Síguenos

 

Cynthia Zacks
Espacio mindfulness

Dale autoridad a tu intuición

Cynthia Zak

Es un renacimiento poder identificar en donde la intuición nos llama, nos convoca y los componentes que la tapan, cubren, cierran, sellan y el momento es ya. Ahora mismo puedes comenzar y te voy a contar cómo.

i
Foto de Cristian Rojas en Pexels

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

El famoso sexto sentido no es un mito urbano o una fantasía inventada en Hollywood sino que es una contundente respuesta física, emocional y mental a la certeza que viene desde la intuición. Según el diccionario la intuición es la capacidad para comprender, concebir o percibir algo de un modo inmediato e íntimo, como con la visión, sin tener que razonar sobre ello. Es la habilidad de  intuir, presentir o adivinar algo y los sinónimos de la palabra son tan hermosos como lo que transmite: corazonada, pálpito, presentimiento, sexto sentido.

Algo que se sabe y no se puede explicar, el sentimiento irrebatible en el estómago, esa información que sabemos cierta sobre algo que va a pasar, el ‘feeling’ que nos da otra persona, el adelantarnos a los acontecimientos y muchas cosas mas que vienen de la mano de una intuición activa y respetada.

La intuición está desvalorizada y siempre nos han hecho dudar de su infalibilidad, cuestionar mil veces si lo que estamos sintiendo es verdadero y desechar esa voz interior que nos podría haber salvado de problemas, haber ganado tiempo, allanado el camino en más de una ocasión.

Cuando comienzo a observar los mandatos ancestrales, las pautas educativas y los modos culturales que tapan la fuerza de mis corazonadas entonces abro una nueva agenda en mi vida. 

Es un renacimiento poder identificar en donde la intuición nos llama, nos convoca y los componentes que la tapan, cubren, cierran, sellan y el momento es ya. Ahora mismo puedes comenzar y te voy a contar como.

Es hora de recuperarla

Ahora es el momento de activarla, despertarla, recuperarla y comenzar a reconocerla en toda su extensión. ¿Para qué? ¿Cómo hacerlo y cuál es la llave en el cuerpo para ponerla a funcionar?

Cuando le das autoridad a tu intuición pones en marcha una regulación coherente de tus múltiples inteligencias que hasta este momento hablaban diferentes idiomas.

Te explico: el lenguaje de la cabeza, el racional es el que más conocemos y al que más atención le ponemos tiene una forma de comunicarse concreta pero contradictoria y le cuesta mucho asentarse en el presente porque siempre está rumiando el pasado o proyectando catástrofes futuristas.

Pero si bajamos a la inteligencia del corazón ya hay una puerta abierta a otro idioma que tiene que ver con las emociones, los deseos y anhelos, la voz unitaria y magnífica de las 40 mil neuronas que viven en el centro de tu pecho.

Te puede interesar: Conecta el ‘parasimpático’

Tu inteligencia en el estómago, la entérica tiene que ver con los proyectos, el hacer, la construcción de comunidad dentro y fuera tuyo, de activar y procesar todo lo que tiene que ser materializado de forma positiva y solidaria.

Entonces al activar tu intuición estas tres inteligencias más la sabiduría completa de tu organismo trabajan a tu favor, te maximizan y potencian, te hacen indivisible e invencible, eres uno y todos a la vez.

¿Cómo la activo?

En el medio del cerebro está la puerta a tu intuición, la glándula pineal que se encarga de regular tu melatonina, los ritmos circadianos de descanso y vigilia, el llamado tercer ojo por los místicos ya que su estructura es igual a la de nuestros ojos (el famoso ojo de Horus de los egipcios). Al activarla permite ver infinitamente, más allá de lo ordinario, conectar con lo sagrado, con nuestra fuente original, recibir mensajes, señales, entender la sincronicidad y la serendipia. Esta glándula está comprobado científicamente que tiene unos microcristales que al activarse iluminan el ser, literalmente entre y sale luz por tu cabeza y ese rayo trae información trascendental para tu vida.

Al activar tu glándula pineal no solo tienes beneficios indiscutibles a nivel físico y mental sino que emocionalmente piensas y sientes de forma completa y a la vez con un desapego genuino que te permite estar más conectado, productivo, presente y calmado con todo lo que hay que vivir.

Como reside en el centro de tu cerebro la manera más concreta de activarla es tocando el punto mágico de tu cuerpo, entre tus cejas, el tercer ojo.

Paso a paso para encenderla

  • Si puedes baja la cabeza y apoya la frente en el piso o en una mesa presionando el punto entre las cejas. Puedes quedarte ahí un momento mientras respiras.
  • Masajea tu entrecejo suavemente con movimientos circulares con tu dedo índice por algunos minutos diariamente.
  • Respira mientras bajas la mirada a la punta de tu nariz y vas a sentir inmediatamente la activación de la zona entre tus ojos.
  • Usa las yemas de tus dedos para hacer tapping en la coronilla, en tu frente y entre los ojos, dándote golpecitos suaves
  • Consume la mayor cantidad de alimentos orgánicos y frescos, tu glándula pineal se calcifica con el correr de los años por factores como la polución, exceso de flúor, alimentación desequilibrada, etc.
  • Controla la exposición a medios digitales, pantallas, etc especialmente de noche para permitir que la glándula trabaje adecuadamente balanceando la melatonina. Esto impacta directamente en el desarrollo de tu intuición.
  • Busca cosas, actividades, gente que te incite a la creatividad, a las preguntas, a pensar más allá, a la  alegría ya que eso activa tu poder interior y la fe en lo que sientes.
  • Dale autoridad a tu intuición y registra los cambios que comienzan a pasar en tu vida.

También te puede interesar

Opinión

Cuando descubres el poder de tus manos, también descubres el poder de tu corazón

Opinión

Lo que te digo también me lo digo y, por ende, se esparce en el mundo y se hace comunitario.

Opinión

Este momento de la humanidad es un caldo de cultivo perfecto para que el reinado del distress esté más fuerte que nunca con altos...

Opinión

Está comprobado científicamente que el uso de palabras de alto poder vibracional dichas hacia uno mismo son fuente de salud mental, emocional y física.

Publicidad