Succession en la CDMX
Pasillos del palacio
Succession en la CDMX
Succession en la CDMX - WhatsApp-Image-2021-12-13-at-6.10.43-PM

La mano de Claudia Sheinbaum está levantada en la carrera presidencial a 2024, pero ¿qué pasará en la Ciudad de México? Por parte de Morena ya empiezan a sonar algunos nombres de aspirantes.

Un grupo afirma ‘con seguridad’ que la jefa de gobierno entregará la estafeta a Omar García Harfuch, secretario de Seguridad capitalino; otro apunta a Martí Batres, secretario de Gobierno de la ciudad; uno más hacia Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, y hay quienes suman a la contienda a Clara Brugada, alcaldesa de Iztapalapa. Hasta hace unos días, el apellido Monreal también se escuchaba por los pasillos del palacio, pero el senador ‘se bajó’ solito cuando advirtió que no aceptaría ese premio de consolación.

Apuéstele, apuéstele, que la trama de la elección local se antoja tanto como el drama de la serie de televisión Succession, que retrata de pies a cabeza a una familia disfuncional en busca del siguiente líder. ¡Ops!


Abril me gustó pa’ que me vaya

Succession en la CDMX - Mananera-Marcelo-Ebrard

Marcelo Ebrard sale a relucir siempre que se menciona la carrera presidencial rumbo a 2024. El canciller no quita el dedo del renglón, tanto así que ya programa su renuncia como titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores para iniciar su campaña. ¿Cuándo sería el adiós? En abril próximo, cuando cumpla poco más de tres años y cuatro meses al frente de la dependencia.

En los pasillos del palacio dicen que ahora sí el presidente le aceptará la renuncia, no como aquella que le rechazó en abril pasado. El canciller tiene cierta fijación por decir adiós en abril: Abril me gustó pa’ que me vaya, se escuchará cantar a Ebrard mientras coquetea… con la oposición.


Mudanza

Succession en la CDMX - 7806F2A5-1D36-44C9-B21D-093D40FD554F-1024x683

Y otro que dirá adiós próximamente es Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca. En los pasillos del palacio ya se escucha que ocupará el despacho principal de la Secretaría de Energía. Pedir a los legisladores de su estados que tuvieran “apertura” para escuchar la reforma energética le rindió frutos al priista, que ya debe estar haciendo cajas para iniciar su mudanza.