Zacatecas termina el 2022 con más violencia y sin una respuesta efectiva de las autoridades
Un intento de motín y narcobloqueos se registraron por la noche de este domingo. Foto: Especial

El estado de Zacatecas llega al cierre de 2022 como lo empezó: en medio de una ola de violencia que ha cobrado la vida de miles de personas y otras tantas han desaparecido o se han desplazado a otros lugares.

Las últimas semanas han sido de terror para ese estado: el comandante de la Guardia Nacional en el estado y un juez de control fueron asesinados, y hubo un intento de fuga en una cárcel que provocó incendios y bloqueos en el municipio de Fresnillo.

Autoridades federales y estatales no han podido contener la inseguridad que ya se advertía desde el inicio del 2022 cuando, el 5 de enero, diez cuerpos decapitados fueron colocados frente al Palacio de Gobierno de Zacatecas. El hecho provocó un mayor despliegue de la Guardia Nacional y el Ejército, pero los uniformados no han logrado la pacificación del estado.

Una de las últimas muestras demostraciones de violencia y amenaza al gobierno federal es el asesinato del general José Silvestre Urzúa, coordinador de la Guardia Nacional en Zacatecas. El pasado 24 de noviembre murió en medio de un enfrentamiento con un grupo delictivo en el municipio de Pinos después de un operativo para aprehender a policías de ese municipio.

El presidente Andrés Manuel López Obrador relató que el general dirigía un operativo antisecuestro en el que descendió de su vehículo y fue baleado por un grupo delictivo. Silvestre Urzúa, quien fue designado coordinador de la Guardia Nacional en enero de este año, fue llevado a un hospital, pero no sobrevivió a las heridas de bala.

Además de Silvestre Urzúa, el juez de control Roberto Elías Martínez fue asesinado el pasado sábado 3 de diciembre. El impartidor de justicia salió de su casa a las 7:00 horas y un hombre armado supuestamente se acercó a dispararle.

Arturo Nahle, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de Zacatecas, ha dicho en entrevistas con medios de comunicación que no hay indicios de que el juez Roberto Elías haya sido amenazado previamente. Las investigaciones continúan.

Los asesinatos de Silvestre Urzúa y Roberto Elías tuvieron impacto a nivel nacional, pero no son los únicos. Entre enero y octubre de 2022 se registraron mil 90 víctimas de homicidio doloso en Zacatecas, según cifras registradas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

En términos de homicidio la violencia en Zacatecas se triplicó respecto al 2015. Ese año solo se registraron 286 homicidios dolosos, según estadísticas oficiales.

Los violencia no ha respetado ni a las autoridades. Entre enero y diciembre de este año, 51 policías estatales y municipales han sido asesinados, la cifra más alta en el país. Esta cifra es de la organización Causa en Común, que en 2021 reportó el homicidio de 36 uniformados, 41% menos respecto a este 2022.

La inseguridad en el estado no solo se refleja en muertes. Este domingo 4 de diciembre personas privadas de la libertad intentaron fugarse de la cárcel de Cieneguillas. Al mismo tiempo un grupo criminal incendió casetas de cobro y bloqueó carreteras que conectan a las localidades de Calera, Fresnillo, Villanueva y la capital del estado.

Pese a estos números, el presidente López Obrador dijo en su conferencia de prensa matutina de este lunes 5 de diciembre que las cosas están mejor en Zacatecas respecto a sexenios anteriores.

“Estamos trabajando en Zacatecas, junto con el gobierno del estado, se ha ido avanzando, pero hace falta más, ya tenemos mejores resultados de como estaba, por el plan que se ha aplicado, no ha sido en vano, sin embargo todavía hace falta más trabajo y lo vamos a continuar haciendo”, señaló López Obrador.

Ahora Zacatecas es gobernado por David Monreal, integrante del partido Morena, y anteriormente estuvo a cargo de personas que pertenecen al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Partidos políticos con colores diferentes, pero que en el fondo no han encontrado la forma de devolver a los habitantes de Zacatecas la tranquilidad que desde hace años exigen.