Vapeo, lección para México
Guardián de Negocios

Es columnista y periodista de negocios y economía. Durante más de 20 años ha colaborado con medios nacionales y extranjeros. Sus análisis, artículos y columna son publicados en medios como Alto Nivel, Foro Jurídico, Forbes, López Dóriga Digital, Eje Central y ADN 40. Twitter: @juliopilotzi

Vapeo, lección para México
Foto: Pixabay

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) se prepara para tomar una decisión definitiva sobre los cigarrillos electrónicos en ese país. Un artículo de The Wall Street Journal (WSJ) da cuenta de ello, en él se deja claro y se afirma que a raíz de decisiones determinantes en juzgados planea dar una nueva forma en el comercio de esos aparatos.

Lo interesante en todo esto es que la decisión va en caminada a autorizar los productos de vapeo, pero aquí el punto medular, ya que los fabricantes tendrán que comprobar y demostrar que sus aparatos que tanto presumen son de interés para la salud pública. Un estudio reciente de JAMA Pediatrics, realizado a jóvenes de entre 21 y 33 años, afirma que solo 30 minutos de vapeo pueden cuadruplicar los niveles de estrés oxidativo celular, con daños muy graves, porque además de avanzar el envejecimiento celular, incrementaría el riesgo de enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Recientemente en una conferencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que se echaría para atrás lo publicado en el Diario Oficial de la Federal, donde en un decreto se modificó la tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación, y de Exportación, con el objetivo de aprobar la importación y comercialización de calentadores de tabaco. Esto luego de que en febrero de 2020 se emitió un decreto para prohibir estos artículos y los vaporizadores. Pero hasta hoy no ha salido absolutamente nada sobre el tema, así que la libre importación continúa.

Versiones nos afirman que lo que están haciendo las empresas que se dedican a este negocio es llenar con grandes cargamentos sus bodegas en tanto las autoridades deciden que sucederá.

Hay organizaciones que defienden el uso de estos dispositivos, pero sin prueba alguna fehaciente como las que hoy se exigen en Estados Unidos. Señalan que la FDA debe analizar profundamente el beneficio potencial para quienes decidan consumir otra opción, porque el deseo es alejar a nuevos consumidores cautivos que coquetean con la nicotina. Hoy, empresarios interesados se han bajado de este negocio al ver que nunca podrán comprobar la eficiencia, protocolos y por las estrictas normas del producto que deben fabricar. En todo esto también entra el debate sobre los cartuchos electrónicos dulces y afrutados, luego de las duras sanciones que han tenido. 

Algo que llama la atención y se deja patente en el texto de WSJ son las palabras de la comisionada interina de la FDA, Janet Woodcock, en junio. Comentó “que están trabajando en la revisión de solicitudes para pasar de una especie de mercado no regulado del salvaje Oeste”, teniendo la intención de usar su autoridad para proteger a los niños y optimizar la salud pública”.

Les doy un dato para darse una idea de lo que vale el mercado en el país que preside Joe Biden: la FDA recibió la petición de más de 500 empresas para analizar cerca de 6.5 millones de productos de este negocio, cada uno con expedientes de pruebas científicas que demuestren que su producto es menos dañino que los cigarrillos y que era más probable que los fumadores de cigarrillos dejaran de fumar si lo usaban, así como lo lee.

La fecha cardiaca es el 9 de septiembre, pero no se cree que realmente se dé a conocer algo fundamental, concreto sobre el asunto. Lo que sí se anticipa es la presión y exigencia de los que se dedican a este multimillonario negocio, anote a Juul Labs Inc., Reynolds American Inc., NJOY Holdings Inc, además de la fabricante de Marlboro, Altria Group Inc. y otras.

Todas ya se frotan las manos para llenarse los bolsillos con las enormes ganancias que les dejarán esta nueva tendencia entre los consumidores. Lo que también vendrá con la decisión que se tome es la prohibición para usar las redes sociales en las que se incluyen por supuesto Facebook, Instagram, YouTube, TikTok, radio, publicidad exterior, televisión pública o privada y hasta camisetas, envolturas de regalo y todo aquello donde se busque un vacío en la regulación para hacerse de publicidad, así como no pagar o usar a celebridades e influencers para hacerse de clientes cautivos. 

En México, British American Tobacco y Philip Morris son señaladas ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) por usar influencers en las redes sociales para promocionar sus productos como una alternativa “libre de humo”, aun cuando la Ley General para el Control del Tabaco prohíbe de manera la publicidad, promoción, patrocinio, comercio y venta a través de redes sociales e internet de cualquier producto de la industria. Por ello, el gobierno federal y legisladores deben poner mucha atención en lo que sucede en Estados Unidos, para seguir el ejemplo de cómo puede regularse esta industria que parece no tener freno, y que por supuesto las empresas no planean cambiar de negocio.

Con toda la información disponible se esperaría que la Secretaría de Salud, a cargo de Jorge Alcocer Varela; la Cofepris, que encabeza Alejandro Svarch Pérez; diputados, senadores y por supuesto el gobierno federal realicen un trabajo ejemplar si el deseo es permitir o no la venta de estos dispositivos en nuestro país, porque lo importante es que quien desee hacer uso de los mismos tenga toda la información sobre beneficios y daños a su salud, y con todos esos datos asuman su responsabilidad como adultos consumidores. 

Carta fuerte en Concamin

Con la reestructuración en puerta de la Confederación de Cámaras de Industriales (Concamin), comienzan a sonar unos nombres más fuertes que otros para presidir el organismo. Uno de ellos es Netzahualcóyotl Salvatierra, expresidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC), que al igual que Alejandro Malagón, de FEMSA, y José Abugaber, de la industria del calzado, se reunieron con los miembros de la Asociación Nacional de Ejecutivos de Organismos Empresariales y Profesionales A.C (Angecai), de Rafael Gual. 

Aunque no parezca, la reunión fue estratégica, ya que entre ellos figuran los directores generales de varios organismos como el de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), Miguel Benedetto; de la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas (Caname), Salvador Padilla; de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), Leonardo Gómez Vargas; de la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos (Canipec), Carlos Berzunza; así como del Consejo Mexicano de la Carne (Comecarne), Macarena Hernández.

Todos ellos, se dice, son los que le dan continuidad a la Concamin. Salvatierra López ha sido de los más movidos, pues también se reunió con los principales exponentes de la cadena productiva de la construcción, ya que tiene claro que es este sector el tercer generador de empleo en el país y el quinto mayor aportador al Producto Interno Bruto (PIB), con alrededor del 7.4% anual.

No obstante, el actual vicepresidente de la Concamin presentó una propuesta con varios ejes, enfocados a cubrir las necesidades de las pequeñas y medianas empresas. Y es que representan el 98% de las firmas que integran a este organismo.

Voz en off

Perverso intento en Interjet. Resulta que denuncian empleados que mantienen la huelga en esta aerolínea desde principios de año que algunos vehículos intentaron ingresar a las oficinas corporativas de la aerolínea, localizadas en el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM), con el fin de romper la huelga que mantienen por demanda de pago de salarios y prestaciones atrasados. El expediente de sus demandas ya está en manos de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje para la elaboración del laudo, lo cual confían les sea favorable…