¿Es empacho? Estas son las enfermedades del estomago más comunes en diciembre
Los problemas estomacales son un problema en Diciembre

¿Qué tal estuvo el bacalao o esos romeritos? Seguramente te serviste más de la cuenta y comenzaste a notar algunos dolores en tu vientre, por lo que tuviste que ir al médico a averiguar qué era lo que te sucedía. Te queremos decir que no eres el único que está pasando por esto. 

Durante estas fiestas decembrinas, solemos comer por montones y es que quien se puede negar a unos romeritos o a un pavo ahumado, ni las doce uvas perdonamos en Año Nuevo (y eso que aún falta la rosca de reyes o la tamaliza del 2 de febrero), por lo que esta vez te presentamos algunos de los problemas estomacales más comunes durante esta época de tragazón. Aunque recuerda siempre visitar a tu doctor y no automedicarte.

Acidez y ardor

La acidez y el ardor suelen ir de la mano, pues se producen por el mismo motivo: un exceso de ácido en el estómago. Después de una comida copiosa, el estómago trabaja más de lo habitual y llega a producir demasiado ácido. 

La acidez son las molestias que ese exceso causa en la parte alta del abdomen. Es habitual que ese dolor se acentúe al agacharse o recostarse.

Cuando los ácidos llegan a la garganta, notamos esa sensación de quemazón, tanto en la garganta como en el pecho, que es lo que se denomina ardor. Estas molestias son más habituales entre personas con sobrepeso y embarazadas. 

¿Es empacho? Estas son las enfermedades del estomago más comunes en diciembre - duck-2957809_1920-1280x853

Reflujo

Otro problema muy ligado a la acidez y el ardor es el reflujo y es que después de una comida abundante, es posible tener un sabor agrio en la boca, sensación similar a como si la comida volviese desde el estómago. 

Esta molestia, junto con la acidez y el ardor, suele ser algo puntual. Sin embargo, si se convierte en frecuente (dos veces por semana o más), es conveniente visitar al médico.

Gases

Durante las comidas de Navidad también hablamos mientras comemos y bebemos, eso implica tragar mucho aire. Ese exceso de aire se acumula en el esófago y tiene que salir a través de los eructos

La acidez también puede provocar la necesidad de eructar con frecuencia. Por su parte, las flatulencias son comunes cuando se toman ciertos alimentos.  

¿Es empacho? Estas son las enfermedades del estomago más comunes en diciembre - burger-4614022_1920-1280x853

La náuseas

En ocasiones, el escape de los ácidos del estómago hacia el esófago puede producir ganas de vomitar. Hay otros motivos por los que aparecen, como una intoxicación alimentaria, una alergia o intolerancia a algún ingrediente.

La indigestión

Es una molestia en la parte superior del abdomen acompañada de la sensación constante de tener el estómago lleno, incluso aunque no hayamos comido demasiado. La indigestión también suele acompañarse de acidez y náuseas.

El hipo

Son contracciones involuntarias del diafragma, un músculo situado en el abdomen. Tragar demasiado aire, tomar alcohol o bebidas gaseosas o comer mucho son algunos de los factores que lo producen.

Intoxicaciones

El consumo de alimentos en mal estado, crudos o poco cocinados son las causas principales de las intoxicaciones alimenticias en las Navidades.

Mariscos, pescados crudos y carnes poco cocinadas son las comidas más afectadas por virus, bacterias y parásitos, por lo que siempre es muy recomendable que seamos nosotros los que cocinemos o cozamos los mariscos, congelemos los pescados y nos aseguremos de que las carnes están bien hechas.

Además, siempre hay que guardar la comida que compremos en la nevera y tener mucho cuidado con las mayonesas caseras, limpiando los huevos antes de utilizarlos y desechando la que no hayamos consumido de un día para otro si ha estado mucho tiempo fuera de la nevera. ¡Mejor preparar otra!

Empachos

Los empachos son uno de los problemas digestivos más habituales en Navidad, ya que solemos comer más de lo que nuestro estómago puede procesar en condiciones normales.

Lo suelen provocar, además, los alimentos con mucha grasa, las carnes, frituras, dulces, el alcohol y las bebidas gaseosas, que no suelen faltar en las mesas durante estos días.

Los síntomas van desde dolor estomacal, acidez, gases, estreñimiento, diarrea, vientre hinchado, falta de apetito e incluso vómitos.

Diarrea

Se trata de otro síntoma típico de las fiestas decembrinas, normalmente es debido a las intoxicaciones alimentarias y a los cambios bruscos en la alimentación.

Deberemos reponer líquidos y sales minerales bebiendo agua y zumos y recurrir a los medicamentos antidiarreicos que nos recete nuestro médico.

Todos estos problemas digestivos son bastante habituales en este tipo de eventos. Suelen ser leves, pero muy molestos.

Con información de EFE