Síguenos

 

Contextos

Que el amor a la UNAM no nuble sus deficiencias

Arturo Ordaz

La batalla más grande y complicada que tiene que librar esa institución es contra sí misma.

i
unam ciudad universitaria
Foto: Valeria Méndez.

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Desde que tengo memoria, en mi casa se heredó un amor por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Mis padres fueron egresados de esa institución y mi papá era profesor de asignatura. Dio clases de Economía por 30 años en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón. Era tanta su pasión por los colores azul y oro, que se hicieron cenizas junto con él.

La docencia para mi padre era una actividad secundaria. Pedía permiso en su oficina para llegar a tiempo a la universidad, donde impartía ocho horas a la semana. Casi siempre en uno o dos grupos. No lo veía como un trabajo, sino como una retribución a su institución. Una niebla romántica como esa nos dificulta a algunos ver los serios problemas que hay en la UNAM. Una nueva deconstrucción.

Contexto uno. El 16 de marzo comenzó el primer paro de actividades en esta institución. Los docentes de la Facultad de Ciencias alzaron la voz para denunciar pagos atrasados y exigir mejores condiciones laborales. Dos meses después el problema escaló en al menos 19 sedes más.

Lee también: Incertidumbre laboral: el reto de ser profesor de asignatura en la UNAM

El 64% de la plantilla educativa de la UNAM son profesores de asignatura, como lo fue mi padre. Cada mes recibía su cheque de 2,000 pesos en promedio. Nunca se quejó, era su segundo trabajo. Sin embargo, hay cientos que dependen de esta labor para sostener un hogar.

El Reporte de investigación especial 135 del Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la UNAM indica que de 2001 a 2019 ha caído 47.27% el poder adquisitivo de los docentes. “Otra forma de entenderlo es que por cada peso que se pagaba en 2001, en 2019 solo se pagarían 53 centavos equivalentes de 2001”.

Contexto dos. Desde hace dos años la marea verde inundó a Ciudad Universitaria. El movimiento feminista cerró varias escuelas para exigir un alto a la violencia de género. Como consecuencia más próxima fue la creación de la Coordinación para la Igualdad de Género en marzo del 2020.

Lee también: Pagos y diálogo con el rector: La-Lista de exigencias de profesores de la UNAM

A pesar de ello, el problema no ha desaparecido. El año pasado la UNAM recibió 328 quejas por violencia de género; sin embargo, sólo 62 casos recibieron una sanción, según datos que entregó la institución al periódico El Economista en enero de 2021.

La universidad es un microcosmos que presenta muchas realidades que hay en México: desigualdades, violencia, política, entre otras. “La UNAM es de la nación”, ojalá algún día le hagan justicia a ese eslogan. La batalla más grande y complicada que tiene que librar esa institución es contra sí misma.

También te puede interesar

México

Familiares y amigos de "Polly" y Fernanda marcharon este jueves desde la Antimonumenta hasta la Fiscalía Justicia de la CDMX.

Actualidad

Sin su consentimiento, el video de una mujer canadiense de 38 años terminó en sitios de pornografía y hoy lucha sola por bajarlo.

Género

Morena ganó las elecciones en estados y municipios con una cifra alta de feminicidios y homicidios dolosos de mujeres.

México

Será el próximo viernes cuando se realice la audiencia donde se determinará si el bloqueo de las cuentas del escritor continuará.

Publicidad