Federico Villa, intérprete de <em>Caminos de Michoacán</em>, murió a los 84 años
El cantante Federico Villa falleció a los 84 años de edad. Foto: Facebook / Federico Villa

Federico Villa, uno de los máximos intérpretes de música ranchera, género que interpretó durante más de cuatro décadas, falleció durante la noche del 13 de julio. Tenía 84 años de edad.

Antonio García, senador por Michoacán, fue quien dio a conocer la noticia del deceso de Federico Villa, aunque no abundó en las causas de su fallecimiento.

Nacido en Zamora, Michoacán, Federico Villa inició su carrera musical desde muy pequeño. Tras vencer en un concurso de radio, su trayectoria despuntó regionalmente, aunque su momento más importante se dio luego de inmortalizar el tema Caminos de Michoacán, escrita por su compadre, Bulmaro Bermúdez.

Otras canciones interpretadas por Villa, como Las tres tumbas, Las patas chuecas y El cara parchada, fortalecieron la trayectoria del cantante michoacano, quien incrementó su leyenda a través de presentaciones en palenques.

Una importante arista se dio a través del cine, en donde participó en 35 películas, además de 14 videos musicales y una serie para la televisión. Su debut en la pantalla grande fue en la cinta La hija de nadie, de 1979, donde compartió créditos con Ana Luisa Peluffo, Yolanda del Río y Jaime Moreno.

Desde entonces, participó en numerosos proyectos de la subcategoría de cine popular ranchero, la cual tuvo un auge importante durante la década de los 80 y en la que cantantes como Vicente Fernández o grupos como Los Tigres del Norte cobraron gran relevancia.

Su última participación en la pantalla de plata fue en la cinta La hija de Moctezuma, donde coincidió con María Elena Velasco, la “India” María, en la que sería también la película final en la carrera de la comediante.

Aunque su carrera se mantuvo viva durante varios años gracias a sus presentaciones en público, la pandemia hizo que Federico Villa empleara las redes sociales para informar a sus seguidores sobre sus novedades. Descanse en paz.