¡Menos mal!
#LaCasadelosEspejos

Periodista. Editor de Política en La-Lista.

¡Menos mal!
Ciudad Juarez, escenario de violencia. Foto: Herika Martínez/AFP

El pasado fin de semana mataron a más de 200 personas en diferentes hechos de violencia en el país y, aunque usted no lo crea, el gobierno salió a calmarnos: “sólo” fueron 196. ¡Menos mal!

Ciudades en Jalisco, Guanajuato, Baja California, Chihuahua… vivieron ataques directos a la población.

El gobierno salió a calmarnos: todo fue “propaganda“. Los grupos del narcotráfico y delincuentes querían hacerse sentir y notar. ¡Menos mal!

Como puede ver, la realidad se topa con pared en este gobierno, en el que el discurso oficial siempre es que vamos avanzando hacia un mejor lugar. Casi como si nos dijeran: ‘disculpe usted los inconvenientes del camino, ya casi llegamos a la tierra prometida’.

Pero el tic-tac del reloj es implacable. A dos años, un mes y 10 días de que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) deje la Presidencia, la “cuarta transformación” parece que quedará más como un eslogan, porque no hay tal transformación ni en seguridad, ni en economía, ni en pobreza, ni en corrupción, lo rubros que más importan a la población.

Aunque no esperamos un gobierno que salga a decir “fracasé”, tampoco queremos uno que mienta sobre lo que todos vemos enfrente. La nula autocrítica ha sido una constante no solo de este sino de los anteriores sexenios.

En por lo menos los últimos seis sexenios.

En este caso, el gobierno de AMLO debe esforzarse por no terminar personificando la frase de John Locke: “Si la realidad no coincide con mis palabras, peor para la realidad”.

El tiempo que le queda es suficiente para dejar de ver todo como un “ataque” y a sus críticos como enemigos que buscan “derrocarlo”.

La verdad es que a la mayoría nos hubiera gustado que el país marchara rumbo a la prosperidad. Pero al parecer fueron insuficientes las soluciones que este gobierno ofreció, o nadie tiene las soluciones a todos los males que aquejan a nuestro país.

Es una lástima que todo vaya a terminar en el reducto electoral, pues en menos de dos años habrá que elegir entre la continuidad del actual gobierno o alguien que encabece a los partidos de oposición, cuando ambas opciones ya nos fallaron de alguna manera a todos.

Menos mal que todavía queda país por defender, aunque nos sigan tocando malos gobiernos.

Espejos rotos. El viernes fue detenido el exprocurador Jesús Murillo Karam. De esas pocas veces que sí da ganas de decir: “por esto voté”.

¡Menos mal! - qatar-2022