La jornada electoral inicia en

Con los hijos sí (si son corruptos)
#LaCasadelosEspejos

Periodista. Editor de Política en La-Lista.

Con los hijos sí (si son corruptos)

En la semana más negra para la campaña de Xóchitl Gálvez, por un video que exhibe el clasismo de su hijo, del otro lado salieron Beatriz Gutiérrez Müller, Claudia Sheinbaum y hasta el presidente Andrés Manuel López Obrador a enarbolar una nueva causa que parece convenirle a toda la clase política: “¡con los hijos no!”.

Gutiérrez Müller fue quien mejor lo explicó: “Los padres, los hijos, los familiares NO somos responsables de los actos de ellos (los políticos); solo de los nuestros“.

“Los errores, las equivocaciones o delitos de alguien de la familia, así como sus aciertos, victorias o magnanimidades no son transferibles ni hereditarias”, apuntaló.

Eso me hizo pensar en el caso de un expresidente municipal -cuya esposa ahora va a buscar la misma presidencia-, que tiene a su hijo viajando por el mundo, mientras al municipio lo tiene prácticamente quebrado, pero como cuenta con el apoyo del grupo delincuencial de la zona, muy probablemente volverá a ganar la alcaldía.

¿Es válida entonces la consigna de no meternos con los hijos de los políticos? No, si los hijos son una muestra viva de la corrupción de sus padres.

Tampoco es válido si los hijos ya están metidos en la política, como fue el caso del hijo de Xóchitl. Fue ella misma quien lo metió a su campaña en diciembre y lo puso a coordinar a los jóvenes. El error del nombramiento lo supo hasta ahora, cuando todo mundo retomó el video justamente porque Juan Pablo ocupaba un cargo en su campaña. De no haberlo tenido, menos medios de comunicación traerían la noticia y todo hubiera quedado en un asunto de redes sociales.

En el caso de los hijos del presidente -los mayores- ¿por qué no deberíamos meternos con ellos si hay varios indicios de que están metidos en la política y están haciendo negocios? El presidente AMLO se mostró indignado porque Xóchitl interpuso una denuncia contra sus hijos y simplemente bateó las acusaciones de corrupción, pero hay hasta audios que dejan serias dudas sobre si los López están manejando recursos y proyectos en este sexenio.

Esa misma indignación mostró el presidente cuando se publicó el reportaje “Sembrando vida y la fábrica de chocolates“, el cual perfilaba un posible beneficio para una empresa de los hijos de AMLO de uno de los programas estrella del gobierno.

O vea usted el caso de la hija de Romero Deschamps, el exlíder del sindicato de Pemex. Paulina Romero Durán mostraba en sus propias redes su vida de lujos y sus constantes viajes a destinos exóticos, especialmente a Europa.

Entonces, con los hijos sí (hay que meterse), si el hijo es corrupto, clasista, un violador, acosador o infractor de la ley, si es que en verdad queremos terminar con tanta impunidad que hay en el país. Porque al menos con un escarmiento público, la pensarán dos veces.

Espejos rotos: De nada sirvió la “empatía” de Gutiérrez Müller, que agradeció Xóchitl, ni el pronunciamiento de la candidata de Morena, porque ya para el viernes la candidata del PAN-PRI-PRD acusó que el video de su hijo salió del cuarto de guerra de Claudia Sheinbaum.

Síguenos en

Google News
Flipboard