Norma Lucía Piña, la primera mujer en presidir la SCJN y el CJF
Norma Lucía Piña Hernández será presidenta de la SCJN y el CJF los próximos cuatro años. Ilustración: Majito Vázquez con foto de la SCJN;

El pleno de la Suprema Corte eligió este lunes a Norma Lucía Piña Hernández como la primera mujer presidenta de la SCJN y el Consejo de la Judicatura Federal luego de una cerrada votación que se fue a tres rondas.

En la primera votación entre los once integrantes del pleno, la ministra Piña Hernández obtuvo tres votos, mientras que los otros cuatro contendientes obtuvieron dos votos cada uno.

En la segunda ronda quedaron fuera la ministra Yasmín Esquivel, Alberto Pérez Dayán y Javier Laynez Potisek, quedando como punteros Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, con cuatro votos, y Norma Piña, con tres.

Sin embargo, fue en la tercera ronda donde Piña Hernández conquistó tres de los cuatro votos que se habían dispersado entre los eliminados de la ronda anterior y obtuvo seis votos, mientras que Gutiérrez Ortiz Mena conquistó uno más y quedó al final con cinco.

El primer discurso de la ministra presidenta de la SCJN

Norma Lucía Piña, la primera mujer en presidir la SCJN y el CJF - SCJN-presidente-norma-pina
Norma Lucía Piña Hernández, primera mujer en presidir la SCJN. Foto: Captura de pantalla / Justicia TV.

Norma Lucía Piña Hernández rindió protesta este lunes y ofreció su primer discurso ante el pleno en la sesión solemne, en donde destacó su carácter de mujer al frente de la Suprema Corte.

“Me siento muy fuerte porque sé que estamos todas aquí, nos colocamos por primera vez al centro de la herradura de este Tribunal Pleno, demostrando y demostrándonos que sí podemos. Agradezco a las que siempre han creído, a las que no se han cansado de intentar cambios que poco a poco arrinconen nuestra cultura patriarcal. Honro en este momento a las que ya no están“, dijo en su discurso.

Mencionó que asume la máxima responsabilidad a la que como mexicana, abogada, jurista e integrante del Poder Judicial puede aspirar y que lo hacía consciente de su complejidad.

“Y ante ello, si bien se antoja la magia y el ilusionismo, lo que ofrezco es una representación basada en las herramientas que me han guiado en lo que soy, en lo que somos como juzgadoras y juzgadores: estudio, reflexión, acción, autocrítica, honradez, empatía”, expresó.

Piña se comprometió a dar pasos firmes juntos para saber aprovechar la oportunidad que representa todo reto en beneficio del Poder Judicial y de México.

De maestra normalista a jurista… hasta llegar a ser presidenta de la Corte

Norma Lucía Piña Hernández nació en 1959 en la Ciudad de México. La primera carrera de la ministra presidenta de la SCJN fue la de profesora de educación primaria, trabajó en la Escuela de Experimentación Pedagógica “Manuel M. Acosta” Anexa a la Benemérita Escuela Nacional de Maestros, donde estudió la carrera de 1974 a 1978.

Su segunda carrera fue Derecho en la UNAM y más tarde estudió dos especialidades, una en España sobre Psicología Social y Comunicación y otra en Derecho Constitucional y Administrativo en la División de Estudios de Postgrado en la UNAM, donde también es doctorante.

Tiene especialidad Judicial, en Derecho Penal y Argumentación Jurídica, entre otros estudios.

Ha pasado por los distintos escaño del Poder Judicial, donde empezó como secretaria proyectista en el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito en 1988 y se convirtió en Secretaria de Estudio y Cuenta en la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en 1992.

Ha sido Jueza de distrito en dos ocasiones y magistrada de Tribunal Colegiado entre 1998 y 2015, año en el que fue propuesta por el entonces presidente Enrique Peña Nieto como ministra de la SCJN, en lugar de la ministra en retiro Olga Sánchez Cordero, hoy senadora.

En sus votaciones como ministra se ha distinguido por hacer precisiones, votos particulares y argumentado cada una de sus posiciones, también ha mostrado una independencia en votaciones que tienen que ver con leyes y normas impugnadas en contra del Ejecutivo.

Una elección en medio de la polémica por acusaciones de plagio

Piña Hernández fue electa en un proceso que se vio en medio de la polémica porque su compañera de pleno Yasmín Esquivel fue acusada de cometer plagio en su tesis de licenciatura en 1987, como dio a conocer el investigador Guillermo Sheridan en Latinus la tercera semana de diciembre.

Esquivel defendió la autoría de su tesis y publicó cartas de quienes fueron sus asesores de tesis en licenciatura, maestría y doctorado en otras universidades. Sin embargo, después de una investigación y análisis, la UNAM informó el 31 de diciembre, dos días antes de la elección que sí hubo plagio.

El Poder Judicial no emitió un solo pronunciamiento ante la polémica y aún en el inicio de la sesión de este lunes, la ministra Esquivel defendió la autoría original de su tesis y se mantuvo en la contienda para ser presidenta de la SCJN.