Salidas, llegadas, parking
Espacio mindfulness

Es escritora –cuatro libros publicados y dos en camino–, periodista, cantautora –más de 160 canciones–, experta en respiración, yoga y meditación. Dirige el Yomu Institute, es mamá de tres hijos y pionera en el arte de materializar ideas innovadoras. Es la creadora y fundadora del sistema Enciende tu corazón para inspirar la alegría en el despertar de la conciencia. Instagram: @cynthiazakofficial

Salidas, llegadas, parking
Foto: Pixabay

Todo tiene información, todo nos habla, cada cosa, persona, ser, palabra que escuchas es una fuente inagotable para nutrir la vida.

Todo comunica a quien está abierto y atento. Es un juego maravilloso en donde lo que sucede dentro y fuera puede ser resignificado para convertir lo común y corriente en algo sustancial e inédito, lleno de mensajes para despertar. 

Así me pasó hace unos días cuando iba entrando al aeropuerto: manejaba inmersa en el ruido de mis pensamientos cuando al bajar la velocidad para ir a la zona de recogida de pasajeros los tres carteles en la puerta me recordaron la oportunidad de escuchar al mensajero.

Fue un momento de conexión directa con la fuente, se puede decir que una iluminación llena de nutrientes: haber notado el llamado, haberlo reconocido y honrado me abrió las puertas a una gran información del universo.

Simple y contundente

Salidas/ Departures

Llegadas/Arrival

Parking/ Estacionamientos

No te pierdas:Gamzu L’tovah

¿Es cierto que todo en la vida se puede resumir en estas tres instancias? 

En una experiencia de salidas, llegadas y pausas, ciclos que se repiten en todo y que se manifiestan de una manera evidente en eventos muy trascendentales como nacimientos y muertes o en formas sutiles, casi imperceptibles en el flujo de ideas y emociones que están ahí, todo el tiempo en movimiento produciendo esa ronda circular.

Entonces pregunto: ¿en qué momento estamos, podemos captar en la velocidad que se mueven estas tres instancias por dónde andamos? 

La respuesta puede no ser tan obvia porque cada impresión de lo que estamos viviendo se manifiesta en estos tres momentos simultáneamente y el desafío es identificar cada uno de ellos para entender los tránsitos que experimentamos.

En algunas experiencias estamos saliendo, en otras llegando, o estacionados en el estado de pausa (que es un arte en sí mismo), en una constante espiral que nos lleva hacia arriba y a la vez nos nutre de todas las direcciones.

Es una gran práctica de mindfulness, un regalo para nuestras vidas poder honrar el constante intercambio de entradas, salidas, pausas, que indican ciclos y piden aprendizaje urgente de desapego porque todo, absolutamente todo está cambiando constantemente.

Respiración de Salida, Entrada y Parking

Para identificar esta maravilla, ponla en tu respiración de la siguiente manera:

Inhala en cuatro tiempos en la etapa de salida.

Retiene en cuatro tiempos en el espacio del estacionamiento.

Exhala en cuatro tiempos en la etapa de llegada.

Con los pulmones vacíos, quédate en el estacionamiento.

Vuelve a empezar sintiendo que tu inhalación es la salida, tu retención es el estacionamiento y la exhalación es la llegada.

Te recomiendo que aproveches muy bien el espacio de estacionamiento porque en ese vacío es cuando la oportunidad de comprensión superior llega a tu ser.