Halloween y Día de Muertos: estas son las diferencias y similitudes
Foto: Los Muertos Crew/ Pexels

Halloween y Día de Muertos: dos fiestas sincréticas con grandes diferencias y similitudes. De las tradiciones ancestrales de culturas celtas y mesoamericanas, a la fusión moderna entre ambas celebraciones.

Diferencias y similitudes entre Halloween y Día de Muertos

La principal diferencia entre Halloween y Día de Muertos radica en su origen. Sin embargo, aunque tienen antecedentes culturales y geográficos distintos, sorprendentemente hay elementos muy similares.

El Samhain celta

Muchos creen que Halloween es estadounidense, pero en realidad es de tradición celta, antiguos pueblos que habitaban lo que hoy es Irlanda, Inglaterra, Escocia y Francia.

Comenzó a celebrarse con el nombre de Samhain (cuyo significado es el final de verano). Para los celtas, marcaba el momento en que los días se hacían cortos y las noches más largas. Significaba el inicio de un Año Nuevo y el final de una temporada abundante de cosecha.

Celebraban la despedida de Lugh, dios del Sol, y como muchas otras culturas, creían que los muertos regresaban al mundo de los vivos, por lo que era también una época de reflexión sobre la muerte y oportunidad de renacimiento.

Según el libro Halloween: From Pagan Ritual to Party Nightde Nicholas Rogers, Samhain fue un momento de balance y sacrificio, incluido probablemente el sacrificio de animales, durante el cual las comunidades se preparaban para sobrevivir al invierno.

El Festival Azteca de los Muertos

Cuando los españoles llegaron a México se encontraron con que los nativos celebraban rituales con los que, aparentemente, se “burlaban” de la muerte. Horrorizados trataron de erradicar esta práctica, pero no lo lograron.

Manuel Alberro, autor del libro, El día de los difuntos cristiano y el día de muertos en México, explica que los pueblos aztecas honraban a sus muertos en agosto y veneraban a Mictecacihuatl, Señora de Mictlan, Reina de Chignahmictlan, el Noveno Nivel del Mundo Subterráneo.

“Los aztecas conservaban calaveras como trofeos, y las exhibían durante estos rituales anuales. Las calaveras simbolizaban muerte y renacimiento. Servían para honrar a los difuntos, que ellos creían que regresaban a este mundo a visitarles durante ese festival de un mes de duración. Al contrario que los españoles, que consideraban la muerte como el final, los mexicanos la veían como una continuación de la vida”, indica el libro.

Del Samhain a Halloween

Luego de que Roma conquistara la mayoría de las tierras celtas, la tradición pagana se reformuló con una narrativa cristiana. En el año 601 d.C, el Papa Gregorio trató de convertir esta fecha en el Día de todos los Santos, dedicado a los mártires cristianos.

Fue así que el Día de todos los Santos se trasladó estratégicamente al 1 de noviembre haciéndolo coincidir con el Samhain. Lo llamaron All-hallows All-hallow´sEve que en inglés medio significa “la víspera de todos los santos”.

Finalmente, con el tiempo, se convirtió en Halloween y se volvió más popular que el día litúrgico. Fue trasladado a Estados Unidos por la enorme cantidad de irlandeses que emigraron a ese país durante el siglo XIX.

El Día de Todos los Santos en México

Al igual que sucedió con el Samhain, los clérigos europeos consideraron que el Festival Azteca de los Muertos era sacrílego. Quisieron suprimirlo, pero fue imposible.

En vez de erradicarlo, lo asimilaron, tratando de imponer el Día de Todos los Santos. Los pueblos originarios incorporaron elementos de su propia celebración. De manera gradual se convirtió en un ritual singular y muy complejo que hoy se conoce como Día de Muertos.

Elementos y ofrendas en Halloween

Las ofrendas de alimentos y bienes para protegerse de los espíritus y fantasmas ancestrales del Samahin, se convirtieron en ofrendas de comida y bebida a los pobres en el Día de todos los Santos y derivaron en los platillos y dulces de Halloween.

La calabaza con la linterna remite a la leyenda irlandesa de Jack-o’-Lantern, en donde la luz de la vela alumbra el camino de un hombre condenado a vagar como espíritu por toda la eternidad. Los disfraces se usaban para confundir y ahuyentar a los espectros. Los cráneos y esqueletos recordaban que es un momento por el que todos pasaremos.

Elementos y ofrendas en Día de Muertos

Las ofrendas de Día de Muertos también proceden de las antiguas ceremonias prehispánicas. Para los aztecas, el alma del ser querido sobrevivía y tenía aún muchos atributos materiales. Así que tenían que alimentarse: beber agua e incluso usar armas.

Se colocaba copal e inciensos ardientes para guiar a los difuntos en su camino y purificar el espacio de seres malignos. Las calaveras eran un recordatorio de que la muerte, tarde o temprano, viene por nosotros.

La unión de Halloween y Día de Muertos

En los últimos años la tradición de Halloween y Día de Muertos se han entremezclado por la cercanía de México y Estados Unidos. Las películas y el intercambio cultural entre ambas naciones han hecho que se adopten elementos de una y otra celebración.

Finalmente ambas tradiciones son producto del sincretismo cultural. Es importante mencionar que por su complejidad y riqueza, el Día de Muertos está inscrito Está inscrito como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO.

¿Qué tradición celebras más? Día de Muertos o Halloween.

Este artículo se publicó originalmente en Baby Creysi. Consúltalo aquí.