Mítikah: caos y glamour en el nuevo Centro Comercial
Interior del centro comercial de Torre Mitikah. Foto: Carlos Acuña.

Mediodía. Decenas de trabajadores de la construcción se esmeran en terminar de colocar los adoquines faltantes en el patio elevado que sustituyó a la calle Real de Mayorazgo en Xoco. A unos metros, la nueva plaza comercial de Mítikah ha abierto ya sus puertas. Un grupo de trabajadores de la empresa se aplauden y se echan porras frente a la gigantesca puerta de Palacio de Hierro, resguardada por dos guardias de seguridad privada armados con metralletas.

Adentro las tiendas exhiben brillo y lujo. Edecanes masculinos ataviados con trajes Armani y máscaras de lobo reciben a la multitud de nuevos clientes. Diseñado por un grupo de despachos arquitectónicos entre los que destacan Pelli Clarke Pelli Architects y Grupo Sordo Madaleno, la nueva joya del proyecto urbano “Mítikah Ciudad Viva“, de Fibra Uno, ostenta el título del mall más grande de toda Latinoamérica: “todas las tiendas en un mismo centro comercial” se promocionan en medios y presumen que la sola construcción implicó la creación de 30 mil empleos y al menos 15 mil empleos directos para mantener funcionando sus casi 300 locales comerciales.

Esta mañana, el titular de la alcaldía Benito Juárez asistió al evento de inauguración y aprovechó para promocionar el proyecto: “La generación de empleos y la reactivación económica sin duda son buenas noticias”, esto a pesar de las múltiples denuncias que ha recibido el proyecto en los últimos años: talar 54 árboles de manera ilegal, violar suspensiones de obra, privatizar una calle, amedrentar a vecinos y las investigaciones de lavado de dinero y fraude fiscal que pesan sobre los directores de Fibra Uno por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera.

Mítikah: caos y glamour en el nuevo Centro Comercial - mitikah-mall
Interior del centro comercial junto a Torre Mitikah. Foto: Carlos Acuña.

            En los pasillos, subiendo y bajando escaleras eléctricas, la gente ya pasea y transmite en vivo su experiencia por Instagram, hipnotizada por el poder de la arquitectura y la escenografía. La plaza está decorada con figuras faraónicas con quienes los paseantes se toman selfies: gatos musculosos de dos metros de altura que intentan representar dioses egipcios decoradas con patrones indígenas. En el lobby central, un artista circense hace acrobacias mientras un DJ ameniza el acto.

La construcción de este centro costó 22 mil 500 millones de pesos de inversión. Arriba, a través de un domo transparente, la torre Mítikah asoma gigantesca.

Mítikah: caos y glamour en el nuevo Centro Comercial - WhatsApp-Image-2022-09-23-at-1.55.35-PM
Los paseantes se toman selfies al interior del proyecto faraónico. Foto: Carlos Acuña.

Alrededor las calles ya son un caos: sobre avenida Río Churubusco los carros se abalanzan para salir del estacionamiento de la plaza o para cruzar el semáforo. El embotellamiento lleva varias horas. Un grupo de comerciantes callejeros, afiliados a la Alianza de Organizaciones Sociales, tiene cerrado el paso en avenida Universidad desde antes del mediodía. Afirman que Fibra Uno prometió, como parte de las medidas de mitigación de su proyecto, reconstruir el espacio ubicado en las salidas de la estación del metro Coyoacán.

“Ahora resulta que nos quieren sacar”, dice Ricardo Hernández López, vocero de los comerciantes locales. Sólo ellos van a tener permiso de vender. Vamos a tomar todo el proyecto Mítikah esta tarde, les vamos a cerrar todas las calles”.

Por su parte, la Asamblea del Pueblo de Xoco ha convocado a una manifestación para protestar contra el proyecto y pedir que se cancelen todo nuevo proyecto inmobiliario sin establecer mecanismos legítimos de consulta con los habitantes. Les preocupa lo que pueda sustituir el inmueble de Centro Coyoacán y la sustentabilidad hídrica del pueblo, así que han anunciado cierres viales a partir de las 15 horas: “El Pueblo de Xoco contra la ciudad Mercancía”, se lee en las convocatorias.

Mítikah: caos y glamour en el nuevo Centro Comercial - mitikah
Interior del centro comercial que forma parte del proyecto de Torre Mitikah. Foto: Carlos Acuña.

“Los vecinos los obligamos a abrir un pozo nuevo que, supuestamente, podría garantizar nuestro acceso al agua”, dice una vecina en la calle de San Felipe. “Pero, mire, todos los días hay tres o cuatro pipas surtiendo de agua la torre Mítikah y su Centro Comercial. Cuando todo esto el proyecto esté operando, ¿a quién le vamos a reclamar la falta de agua hacia el pueblo?”

El nuevo mall espera una afluencia de más de 40 mil visitantes diarios y los viejos habitantes del pueblo no dejan de preguntarse cómo librarán el caos vial que se avecina.