Del infinito y más acá
FrancoTirador

Nacho Lozano es periodista y autor. Ha sido reportero y presentador de noticias para radio, televisión e internet desde hace dos décadas; editor y columnista en diversos medios impresos nacionales e internacionales. Es presentador de Noticias Telemundo. Twitter: @nacholozano

Del infinito y más acá
Foto: Angélica Escobar/ La-Lista

¿Es usted de los que no se vacuna (o tiene un conocido que es primo de un amigo) porque cree que le van a meter un chip espía? ¡Ja! Pues está preocupado por lo equivocado.

Lo del chip es falso, así que sus secretitos están a salvo. Lo que es alarmantemente verdadero es lo que dijo el Instituto Nacional Electoral (INE) esta semana. El INE investiga una posible venta de información del padrón electoral que pone en riesgo a unos 91 millones de mexicanos y sus datos. Sí. Entre ellos muy probablemente estemos usted y yo. Y mire, el país tan tranquilo. Como si se tratara de la primera vez, ¿verdad?

Estamos hablando de la filtración de los registros electorales del padrón de 2018, cuando en las fotos nos veíamos jóvenes, aunque siempre pareciéndonos a otra persona en la foto.

Pero ni que nos preocupe. ¿O sí? En un país donde los mexicanos financiamos las tarjetas de crédito ajenas antes de liquidar las nuestras.

Lee también: El INE investiga venta de datos del Padrón Electoral en internet

Vea nomás el coraje con esto: magistrados electorales utilizaron la tarjeta de crédito institucional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que financiamos con nuestras impuestos usted y yo, para hacer compras como: 16 mil pesos en la cantina La número 20 (y uno ahorrando con caguamas); 48 mil 600 pesos en Palacio de Hierro (ellos en chanclas de marca y uno con las chanclas de balneario); 10 mil 900 pesos en la licorería La Europea (y usted pidiendo fiado en la tiendita de la esquina); 31 mil pesos en Ticketmaster (los magistrados han de haber visto a Chayanne en vivo y uno conformándose con los conciertos online de Paquita la del Barrio); 44 mil 400 pesos en Mercado Libre (donde total vez ofrecen hasta el padrón electoral robado); y 31 mil 200 en el restaurante El Cardenal, (ya me ardí del coraje).

Para cerrar: los contagios por Covid-19 en México se han elevado, las muertes aumentan, hay personas que siguen dudando en eso de vacunarse, pequeño detalle, y el ahora relegado subsecretario de Salud y fantasías del gobierno (es un decir) mexicano, Hugo López-Gatell, ha mandado este mensaje:

“Tenemos una sociedad cansada”, ¿de él? ¿De los malos resultados en medio de la pandemia? No, según el político paranoico de golpes de Estado, la sociedad está “fatigada de tener estos largos meses de epidemia”, ¡no me diga! “Lo que uno le puede pedir a la sociedad en términos de reducción de la movilidad no es lo mismo hoy que era en febrero de 2020”, ¿a qué se refiere? Porque eso de que en febrero del año pasado nos haya pedido usar cubrebocas y tomar en serio la pandemia (que no lo hizo) pudo haber evitado contagios, “no podemos forzar las cosas y que la gente siga sufriendo la diversidad social y económica, tiene consecuencias económicas generales para el país y tampoco es conveniente forzarlo”. Claro, subse, hasta que la enfermedad o muerte fuerzan el sufrimiento.

Lee también: Los cambios al Semáforo Covid-19 descartan nuevos cierres absolutos, anuncia Gatell

Y mientras países alrededor del planeta consideran endurecer las medidas para enfrentar las nuevas olas y cepas, el subse dijo: “Y hay lugares públicos que siguen abiertos. Sí, el confinamiento ya no va a implicar cierres absolutos“, ah, jijos, “como los significó el inicio de la jornada nacional de sana distancia”, no se ría.

Para ser Franco: mejor volar y volar, aunque no nos alcanza para el espacio donde acaba de ir Jeff Bezos que quiere crear otras ciudades flotantes. Sí, porque su dinero ya no cabe en las terrícolas que están llenas de pobreza, desigualdad y muerte… de las que él, por cierto, se ha enriquecido. Irónico.