Elon Musk intenta atraer a las estrellas de YouTube a Twitter
Twitter obtiene alrededor del 90% de sus 5 mil millones de dólares de ingresos anuales de la publicidad, pero esta cifra ha disminuido ante el temor de que las normas de moderación de contenidos decaigan bajo la dirección de Elon Musk. Foto: Michael Dwyer/AP

El comportamiento anárquico de los YouTubers atrae a enormes audiencias en internet y ha convertido a estrellas como MrBeast y Logan Paul en los artistas mejor pagados de la era de internet. Ahora, el nuevo propietario de Twitter, Elon Musk, desea obtener una parte de esta lucrativa acción e intentará atraer a los creadores de video a la plataforma de redes sociales.

En una serie de mensajes publicados en Twitter este fin de semana, Musk dialogó con los creadores de video, diciendo que estaba planeando “la monetización de los creadores para todas las formas de contenido”, y que su empresa podría “superar” el 55% de los ingresos por publicidad que YouTube ofrece a sus principales animadores.

Cuando se le preguntó cuándo proporcionaría más detalles, respondió: “Dos semanas”.

Aunque sitios rivales como TikTok están subiendo en los rankings, YouTube genera más dinero para sus creadores que cualquier otra plataforma gracias a la escala de sus ventas publicitarias, el tamaño de su audiencia y la estructura de su modelo de reparto de ingresos.

Los YouTubers mejor pagados ganaron en 2021 un conjunto de 300 millones de dólares, según la revista Forbes, y los ingresos por publicidad se complementan con las ventas de productos y catálogos.

Al frente de este ranking se encuentra MrBeast, alias Jimmy Donaldson, de 24 años, de Carolina del Norte, quien comenzó a publicar videos cuando tenía 13 años. El año pasado ganó aproximadamente 54 millones de dólares, superando a la actriz Angelina Jolie y a la figura mediática Kim Kardashian, y convirtiéndose en el YouTuber mejor pagado de la historia.

MrBeast, un maestro de los retos en internet, es conocido por pasar 50 horas enterrado vivo en un ataúd y por presentar su propia versión de la serie de televisión de Netflix El juego del calamar. Los hermanos Logan y Jake Paul se encuentran entre las diez personas que más ganan, ya que han evolucionado de grabarse jugando videojuegos y haciendo bromas a aprender a boxear y enfrentarse a grandes personalidades –o a estrellas rivales de internet– en combates muy publicitados.

Este fin de semana Twitter comenzó a ofrecer un servicio de pago, Twitter Blue, que costará 7.99 dólares al mes. Actualmente, la plataforma no permite la publicación de videos de larga duración, ya que limita los videos de los usuarios a dos minutos y 20 segundos. Sin embargo, Musk publicó en Twitter el sábado que los suscriptores de Twitter Blue podrían publicar “fragmentos” de video de hasta 42 minutos de duración.

Las personas que estén dispuestas a pagar por publicar también serán recompensadas con la insignia azul que indica que Twitter ha verificado su identidad, una característica normalmente reservada a figuras públicas como funcionarios, periodistas y celebridades.

En medio del caos y la angustia provocados por el despido sumario de la mitad de los 7 mil 500 empleados de Twitter, los equipos de ingeniería desplegaron la nueva función a una velocidad vertiginosa. En la noche del domingo surgieron noticias de que se había pedido a docenas de personas que fueron despedidas que se reincorporaran, ya que fueron despedidas por error o la empresa se dio cuenta de que su trabajo era vital para crear las nuevas funciones que busca Musk.

A finales del mes pasado Musk adquirió Twitter por 44 mil millones de dólares, en un acuerdo respaldado por miles de millones de su propio dinero. El empresario ahora instaló una sala de guerra en la sede de la empresa en San Francisco, donde él y un pequeño equipo de asesores se esfuerzan por ahorrar costos y lanzar nuevos productos.

El primero de ellos fue Twitter Blue, lanzado en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Everyday Astronaut, un creador de YouTube que tiene 1.3 millones de suscriptores, respondió a los tuits de Musk relativos a la “monetización” con una publicación en la que afirmó que consideraría la posibilidad de subir sus producciones al sitio si este pudiera manejar videos de larga duración y pagar a los creadores con un sistema similar al de YouTube.

En mensajes con otros usuarios de Twitter, Musk preguntó cómo funciona el sistema de monetización de YouTube –es decir, el reparto de los ingresos por publicidad con los creadores más populares–. Cuando se le informó que YouTube les entrega a las personas que suben sus contenidos el 55% de los ingresos por publicidad, respondió: “Podemos superar eso”.

Los comentarios de Musk se producen después de que se informara que Twitter está analizando la posibilidad de permitir que los usuarios cobren por los contenidos de video, y que la plataforma se quede con una parte, aunque el proyecto ha sido calificado internamente como de alto riesgo.

Al parecer, Twitter consideró la posibilidad de ofrecer una suscripción similar a la de Only Fans durante su anterior dirección, pero desistió del plan debido a las dudas sobre la capacidad de supervisar dicho servicio en cuanto a material de abuso sexual infantil.

El sistema actual de Twitter para pagar a los creadores consiste en un servicio de “propinas”, en el que los usuarios pueden dar dinero de forma voluntaria, y una función de “súper seguidores”, con la cual es posible cobrar a los usuarios hasta 9.99 dólares al mes por tuits exclusivos.

TikTok ofrece fondos no revelados a algunos creadores en el Reino Unido, mientras que el sitio generado por los usuarios OnlyFans, en el que predomina la pornografía, entrega a los creadores el 80% de sus tarifas de suscripción.

Twitter obtiene alrededor del 90% de sus 5 mil millones de dólares de ingresos anuales de la publicidad. No obstante, esta fuente de ingresos se ha visto perjudicada por la polémica en torno a la adquisición de Musk, ya que anunciantes de renombre como Audi, Carlsberg y United Airlines suspendieron sus gastos por temor a que los estándares de moderación de contenidos decayeran. Musk escribió en Twitter el viernes que se produjo una “caída masiva” de los ingresos por publicidad en la plataforma.

Elon Musk intenta atraer a las estrellas de YouTube a Twitter - qatar-2022