Síguenos

 

Elecciones

En política, para las mujeres todos los días son un reto: Margarita Zavala

En “La entrevista ciudadana”, la ex aspirante a la presidencia y ex militante del PAN habla de los retos de las mujeres en la política, sus prioridades al llegar a San Lázaro y su visión de un grupo opositor que pueda ser contrapeso del presidente y su partido.

Margarita Zavala. Foto: Angélica Escobar/La-Lista.

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Feminista de hecho y por convicción, ex primera dama de bajo perfil y aspirante independiente a la Presidencia de la República, Margarita Zavala reaparece en la escena política del país en busca de un escaño en la Cámara de Diputados, lugar desde el cual asegura que trabajará a favor de las mujeres y las grandes temáticas que enfrenta el país.

En el programa “La Entrevista Ciudadana” de La-Lista, Zavala destaca que lo que quiere es “ser oposición y no resistencia”, en momentos en que el oficialismo, la llamada 4T, tiene una mayoría absoluta que busca refrendar en las elecciones del 6 de junio.

Tras lo que en reiteradas ocasiones cataloga como un “atropello” al no obtener el registro como partido para México Libre, la plataforma que impulsó junto con el expresidente Felipe Calderón, su esposo; dice estar lista para trabajar y atender temas prioritarios como la seguridad, la salud y, sobre todo, las problemáticas que afectan a las mujeres.

Lee también: Más de 93.5 millones de mexicanos podrán votar en las elecciones de junio

Hoy, aspira a una curul por la vía de representación proporcional por el PAN -partido con el que rompió en octubre de 2017 luego 33 años de militancia- y por la alianza Va por México (conformada por el PRI, PAN, PRD) por mayoría relativa; un espacio desde el cual busca ser contrapeso del presidente Andrés Manuel López Obrador y su partido Morena.

Max Kaiser.- Veo con preocupación que al feminismo le parece cómodo decirle a Margarita Zavala la esposa de Calderón, ¿qué siente Margarita Zavala cuando ve eso?

Margarita Zavala.- Me siento injustamente tratada, desigualmente tratada, creo que además una de las grandes luchas que hemos tenido las mujeres es la afirmación de la identidad

¿Por qué será? ¿Por qué se sentirán cómodas diciéndote a ti la esposa de Calderón?

Me parece que también te castigan de una manera como excluyéndote por ser de derecha y eso no le está haciendo bien al feminismo.

¿Tienes una carrera política propia?

Sí, claro y muy enfocada en mujeres. Yo asistí a la conferencia de Beijing en 1995 y me marcó la vida en términos en derechos de las mujeres, de caer en la cuenta de las políticas públicas a favor de las mujeres, de evitar y prevenir la violencia en contra de las mujeres. Si me siento muy injustamente tratada por no estar de acuerdo con un hombre. Es absolutamente absurdo lo que pasa.

Buscar la presidencia en este sentido de mujer, ¿fue más para probarte a ti algo y a los demás o era un proyecto que ya traías de tiempo?

Yo no traigo destinos de mi vida sino que más bien respondo a lo que la vida me pide y respondí. Y ha sido una de las mejores cosas que me han pasado.

Te puede interesar: Elecciones 2021: Edomex, el bastión priista que Morena quiere volver a hacer suyo

¿Se convirtió en una prueba en algún momento?

Sí, la vida es una prueba y es un reto, y en política para las mujeres todos los días son un reto.

En algún momento de la campaña seguro dijiste: lo que más quiero hacer con México es…

Darle seguridad y justicia.

Es el tema que más le reclaman al gobierno de Calderón y que más le aplauden…

También le aplauden salud y es un tema en el que estuve cerca por el trabajo que yo estaba haciendo.

En la materia de seguridad ¿qué hubieras hecho diferente?

Hubiera comunicado distinto.

¿Fue un problema de comunicación?

Una gran parte, y la otra fue que respondió conforme a los datos que tenía y eso es lo que tiene que hacer un político que toma decisiones conforme a lo que tiene y decidirlo honestamente, no en favor de una carrera política o para cantarle al coro, sino en favor del país.

Y esa es una de las cosas más difíciles y me parece que quizá hubiera enfocado también mucho más en el mensaje en términos de tejido social. Las organizaciones sociales vinculadas o vinculándolas a los temas de seguridad y justicia hubieran sido muy importantes, pero son circunstancias tan distintas que estamos hablando de muchos años, cerca de 15.

Puedes leer también: La percepción de inseguridad en México sube al 68.1% en diciembre

Como mujer con carrera y ambición política, ¿es aburrido ser primera dama?

Nunca es aburrido estar en las cosas públicas de un país y menos de tu país. Al contrario, fue un reto bien distinto, a lo mejor, pude incluso no imaginármelo, porque siempre en una carrera política la imaginé no en torno a una sola persona, pero sabíamos que era mi pareja, y fue un gran honor, si fue una cosa estar ahí, usé bajo perfil en el sentido de mucho trabajo, constante, muy perseverante, como me encanta hacer las cosas, pero poco mediático; sin embargo, siempre estuve ahí, en los desastres naturales, con mucho contacto con las víctimas del crimen organizado, muy cerca de la parte social y del combate a las adicciones.

Son deberes humanos, yo soy de una familia que me enseñó que amar y servir a México era como respirar.

El PAN era uno de tus grandes amores, ¿el rompimiento dolió mucho?

Sí, pero muy tranquila, yo sé que me llevaba lo mejor, que le debía mi vida y carrera política pero también estoy convencida que había ciertas organizaciones que a lo mejor habían cumplido el fin más importante que no era menor, era la democracia.

¿Esa herida ya sanó?

Sí, digamos las personales son las que tiene uno que dejar a un lado para hacer lo que estoy haciendo ahorita, que es ser candidata por una alianza a través del propio PAN que es un partido con el que me siento más cómoda y que lo dije desde el principio, me inspiraron hombres como Manuel Clouthier, Carlos Castillo Peraza, Luis Álvarez… que los conocí personalmente, y mujeres como Blanca Amagasi, María Elena Álvarez de Vicencio, que es una mujer a la que no se le ha reconocido lo mucho que ha hecho por las mujeres y por la democracia del país. Y que a la fecha me sigue inspirando y todo lo que hago, quiero hacerle honor a esa historia.

Al PAN que regresaste, ¿se parece al PAN que dejaste?

Sí, pero no estamos aquí para hablar de eso. Creo que no es el tema de ahorita, no entré ni a juzgarlos ni mucho menos, al contrario, agradecida de que fue un instrumento una vez que nos negaron el registro de México Libre y con ello el derecho a asociarse y lo que nunca, vaya, ni el PRI había hecho que era no dejarte competir. Eso sí fue apabullante para mí, sentir el poder apabullando un derecho humano fundamental, político, que era asociarse.

¿Esa espinita sigue ahí?

Si. Pero también es cierto que desenmascaró al Estado mexicano, al autoritarismo que estamos viviendo y que hoy cobra unas dimensiones increíbles en términos de vida constitucional, de estado de derecho democrático y constitucional, así es que, también fue una manera de contribuir y ahí está México Libre y veremos cómo vamos trabajando ya hacia adelante. 

¿Para qué ser diputada?

Primero, para hacer un contrapeso. Ser oposición en la democracia no es cualquier cosa y es ser oposición para construir, el problema es que desde el poder como no son demócratas, creen que la oposición son los perdedores. No, la oposición enriquece y construye en una democracia y yo seré oposición. 

Lee también: Elecciones 2021 / Morena en el Congreso de la CDMX, con mayoría pero no absoluta

Si pudieras cambiar hoy una de las cosas que está haciendo el gobierno de López Obrador, ¿qué sería?

La salud. El manejo que hizo de la pandemia, el que insista en no informarnos; diría la verdad para empezar, para poder hacer un diagnóstico claro de cómo regresar a clases, de cuáles son las enfermedades que no tratamos, cuáles son las vacunas que no compramos, cuáles son los hospitales que nos faltan, por qué se está tardando todo. Yo creo que hay una parte de salud, pero siempre hay que vincular también con la verdad. 

Una de las funciones más importantes de los diputados es el presupuesto, ¿cuál va a ser tu prioridad? ¿Cuáles van a ser las cinco cosas a las que les vas a dar toda prioridad en materia presupuestal? 

Que el presupuesto que se incremente para seguridad. 

Un incremento mayor a la salud, a la investigación y a la ciencia.

Le daría un presupuesto mayor a la educación, infraestructura física, tecnológica, que también incluya al medio ambiente, que eso si es totalmente en contra de lo que estamos viviendo.

Y buscaría leyes que combatan el cambio climático y un presupuesto realmente asignado a cuidar nuestros recursos naturales, hoy en riesgo como nunca, y a evitar la violencia contra las mujeres. 

¿Te interesa tener un liderazgo en la bancada? 

Yo creo que todos estamos primero porque somos líderes de algo y hay que ejercerlo y, en la vida política, si no tratas de ejercer tu liderazgo, no sé cómo a qué vas, entonces sí. Pero no soy gente que por fuerza quiera cargos, creo que hay una autoridad no formal que es muy importante para el país, entonces sirve la formal, por eso estoy buscando la candidatura, pero sobre todo la no formal. 

¿Con la reelección te interesa la carrera parlamentaria de doce años que ofrece la Cámara de Diputados en estos momentos? 

No lo he pensado, creo que en ese sentido respondo ahí. Yo si estuve siempre a favor de la reelección en el Congreso, nunca en la Presidencia de la República, ni en el Ejecutivo de gobernadores, alcaldes; creo que se explica bastante por lo local, pero del Congreso sí, siempre estuve por la reelección. Que me interese personalmente, quién sabe, yo creo que es bien importante generar condiciones para que muchos otros -y lo vi en México Libre, que me tocó formar algo nuevo-, ciudadanos y ciudadanas que encuentren un camino para ser líderes y para que les guste la política que es servir, generar bienes públicos, y que por favor dejemos de denostarla. 

En un país como el nuestro, ¿se puede ser mamá, esposa, política, profesionista, maestra? ¿Se puede ser todo a la vez o algo pierde? 

Siempre en la vida humana hay renuncias en general, pero claro que se puede y se puede además ser feliz. No solo se puede hacer las cosas, sino ser feliz y hacer felices a los demás. Pero es cierto que sí me ha acompañado una familia y un esposo bien parejo y que me han apoyado mucho y eso es más de la mitad de la felicidad, que puedas hacer tantas cosas; y alumnos extraordinarios y alumnas que he tenido y una escuela que me acompaña también en eso, en mi propia profesión, que me respeta mi propia vocación. La vida política y un gran país que requiere de todas y de todos. 

Decías antes de empezar “a las mujeres nos las hacen más difícil, nos la ponen más difícil”… 

Si, y no es que uno quiera hacerse víctima, la verdad es que víctima de la condición de ser mujer, por supuesto, muchas otras, que realmente son las principales víctimas, particularmente, las que viven violencia de todos los tipos y desde luego de telón de fondo la violencia más cruel que es el feminicidio, pero si nos la ponen más difícil. Los errores de una candidata pueden hacerte caer mucho más que lo pueden hacer caer a un hombre. Así es esto. Es bien fácil atacar a las mujeres, bien fácil no dejarlas ser candidatas, bien fácil estorbarles, bien fácil pasar sobre ellas, por eso también soy muy cuidadosa, incluso cuando me refiero a mujeres que pudieran ser mis adversarias, soy muy cuidadosa, porque sí cuesta más trabajo y es bien fácil ponernos obstáculos. 

¿Esa va a ser una causa en la Cámara de Diputados? ¿Hacérselas más fácil? 

Si, siempre espero que las mujeres que estén a lado de mi, que estén de acuerdo conmigo, o no estén de acuerdo conmigo, también tengan condiciones de apertura, de diálogo y que sea mucho más sencillo servir a México. 

¿Qué cosas se pueden hacer desde la Cámara de Diputados para hacerle la vida más pareja a las mujeres?

Desde luego, la asignación presupuestal, el énfasis por ejemplo, en estancias infantiles, con un énfasis de educación inicial que creo que es una parte muy importante a las mujeres, pero yo creo que la prevención y el obligar un poco a las fiscalías a ser operaciones focalizadas y generar una cultura de prevención de violencia contra las mujeres es muy importante, pero todos los temas tienen que ver con las mujeres, y con los hombres.

¿El feminismo es todo o no es feminismo?

No, creo que ser feminista tiene que ver más, que con peticiones exactamente ideológicas, con la defensa de las mujeres.

Sientes que vas a tener un foco especial en la Cámara de Diputados por la historia…

Sin duda uno llega a la vida pública y a los cargos por toda su historia. A mí no me da pena decir lo que pienso, ni incluso mi vida, todo lo que he hecho. He honrado mis convicciones, la historia que me precedió en términos políticos. Sí llegó con mucha alegría.

Dime algo, ¿te reclaman a ti de repente la intervención del expresidente en la vida política?

Sí. Es un reclamo bien fácil que puede hacer cualquiera y punto, pero la verdad también ha sido un vínculo de contacto y buen contacto…

Le quitas de repente el celular y les dices “Eso ya no”. ¿Alguna vez le has arrancado el celular como “Esto ya no lo vas a decir”?

No, para nada. La verdad, el respeto a la expresión ajena es la paz. ¿Tú dices si de repente Felipe dice algo y yo le diga que eso no?

Sí, ¿alguna vez ha pasado?

Algunas veces sí.

¿Pero cada quien mantiene su posición?

Claro, nos encontramos en la unidad de las convicciones.

¿Qué opinaron tus hijos cuando les dijiste voy a regresar, voy a ser diputada? ¿Tienen alguna opinión sobre la política?

Me conocieron ahí. Más bien les tendría que hablar si voy a dedicar a la iniciativa privada. No me han preguntado nada. Son muy buenos hijos.

A partir de tu llegada a San Lázaro, ¿qué es lo primero? ¿Qué tiene que pasar primero? Va a ser un momento difícil, es posible que el presidente esté preparando el desconocimiento de elecciones, el ataque al INE, al tribunal… ¿qué será lo más importante para instalar el Congreso?

Es previsible que eso pueda pasar. Lo más importante es el 6 de junio. Lo que yo quiero es ser oposición y no resistencia. Y eso es a lo que estamos llamando.

¿Cuál es la diferencia?

Vayamos a ser parte de una solución democrática, y la resistencia ya es una dimensión cierta del autoritarismo, el cual podríamos estar viviendo si no logramos un contrapeso y no evitamos la mayoría absoluta del partido en el gobierno.

¿Qué tendremos que hacer los mexicanos si el 7 de junio hay un desconocimiento a los resultados? ¿Cuál es nuestra labor como ciudadanos?

Defender el estado democrático y constitucional de derecho, que es también defender la historia de nuestros padres, la historia de nuestro país, y hay que salir a la defensa. Es un tema de nacionalismo, de mexicanidad, ir a defender la voluntad popular.

Danos a un mensaje a los lectores de La-Lista sobre qué quieres que pase el 6 de junio.

Que el 6 de junio salgamos sabiendo que vamos a recuperar muchas certezas, y certezas democráticas. Y quiero que el 7 de junio nos levantemos diciendo “Yo hice todo para que esto pasara o se evitara”. Así entregaremos buenas cuentas a nuestro país, al que amamos mucho.

También te puede interesar

Opinión

De marzo a junio, Facebook dio de baja 33 redes inauténticas a nivel global, de las cuales una decena fueron de México. El resto...

Elecciones

PRI, PAN y PRD acusan que el gobierno federal y el crimen organizado operaron en favor de los candidatos a gobernador de Morena y...

Género

Este sábado 3 de julio se celebra el 66 aniversario del sufragio femenino en México. Aquí, un recorrido en imágenes por la participación de...

Actualidad

Desde la despenalización del consumo lúdico de la marihuana hasta la reunión del presidente Andrés Manuel López Obrador con los gobernadores de Chihuahua y...

Publicidad