Abrazos
Causa en Común *El autor es director general de Causa en Común
Abrazos
Foto: Alexis Chloe/Unsplash.com

Inicié hace 10 años buscando a mi hija… mi niña, una niña de 19 años, que se casó con un militar… mi hija es secuestrada (en Oaxaca) por un comando… únicamente han sido detenidos un comandante de secuestros y un comandante de la policía ministerial… según la versión de ellos, mi hija fue torturada, mi hija fue vejada, mi niña fue violada por mas de 30 hombres… ellos manifestaron que fue un funcionario público el que les ordenó la desaparición de mi hija… mi bebé estuvo vejada durante más de 10 días que estuvo con vida… no se le permitió el alimento durante 10 días… se le dejó sin agua… ellos manifestaron cómo y de qué manera la torturaron… (las autoridades) quisieron entregarme 10 cuerpos aproximadamente como el cuerpo de mi hija, cuerpos desmembrados, cuerpos torturados, cuerpos que habían sido tirados al mar, cuerpos de pequeñitas de 12 años que me decían “es su niña, está descuartizada, pero es su niña; llévesela”… (en los años de búsqueda) se te va la vida, se te va la familia, se te van los recursos, se te va… (un general) me dice “salga acá afuera de la zona militar, busque a una persona que traiga un radio, esos son los halcones, esos le pueden dar información”… (al señor con un radio) le ofrezco un fajo de billetes y me empieza a dar información sobre un lugar donde tenían más de 100 niñas en un sótano…transcurrieron meses para que catearan el lugar… he tenido cinco atentados a lo largo de 10 años… estoy bajo el mecanismo de protección y no cuento más que con un elemento para mi seguridad… a raíz de la búsqueda de mi hija fui recuperando cuerpos, me di a la tarea de que tenían que llegar a manos de sus mamás… se habla de cifras que para nosotras son irrisorias, porque simple y sencillamente el año pasado recuperamos más de 100 cuerpos en los estados de Guerrero y Michoacán… eso vino a originar que le pusieran precio a mi cabeza; antes me cotizaba en pesos, ahora me cotizo en dólares… (y ahora) el robo que hizo el actual presidente de nuestro fideicomiso de víctimas, donde no sólo había aportaciones del gobierno sino de instancias internacionales… desde que nos desaparecieron a nuestros hijos perdimos la razón, la noción del tiempo y del espacio… ya no vivimos, sobrevivimos… nuestra única terapia es sacar un pico y una pala… claro que estamos locas…

Algunas frases del testimonio de Margarita López Pérez, integrante del grupo “Buscando cuerpos”, durante la presentación, el miércoles pasado, del estudio “Galería de Horrores”, elaborado por Causa en Común y una red de periodistas, y disponible en la página de Causa en Común. Al día siguiente fue secuestrada en Veracruz, Elvira Gómez López, también activista, también buscando a sus hijos desaparecidos. 

*José Antonio Polo Oteyza es director de Causa en Común