Biden también propuso un plan de reembolso basado en los ingresos que limitaría los préstamos de los futuros prestatarios que tengan bajos ingresos e introduciría ajustes en el programa de condonación de préstamos para los trabajadores de las organizaciones sin fines de lucro y del gobierno.

El gobierno de Brasil redujo los impuestos sobre los combustibles y aumentó las prestaciones sociales. La empresa petrolera más importante del país, Petrobras, anunció la semana pasada un recorte del 7% del precio de la gasolina en las refinerías, el cuarto consecutivo desde mediados de julio.

En julio, Chile anunció un plan de ayuda de mil 200 millones de dólares que incluye subsidios laborales y pagos únicos de 120 dólares para 7.5 millones de sus 19 millones de residentes.

Asia, África y Medio Oriente

El salario mínimo promedio de Japón experimentará un aumento récord del 3.3% para el año que terminará en marzo de 2023. El gobierno también se abstendrá de subir el precio del trigo importado que vende a los minoristas, en el marco de un previsto paquete de ayuda más amplio. Estas medidas son fruto de un proyecto de ley de 103 mil millones de dólares aprobado en abril.

Indonesia redistribuirá 24.17 billones de rupias (mil 600 millones de dólares) de su presupuesto para subsidios de combustible a gastos de bienestar social, incluyendo la entrega de ayudas en efectivo a 20.6 millones de hogares. El gobierno también ordenará a las administraciones regionales que subvencionen las tarifas de transporte.

Hace cuatro meses, India impuso restricciones sobre las exportaciones de alimentos, entre ellos el trigo y el azúcar, que representan casi el 40% del índice de precios al consumidor, y redujo los impuestos sobre las importaciones de aceite comestible.

Se espera que Malasia destine este año la cifra récord de 77 mil 300 millones de ringits (17 mil 250 millones de dólares) en subsidios y ayudas en efectivo para mitigar los efectos del alza de precios.
En julio, Sudáfrica anunció un recorte en los precios de venta al público de los combustibles.

Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos aumentaron su gasto de bienestar social. Los Emiratos Árabes Unidos duplicaron la ayuda financiera concedida a las familias emiratíes de bajos ingresos, mientras que el rey Salman de Arabia Saudita ordenó la distribución de 20 mil millones de riyales (5 mil 330 millones de dólares).

Turquía aumentó su salario mínimo en un 30% aproximadamente, que se suma al aumento del 50% registrado a finales del año pasado.

Europa

Crisis del costo de la vida: lo que están haciendo los gobiernos de todo el mundo para ayudar - image-1-1
Un hombre llena su tanque de gasolina en una gasolinera en Ajaccio, en la isla mediterránea francesa de Córcega. Foto: Pascal Pochard-Casabianca/AFP/Getty Images

Francia congeló los precios de la gasolina según los niveles de octubre de 2021 y limitó el aumento de los precios de la electricidad al 4% hasta al menos finales de este año, además entregó 100 euros a los hogares de bajos y medianos ingresos para ayudar a pagar los recibos de energía.

En Alemania, el gobierno les pagará a todas las personas que tengan un empleo regular una devolución única de 300 euros en septiembre. Los estudiantes y los beneficiarios de prestaciones sociales ya recibieron el pago único doble de su habitual prestación para ayudar a la calefacción de las viviendas privadas.

España reducirá el IVA del gas del 21% al 5% a partir de octubre y hasta finales de este año con el fin de ayudar a los ciudadanos a pagar sus recibos de energía.

En junio, la Unión Europea aprobó un plan español y portugués de 8 mil 400 millones de euros que pretende reducir los precios mayoristas de la electricidad en el mercado ibérico mediante la imposición de un límite al precio del gas utilizado para producir electricidad. Funcionando como una subvención directa para los productores de electricidad, esta medida debería suponer un ahorro de entre el 15% y el 20% en los recibos de energía de los hogares, indica el gobierno español.

En Polonia, país que depende en gran medida del carbón para la calefacción doméstica, el gobierno anunció un pago único de 3 mil eslotis (alrededor de 630 euros) para cada hogar que utilice carbón, y subvenciones más pequeñas para diferentes tipos de combustible de calefacción, como el gas licuado de petróleo.

Los Países Bajos ofrecen a los hogares de menores ingresos una subvención energética única de mil 300 euros, aumentando el salario mínimo y reduciendo el IVA de la energía al 9%.

Noruega estableció un límite a los precios de la electricidad de 7 NKr (0.7 euros) por kWh, y el Estado cubre el 80% (hasta el 90% en octubre) por encima de esa cifra.

El gobierno británico aún no ha anunciado sus planes para hacer frente a la crisis del costo de la vida. Sin embargo, el Tesoro está trabajando en una lista de opciones de cara a un pequeño presupuesto de emergencia que se efectuará una vez que el país tenga un nuevo primer ministro.

Información adicional de Jon Henley, Philip Oltermann y Lorenzo Tondo. Reuters contribuyó a este artículo.