El Poder Judicial Federal y el indispensable compromiso y unión de sus integrantes
Perístasis

Director del Seminario de Derecho Administrativo de la Facultad de Derecho de la UNAM, socio de la firma Zeind & Zeind y miembro del Sistema Nacional de Investigadores. X: @antoniozeind

El Poder Judicial Federal y el indispensable compromiso y unión de sus integrantes
Poder Judicial de la Federación. Foto: Sindicato Nacional de Renovación al Servicio de los Trabajadores del PJF/Facebook

En los últimos años el choque que en México ha tenido el Poder Judicial particularmente con el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo ha sido claro y creciente. La discusión sobre los alcances y límites del impacto que puede tener el trabajo del primero de ellos en la vida cotidiana de las sociedades es una realidad actual, pues si bien la conocida como “defensa de la Constitución” es primordial en cualquier Estado democrático y constitucional de derecho, se han observado diversos momentos en los que el Poder Judicial al resolver controversias cambia el sentido de algunas de las decisiones que los otros dos poderes o los Organismos Constitucionales Autónomos han decidido tomar.

Y es que diversas voces como la de Mark Tushnet afirman que “a mayor cantidad de derechos constitucionales, menor nivel de control democrático (legislativo y ejecutivo) sobre los actos de gobierno, en vista de que los tribunales pueden imponer la entera panoplia de derechos contra las decisiones de los funcionarios elegidos por el voto”. Hay un debate serio sobre los alcances y límites de los tribunales.

Si bien en un sistema de pesos y contrapesos, la existencia de desavenencias entre los órganos del poder público se considera sana y de alguna manera predecible de acuerdo con la intensidad de la democracia en la que se vive, lo acontecido en nuestro país respecto del desgaste al que en los últimos años se ha buscado someter al Poder Judicial no puede ser sino preocupante, pues de alguna manera este ha sido resultado de un ataque sistemático desde la titularidad del Poder Ejecutivo Federal y las legisladoras y legisladores que integran la actual mayoría en las cámaras del Congreso de la Unión, encontrando que en buena medida lo que sostiene Mark Tushnet ha salido a la luz en estas interrelaciones.

No te pierdas: El orgullo de verles crecer

Empero, con la discusión que se puede prever se dará en los próximos años respecto de una reforma profunda del Poder Judicial Federal, es indubitable que se debe comenzar a elevar el nivel del debate y no limitarse a discutir temas que han estado tratándose como es el del acceso a los sitiales de la Suprema Corte de Justicia de la Nación por vía del voto popular (mecanismo que en mi opinión convertiría a ministras y ministros en políticos, por lo tanto no garantizando que ahí accedan invariablemente personas servidoras públicas con el alto nivel técnico indispensable para desempeñar de manera correcta esa fundamental labor). Sin embargo, el compromiso de ampliar la deliberación y buscar un eventual mejoramiento en la regulación del Poder Judicial Federal debe corresponder también a sus integrantes.

Desde diversos foros académicos se ha resaltado la importante labor que las juzgadoras y los juzgadores federales desempeñan en aras de fortalecer al Estado de derecho y a nuestra democracia, por lo que lo mínimo indispensable que la propia academia y la sociedad debe exigir de ellas y ellos es que respondan con la responsabilidad que conlleva no solo la relevante tarea que desempeñan, sino la defensa incondicional que desde este y otros sectores se ha emprendido.

No te pierdas: El INAI y el servicio profesional de carrera

Los últimos sucesos en los que parte de las magistradas y magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se empeñaron en dejar clara la profunda división que se vive en esa institución, deja también patente que dichas personas servidoras públicas podrían estar dispuestas a hacer muy poco en aras de defender a la institución de la que son parte.

En adelante, es posible que el Poder Judicial Federal viva más momentos en los que la idoneidad de su forma actual sea puesta en duda, no obstante, desde distintos foros tendremos que defenderla y, para ello, sus resultados y el compromiso y unión de sus propios integrantes será imprescindible.

Síguenos en

Google News
Flipboard