Gracias por tu ayuda, vecino Joe
En mi radar
Gracias por tu ayuda, vecino Joe
Esperando las buenas noticias económicas. Foto: Presidencia/EFE.

La semana pasada en la reunión virtual con Joe Biden, Andrés Manuel López Obrador dijo una frase nunca más acertada, a la luz del gigante paquete de apoyo económico aprobado ayer por el gobierno de Estados Unidos. AMLO citó aquella frase que atribuida a Porfirio Díaz (‘Pobre México, tan lejos de Dios, y tan cerca de EU’). “Yo ahora puedo decir bendito México, tan cerca de Dios y no tan lejos de EU. Creo que nuestra vecindad nos va a permitir desarrollarnos mejor en estos tiempos”. 

Y no erró en su mensaje, porque el multimillonario plan de estímulos aprobados por el Congreso de nuestro vecino cercano hará más por la economía mexicana que el propio gobierno federal. 

Puedes leer: El Senado de EU aprueba el plan de rescate económico de Joe Biden

“Los dos canales más importantes por los cuales fluyeron y continuarán fluyendo tanto los cinco paquetes de estímulo fiscal del año pasado en EU -equivalentes a 18% del PIB-, y el sexto paquete aprobado ahora por 8.4% puntos del PIB, son las manufacturas y las remesas”, me explica Gabriel Casillas director general adjunto de análisis económico y relación con inversionistas de Grupo Financiero Banorte.

Los legisladores demócratas le dieron vía libre a la ayuda económica de 1.9 billones de dólares, que sumados a los anteriores paquetes de estímulos inyectados en el mercado suman un total de 5.7 billones de dólares. 

“Si consideramos que los paquetes de estímulo fiscal de 2020 en EU fueron responsables de alrededor de 2.6%-pts del PIB el año pasado de México, podemos decir que el impacto del último paquete aprobado el miércoles será de 1.3%-pts”, agrega Casillas desde Banorte. 

Pero los analistas de JPMorgan Chase & Co. son mucho más generosos: según sus cálculos publicados en Bloomberg, los estímulos fiscales en EU en 2020 agregaron 3.5% al PIB mexicano y en este 2021, el plan de Joe Biden equivale a 2,5% del PIB de México. 

Bastante más que los apoyos realizados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que en 2020 representaron un 0.5% del PIB… y 0% en este 2021. 

Más dinero en circulación en Estados Unidos equivale a recuperación de empleo. En el caso local, eso estimula el consumo y con ello la importación de bienes (y ahí llegan nuestras manufacturas que tienen al vecino por suerte cercano como destino de 80% de las exportaciones). Un detalle no menor: las exportaciones manufactureras representan 19% del PIB nacional.

Y con más empleo migrante y con ellos, como decía Casillas, más remesas que fungen como el mayor plan social existente en México y con niveles récord año contra año.

El logro de Joe Biden le cayó como anillo al dedo al Presidente mexicano que nuevamente va a depender más de la locomotora de consumo y remesas del norte que de sus propios (¿) planes de apoyo nacionales para recuperar la economía.