La distribución de la vacuna de Oxford cambió tras su aprobación en Reino Unido
Foto: EFE

Sarah Boseley y Helen Pidd/The Guardian

A millones de personas en el Reino Unido se les ofrecerá una sola primera dosis de la vacuna de Oxford/AstraZeneca, con el refuerzo tres meses después, con la intención de regresarle al país algo de normalidad para la primavera, dijo el primer ministro. 

La distribución de la vacuna de Oxford empezará el 4 de enero después de su aprobación por la Autoridad Regulatoria de Medicinas y Cuidado de la Salud (MHRA). El gobierno espera que la vacuna, de la cual ordenaron 100 millones de dosis, transformará los prospectos en el Reino Unido y combatirá la transmisión de la variante de coronavirus que hace que aumenten los casos. Farmacias y clínicas podrán darle las inyecciones a aquellos en riesgo. 

Pero la MHRA y el Comité de Vacunaciones e Inmunización del gobierno dieron una sorpresa al anunciar la aprobación de un régimen que no se ha ensayado. La vacuna de Oxford y la vacuna de Pfizer/BioNTech que ya se usa se le darán a la gente como una dosis, seguida de otra hasta 12 semanas después, con la intención de proteger a más gente lo más rápido posible. 

También lee: Reporte global: El director de AstraZeneca cree que la vacuna será efectiva contra la nueva variante de Covid

Boris Johnson dijo en una conferencia de prensa en Downing Street que los beneficios de la vacuna empezarían en 21 días. “Eso significa que podemos vacunar y proteger a muchos más en las siguientes semanas”, dijo. 

Él espera que para la primavera de 2021 se puedan levantar muchas restricciones por el coronavirus. “Si estamos en lo correcto y el programa de vacunación tiene los efectos positivos que creemos que puede tener, recalco que son supuestos, entonces muchas de las intervenciones no farmacéuticas… se quedarán en el pasado”, dijo. “Podremos hacer las cosas de maneras muy diferentes”. 

El primer ministro añadió que el público deberá continuar con “disciplinas básicas” como lavarse las manos y usar mascarillas “por un tiempo más”. 

La aprobación de la vacuna por el MHRA después de semanas de examinar los resultados de los ensayos se recibió con emoción y alivio por los expertos. La vacuna de Pfizer/BioNTech que ya se usa se tiene que almacenar para un plazo más largo a -70°C y es difícil de distribuir. La vacuna de Oxford, sin embargo, puede mantenerse en un refrigerador normal de 2 a 8°C y se transporta fácil desde las fábricas del Reino Unido, lo que significa que no tendrá que mantenerse en hospitales centrales y centros comunitarios, lo que permite que llegue sin complicaciones a clínicas y asilos. 

También lee: Países pobres tendrán vacunas en pocos meses, pero quizá no las más eficaces

Entre el reconocimiento extendido para la Universidad de Oxford y AstraZeneca por obtener la aprobación de una vacuna que es vital para los prospectos globales para terminar con la pandemia por su bajo costo y refrigeración normal, algunos expertos están ansiosos por el modo de uso propuesto. Dijeron que era pragmático tratar de asegurar que la mayor cantidad de gente tenga una primera dosis, para darles algo de protección, pero que hay preguntas sin responder. Estas incluyen la evidencia para extender el tiempo entre inyecciones hasta 12 semanas, lo que podría hacer que algunos no regresen por la segunda dosis. 

Pfizer y BioNTech dijeron que su vacuna no se diseñó para usarse en dos inyecciones con 12 semanas de diferencia. En un comunicado, las firmas dijeron que no hay evidencia de que la primera vacuna trabaje después de tres semanas.

También lee: Cómo un puñado de científicos desarrolló la vacuna de Oxford a toda velocidad

“Los datos del estudio de la fase 3 demostraron que, aunque la protección parcial de la vacuna empieza 12 días después de la primera dosis, se requieren dos dosis de la vacuna para proporcionar la máxima protección contra la enfermedad, con eficacia de 95%. No hay información para demostrar que la protección después de la primera dosis se mantiene después de 21 días”, dijeron. 

La decisión de aprobar la vacuna de Oxford/AstraZeneca siguió “ensayos clínicos rigurosos y un análisis profundo de los resultados por los expertos del NHRA, se concluyó que la vacuna cumple con los estándares estrictos de seguridad, calidad y efectividad”, dijo el Departamento de Salud y Cuidado Social. 

AstraZeneca dijo que su vacuna estaría disponible para algunas de las regiones más pobres del mundo con un costo bajo y que no se producía con fines de lucro. 

En el programa Today de la BBC Radio 4, el director ejecutivo, Pascal Soriot, dijo que la compañía le proporcionaría al Reino Unido hasta dos millones de dosis a la semana y que podrían empezar a enviar las primeras dosis “hoy o mañana”. 

Matt Hancock, el secretario de salud del Reino Unido, dijo que eventualmente se le ofrecerían vacunas a cada adulto en el Reino Unido. 

En BBC Breakfast dijo: “Tenemos suficiente de esta vacuna para toda la población, tenemos una orden de 100 millones, súmale eso a las 30 millones de dosis de Pfizer y eso es suficiente para dos dosis para toda la población. 

“Ahora puedo decir con confianza que podemos vacunar a todos, excepto a los niños porque esta vacuna no se ha probado en niños, y de todas las formas los niños tienen muchas, muchas menos probabilidades de tener síntomas de la enfermedad”. 

La valoración de la vacuna de Oxford tomó más tiempo que la de Pfizer/BioNTech, que el Reino Unido fue el primer país en aprobar el 2 de diciembre. El expediente de las pruebas y los resultados de los ensayos de la vacuna de Oxford era más complicado. 

La vacuna de Pfizer/BioNTech, con su tecnología novedosa de ARNm, tuvo resultados claros, con eficacia del 95% en un solo ensayo clínico internacional de 43,000 personas. La de Oxford/AstraZeneca tuvo eficacia de 62% en su ensayo más grande, de 11,636 personas, pero 90% en un subgrupo adicional de 2,741 en el Reino Unido a quienes les dieron media dosis de la vacuna seguida de una dosis entera cuatro semanas después. 

La MHRA descartó el hallazgo de los ensayos de 90% en ese subgrupo, el que se conformaba por menos de 3,000 personas en el Reino Unido, la mayoría de menos de 55, así que no era representativo de la población más vulnerable. Sin embargo, la MHRA dijo que no fue la edad de los participantes lo que causó el alto índice de eficacia. En su lugar, se sugirió que podría ser porque hubo un espacio más grande entre la administración de la primera y segunda dosis de la vacuna. Llegarán más detalles de su evaluación, dijo la autoridad. 

En general, dijo la MHRA, la eficacia de la vacuna alcanzó 70% entre tres y 12 semanas, cuando se suministra como una sola dosis estándar. La segunda dosis, no más de 12 semanas después, fue necesaria porque el efecto puede no durar sin la inyección de refuerzo. 

La NHRA reconoció que hay información limitada sobre los efectos en adultos mayores. Los ensayos que continúan en el Reino Unido y en el Reino Unido proporcionarán más evidencia, pero dijo que se satisface que la vacuna es segura y efectiva en la población mayor. 

Los investigadores señalaron que ninguno de los voluntarios en los ensayos que recibieron la vacuna se enfermaron gravemente ni los admitieron en el hospital. 

El Profesor Andrew Pollard, director del Oxford Vaccine Group el jefe investigador del ensayo de Oxford, dijo: “La evaluación de los reguladores que esta es una vacuna segura y efectiva es un momento histórico, y un respaldo del gran esfuerzo del devoto equipo internacional de investigadores y de nuestros dedicados participantes del ensayo. 

“Aunque esto solo es el comienzo, empezaremos a salir de la pandemia, a proteger la salud y las economías cuando se vacunen a los vulnerables en todos lados, a los más posibles lo más pronto que se pueda”. 

El líder del Partido Laborista, Keir Starmer, tuiteó: “Ahora necesitamos un esfuerzo nacional para llevar las vacunas a todo el país”. 

Jonathan Ashworth, de la secretaría de salud, recibió las noticias con un tuit: “Ahora hagamos todo para distribuir las vacunas. Vemos que cuando circula más el virus hay más oportunidades para que emerjan variantes. Esta es ahora una carrera contra reloj. Necesitamos urgentemente vacunas especialmente para el personal de los NHS”. 

Johnson dijo que el Reino Unido ya vacunó a más de 800,000 con la vacuna de Pfizer/BioNTech. 

Traducido por Leonor Guerrero

The Guardian