Mi nueva pareja y yo no hemos tenido sexo en dos semanas. La última vez que lo intenté, él estaba demasiado cansado. ¿Deberíamos separarnos?
'Digamos que fuiste hipersensible y lo tomaste como un rechazo, pregúntate si este es un patrón familiar tuyo'. Foto compuesta: Getty

Soy un hombre gay de veinticinco años. He estado saliendo con alguien desde hace casi dos meses y hemos dormido juntos unas cuantas veces. Sin embargo, a pesar de salir juntos durante las dos últimas semanas, no hemos tenido sexo.

La otra noche intenté iniciarlo y me rechazó; dijo que estaba cansado. Le comenté mi frustración y le pregunté si realmente le gustaba yo. Le sorprendió que cuestionara si le gustaba y lo ignoró. Me fui esa noche y recibí una denigrante disculpa por mensaje de texto, pero eso simplemente me hizo sentir peor.

Me sentí como si estuviera forzando a alguien a que tuviera sexo conmigo, lo cual no es precisamente sexy. Pero también reconozco que no se están satisfaciendo mis deseos en el cuarto. No estoy seguro de si vale la pena seguir con esta relación, pero realmente me gusta la persona. ¿Somos incompatibles?

Todavía no se conocen bien del todo, así que es demasiado pronto como para saber si son compatibles. ¿No es posible que de verdad estuviera cansado la otra noche? El cansancio, el estrés y el exceso de trabajo pueden afectar en gran medida al deseo y la excitación sexual de una persona.

Digamos que fuiste hipersensible y lo tomaste como un rechazo, pregúntate si este es un patrón familiar para ti. Si estamos abiertos a ello, podemos aprender más sobre nosotros mismos con cada relación, cada experiencia, y este proceso de autodescubrimiento es, afortunadamente, de por vida. Quizás la lección en este caso sea que esperas mucho de una relación tan nueva.

Considera qué es lo que realmente quieres y necesitas en este momento de tu vida. Si simplemente estás buscando encuentros sexuales fantásticos, breves y sin complicaciones con personas que siempre estén dispuestas, ten en cuenta que seguramente te decepcionarán algunas veces. Y también es posible que te pierdas los placeres de la verdadera intimidad en una relación más profunda. Sin embargo, dices que “esa persona realmente te gusta”.

Deja que eso sea tu guía. Intenten conocerse mejor en general. El sexo puede tener altibajos, pero el hecho de gustarse puede ser un indicador vital para la longevidad de la relación.


Pamela Stephenson Connolly es una psicoterapeuta ubicada en Estados Unidos que se especializa en el tratamiento de desórdenes sexuales.