¿Bancos irresponsables?
Guardián de Negocios

Es columnista y periodista de negocios y economía. Durante más de 20 años ha colaborado con medios nacionales y extranjeros. Sus análisis, artículos y columna son publicados en medios como Alto Nivel, Foro Jurídico, Forbes, López Dóriga Digital, Eje Central y ADN 40. Twitter: @juliopilotzi

¿Bancos irresponsables?
Ilustración: Majito Vázquez

Los servicios financieros es un tema que cobró especial importancia en medio de la crisis generada por la pandemia de Covid-19. No es ajeno para nadie que millones de mexicanos recurrimos a los créditos y a las tarjetas para salir avantes en el pago de gastos y servicios; el problema está en que el aumento en el uso de estos servicios se dio justo cuando todo apunta hacia un inminente aumento en las tasas de interés, algo que beneficia más las instituciones bancarias que a los usuarios. Por ejemplo, datos del Banco de México (Banxico), de Victoria Rodríguez Ceja, señalan que el crédito vigente de la banca comercial otorgado vía tarjetas de crédito no solo ya alcanzó niveles prepandemia, sino que ya los rebasó en el primer trimestre de 2022; el número de tarjetas de crédito en circulación en el país llegó a 29 millones 467 mil 561, la cifra más alta de la historia, según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) presidida por Jesús de la Fuente.

Para los grandes bancos, esto es una gran noticia; sin embargo, aquí se plantea esa gran máxima de los cómics de Marvel que reza que todo gran poder conlleva una gran responsabilidad, algo que a las instituciones bancarias les ha faltado. Con la gran demanda de servicios financieros también se incrementó el número de quejas; desde cargos no reconocidos hasta fraudes, errores en los depósitos y periodos tardíos de aclaraciones, los usuarios han tenido que vivir verdaderos viacrucis para poder resolver las problemáticas con tarjetas, seguros y créditos. De acuerdo con la Condusef, presidida por Oscar Rosado Jiménez, instituciones como Banco Santander México y BBVA Bancomer encabezan las listas de las instituciones con el mayor número de reclamaciones. A Santander, por ejemplo, se le acumularon las quejas por consumos no reconocidos en diversos estados durante el periodo entre enero y julio de este año; en el Estado de México, la segunda entidad con más quejas, el banco comandado aún por Héctor Grisi, presentó un aumento del 17.3%, al pasar de mil 280 inconformidades a mil 502.

Por supuesto, es una situación que parece que año con año incrementa. Lo comento justo tomando de referencia al banco español de Ana Botín, pues durante la pandemia protagonizó la queja colectiva que escaló hasta llegar a Change.org bajo el nombre de “Soy Víctima Santander México: Devolución y Resarcimiento” y que hasta la fecha suma más de 50 mil firmas. El caso que originó la unión de los clientes de esta institución fue el de Patricia Gutiérrez, quien denunció que el pago de su liquidación, el cual tenía resguardado en su cuenta Santander, desapareció un día a través de tres transferencias bancarias; por supuesto, el banco se hizo de la vista gorda, lo que provocó que miles de usuarios compartieran sus malas experiencias y se organizaron acciones legales colectivas en contra de dicha organización.

Otro caso fatídico y más reciente es la disputa entre Santander y las hijas de Roberto Garza Sada, María del Carmen, Gabriela y Viviana Garza Delgado, a quien el banco se niega a pagar lo 800 millones de dólares que le ganaron tras un litigio de más de 10 años, y que fue resultado de la negligencia con la que la institución bancaria manejó el fideicomiso que el empresario, dueño de Grupo Alfa, les confió. Lo último que sabemos es que ahora, en lugar de resarcir el daño, tal como lo ordenó la justicia mexicana, Santander arremetió contra las mujeres que lo demandan, personas de la tercera edad que lo único que buscan es el patrimonio que les fue heredado ¿cuántos otros casos así que por no tratarse de cantidades millonarias se esconden entre las sombras? Esperamos que en un futuro próximo, la irresponsabilidad bancaria que ejemplifica este banco sea erradicada.

Voz en off

Al más puro estilo de Ana Elizabeth García Vilchis, desde el gobierno federal se aclaró que algunos medios utilizaron información publicada por el sitio de internet del Banco Interamericano de Desarrollo donde se dice que se solicitó a este organismo recursos para financiar programas sociales, lo cual dicen es erróneo.

Aclaran que la 4T ha financiado los programas sociales utilizando recursos provenientes del combate a la corrupción y mediante la eficiencia recaudatoria que ha sido impulsada durante la presente administración, y reiteran que la Cuarta Transformación no ha tenido una negociación o solicitud para el financiamiento de programas sociales utilizando a los organismos multilaterales. Pero aclaran que incluso se ha reducido el uso de líneas crediticias por parte de la banca multilateral, ya que el financiamiento neto ha sido 45% menor que las realizadas en los primeros cuatro años de la administración anterior y 80% menor que la realizada durante los primeros cuatro años de la administración 2007-2012.

¿Bancos irresponsables? - qatar-2022-6dic-hd