Lo mejor del cine de 2021
HÍBRIDO

Como crítico de cine y música tiene más de 25 años en medios. Ha colaborado en Cine Premiere, Rolling Stone, Rock 101, Chilango, Time Out, Quién, Dónde Ir, El Heraldo de México, Reforma y Televisa. Titular del programa Lo Más por Imagen Radio. Twitter: @carloscelis_

Lo mejor del cine de 2021
Foto: Película 'Titane'.

Más que nunca, las mejores películas que estrenaron este año no fueron realizadas en Estados Unidos. Por la misma razón, va a ser muy vergonzoso que sea la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, a través de sus nominaciones al premio Oscar, quien se encargue de dictar el gusto del público y decidir lo que fue bueno en 2021.

Empecemos por los fenómenos taquilleros que tuvieron como misión regresar al público a los cines después de casi dos años de pandemia. Spider-Man: Sin camino a casa generó todo tipo de opiniones, la mía es que se trata de un gran espectáculo que vale el precio del boleto y cumple las expectativas de una película para toda la familia.

Sí, adolece de varias cosas, empezando por los diálogos simplones y el ya muy gastado “sentido del humor” estilo Marvel. Pero, como miembro de una audiencia que –tal vez sin querer– le invertimos 20 años a esta franquicia, desde que el actor Tobey Maguire se puso el traje en 2002, tengo que reconocer el trabajo monumental que significó juntar todas las piezas que hicieron posible una película como esta.

Por otro lado están los estrenos comentados por la gente, que tal vez no gozaron de buena taquilla pero que también encendieron el interés por regresar a las salas, y eso tal vez les merezca algún reconocimiento, llegada la temporada de premios. Ahí caben House of Gucci, con posibles nominaciones para Lady Gaga, y Spencer, que algunos esperan que haga lo mismo por Kristen Stewart. En ambos casos fue la fama de estas celebridades la que arrastró a hordas de sus fans al cine.

Mención especial para las grandes películas que estrenaron en plataformas digitales. En lo que se refiere particularmente a Netflix, varias de sus producciones originales –y otras adquiridas– ya suenan para el Oscar, como la mexicana Noche de fuegoThe Power of the DogFue la mano de DiosMadres paralelasThe White TigerThe DisciplePassingDon’t Look Up y The Lost Daughter, entre otras. Quizá lo más sorprendente sea poder decir que, de hecho, varios de estos títulos lograron encontrar a su público gracias a la posibilidad del streaming y se convirtieron en favoritos.

Pero aquí es donde viene la nota triste, ya que precisamente por la falta de distribución muchas de las mejores películas de este año no han estrenado en México –y otros países– y es posible que pase demasiado tiempo para poder verlas. Algunos de los títulos más comentados en el mundo sí lograron llegar a nuestras pantallas a través de festivales y muestras, pero no fue suficiente para alcanzar al público masivo. Aunque, de cualquier forma, es mi opinión que muchas de estas películas tampoco representan lo mejor del año.

Es interesante notar que los grandes festivales como Cannes, Sundance, TIFF o la Biennale de Venecia decidieron inflar ciertos títulos y muchas de las mejores propuestas pasaron a segundo plano. Algo salió mal cuando la temporada de premios está a la vuelta de la esquina y no hay tantos títulos que la gente pueda nombrar. Hubo paja de sobra en su programación, pero en las secciones paralelas brillaron algunas producciones que se la han ingeniado para colarse en la conversación.

Las películas del circuito de festivales que suenan más fuerte son, por supuesto, TitaneDrive My CarMemoriaA HeroFlee o Belfast, entre otras que tampoco son muchas. Pero fue en estos mismos eventos donde también se exhibieron maravillas como Murina, Un MondeGreat FreedomCompartment No. 6 y The Worst Person in the World. ¿Qué tienen en común? Ninguna fue producida por Estados Unidos.

En lo referente al cine estadounidense que sí vale la pena, la fantástica Licorice Pizza está llegando tarde a las menciones porque estrenó en Estados Unidos apenas el 25 de diciembre; en México aún no está claro, pero vamos a escuchar mucho de ella. Otros títulos como C’Mon C’monMass y Test Pattern (modesta pero interesante) también han dado de qué hablar. Y aunque no entra en mi lista, Coda sigue generando ruido para el Oscar.

Quizá el triunfo de Titane en el Festival de Cannes y su designación para representar a Francia en el Oscar por la Mejor película internacional fue lo que envalentonó a otros países para ponerse atrevidos y mandar sus películas más difíciles de categorizar. Entre las más interesantes están Lamb (Islandia), El prófugo (Argentina), I’m Your Man (Alemania) y The Medium (Tailandia). Dato interesante: Titane no pasó el primer filtro y ya fue eliminada, mientras que otras de esta lista siguen en la competencia.

Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que Titane ya está arriba en el top 3 de lo mejor de este año y que se ha convertido, si no en influencia, por lo menos sí en referente de lo que está sucediendo en la cinematografía mundial. La manera en que aborda temas como la identidad, el sexo y la violencia, promueve una apertura dentro de las temáticas que normalmente vemos en el cine y podría servir como punta de lanza para otras producciones, como Pleasure (Suecia), Bad Luck Banging or Loony Porn (Rumania), Feast (Países Bajos), o incluso Benedetta (Francia) y Red Rocket (EU).

Si algo resultó muy liberador en 2021 es que, aun cuando muchos lo sintieron como una extensión de 2020, nos dio la oportunidad de continuar conversaciones muy importantes como la otredad, el género y la libertad de elegir, que siguen abriendo brecha dentro del cine, un medio que históricamente ha ayudado a potenciar discursos y a sensibilizar audiencias.

Sin embargo, estas propuestas siguen despertando reacciones negativas y esto es muestra de que aún nos resistimos a lo diferente, tanto, que no queremos verlo ni en el cine. La expectación por Titane fue tal, que cuando finalmente llegó a las salas, más de un cinéfilo quedó perplejo. Quizá la labor más importante de estas historias sea ayudar a normalizar lo diferente, pues no hablan de cosas extrañas, hablan de nosotros y nos muestran como una sociedad diversa y fluida.

BREVES

Ganadora en los Gotham Awards y nominada para los Globos de Oro y los Independent Spirit Awards, The Lost Daughter, la película con la que Maggie Gyllenhaal debuta como directora, también se perfila para obtener varias nominaciones al Oscar. Estrena en Netflix el 31 de diciembre.

Lamb, la producción que representa a Islandia en la carrera por la Mejor película Internacional y protagonizada por Noomi Rapace, llega a salas de cine en México el 30 de diciembre.